martes, 27 de diciembre de 2016

El radicalismo en América Latina

El fundamentalismo islámico de corte Chií ha encontrado un nicho a explotar fuera del Medio Oriente, y este es América Latina.

Así lo señala un informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos, que publicó el documento “El radicalismo islámico en América Latina. De Hezbolá al Daesh”.

El escrito sostiene que ante las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, éste ha buscado nuevas oportunidades y América Latina ha representado un oasis a su asfixiada economía.

El resentimiento común contra el país del Norte ha sido un factor de unión entre los aliados de Irán, entre los que se cuenta Venezuela.

Hugo Chávez fue en su momento uno de los principales interlocutores de Irán con los jefes de Estado de la región, especialmente con Bolivia y Ecuador.

Pero Irán ha ido más allá del factor económico -relata el informe-, ha extendido una red de inteligencia para dos propósitos. “El primero, explotar el potencial de las comunidades musulmanas, y la segunda, planificar atentados en y desde el suelo latinoamericano contra objetivos occidentales e israelíes”.

El brazo ejecutor, bajo la sombra de Irán, ha sido la agrupación terrorista libanesa Hezbolá, que, además, ha encontrado en la región un terreno fértil para el lavado de dinero, reclutamiento y planificación de actividades terroristas”.

El asentamiento en la triple frontera también fue consecuencia de la concentración de la comunidad libanesa y siria en la zona. Su presencia se ha visto facilitada por la corrupción, la debilidad de los gobiernos y los sistemas judiciales, además de la permeabilidad de las fronteras.

En 2011, recuerda el artículo, “había constancia de cerca de 20 miembros de grupos extremistas de Al Qaeda, Hezbolá y Hamas con domicilio en Brasil desde donde recaudaban fondos, difundían propaganda yihadista, reclutaban personal y planificaban atentados”.

En 2013 había un total de siete grupos islámicos que desarrollaban parte de sus actividades en Brasil, y en la Triple Frontera: Hezbolá, Hamas, Jihad Islámica, Al-Gamaá, y el Grupo Islámico Combatiente de Marruecos, además de Al Qaeda y el batallón mediático Jihad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario