martes, 20 de septiembre de 2016

Tocumen prepara licitación de locales de Attenza y Grupo Wisa

El administrador de Finanzas de Tocumen, S.A., Temístocles Rosas, indicó que la oferta se inclina por el mejor alquiler y la renta mínima garantizada, dejando atrás la millonaria figura de llave en mano

A la licitación de 128 locales de la Terminal 1 del aeropuerto internacional de Tocumen, S.A., programada para el próximo octubre, atienden competidores de grandes ligas mundiales. Los comercios mueven un promedio de $20 millones al mes.

Varias empresas, entre nacionales y extranjeras, han tocado la puerta de las oficinas de Tocumen S.A. interesadas en participar en su próxima propuesta comercial libre de impuestos: Duty Free Americas DFA; Aldeasa (World Duty Free Group), la alemana Heinemann Duty Free, y la panameña Attenza Duty Free.

En octubre, sin que Tocumen haya especificado la fecha exacta, entre los locales que salen están cuarenta del grupo Wisa (cuyo accionario principal es Abdul Waked) y 37 que gestiona Attenza (del Grupo Motta), a pesar de que el contrato para estos dos grupos vence en diciembre de 2017.

El adelanto se debe, según Temístocles Rosas, vicepresidente de Administración y Finanzas de Tocumen S.A., "al retiro del grupo Wisa", recientemente incluido en la sancionatoria "Lista Clinton", que prepara la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Por ese señalamiento, que se concretó el 5 de mayo pasado, el grupo se ha visto aislado financieramente de proveedores y potenciales clientes, por el impedimento a ciudadanos y empresas estadounidenses, bajo amenaza de sanción económica y cárcel, de mantener cualquier relación con el grupo. Las ventas se han limitado al efectivo y la mayoría de los proveedores no pueden reabastecer al cliente panameño. Este escenario impide a Wisa, con más de 20 años en el sector, con marcas como La Riviera y La Hora, participar en la licitación próxima a realizarse.

"A nosotros, nos está devolviendo Wisa, ocho espacios. Ellos están diciendo: este negocio no lo continúo. Tiene 40 espacios en los que representa variadas líneas. Hay algunas de esas que han ido devolviendo diciendo que no va a continuar", explica Rosas.

Esta información contrasta con la versión del grupo Wisa que niega la existencia de tal acuerdo. Afirman que cuentan con inventario hasta “diciembre de 2017”, fecha en que se vence la concesión.

Llama la atención que Attenza esté dispuesto a adelantar la licitación antes del vencimiento con el riesgo de que otro grupo internacional se haga de sus locales con una mejor oferta. Este medio espera la respuesta a esta y otras inquietudes.

El directivo de Tocumen S.A. indicó que se llegó a un acuerdo mutuo con el Grupo Wisa, uno de los emporios comerciales de tiendas al detal sin impuestos más reconocidos de la región, con presencia en 14 países de América. “Lo que ha provocado que se haya adelantado la licitación un año antes de la fecha programada, es la situación en la que están estas empresas”, explica Tocumen.

Es decir, quien gane la licitación en octubre, podrá ocupar el espacio de inmediato y Tocumen cobrará un alquiler por los meses que resten hasta que entre en vigencia la fecha de inicio de la concesión", precisó Rosas.

El funcionario estima probable que la licitación se realice "por pedazos", licitar las primeras tiendas que se entregan y luego las otras.

LA FÓRMULA
Aún no está del todo definida la fórmula que empleará el aeropuerto para la licitación, pero Tocumen S.A. sí tiene claro que no repetirá el modelo de "llave en mano". Busca una figura que se acomode a sus intereses. Hasta ahora, lo más probable, según Rosas, es que se inclinen por un alquiler y una renta mínima garantizada, "así es mucho más conveniente para este tipo de negocios", asegura el encargado de las finanzas de Tocumen S.A.

En este momento, el aeropuerto mantiene un canon de arrendamiento de $400 mensuales el metro cuadrado del espacio comercial, más un porcentaje de las ventas del negocio (sin precisar el margen aproximado, que se establece según la línea comercial). Con el modelo que pretende adoptar el aeropuerto para atraer a los inversionistas comerciales, buscarán tiendas "ancla" que podrán permanecer los diez años de vigencia de la licitación. Sin embargo, según explica Rosas, también es posible que haya rotación de tiendas con una vida de 3 o 4 años.

Tocumen, S.A. pretende recibir este año, producto de las ventas comerciales, $96 millones.

El vicepresidente de las finanzas asegura que el bajón de ventas que afecta al Grupo Wisa no ha repercutido en los registros globales del aeropuerto.

CIFRAS BAJO LA LUPA
Pero un análisis de las cifras de ventas totales de los comercios, indican que en agosto Tocumen recibió tres millones menos que a principios de año, por ejemplo.

La ley impide a Rosas divulgar el monto de ventas por empresa, razón por la que concedió a La Estrella de Panamá el comportamiento de ventas desmenuzado por rubro.

En este sentido, los perfumes, un renglón en el que Wisa mantenía una buena porción del mercado, registró ventas por $6,168,745, al mes de agosto, cifra $1,128,786 por debajo de los $7,297,531 que se facturaron en mayo, según datos de Tocumen.

"Wisa vende al contado y con descuento. Aún no hemos hecho el estudio desmenuzado del posible impacto (de la Lista Clinton), sin embargo, no hemos tenido un impacto en las ventas o recaudación de los ingresos, porque aún sabiendo que hay tiendas que están vendiendo a menor costo o menos cantidad, los ingresos no se han afectado", dice Rosas.

Otras líneas, como la electrónica, entre las que se cuentan tiendas del grupo Wisa, mantuvieron un comportamiento estable hasta mayo, con un promedio de $2.5 millones en ventas. Pero en agosto reportó un bajón, con solo $1,759,999. (ver tabla) Al ser Wisa el único concesionario de electrónica en el aeropuerto, la reducción en la recaudación de ingresos se redujo en un 50%.

Este año, Tocumen S.A. espera recibir 14.9 millones de pasajeros, de los cuales 3 millones ingresan al país. Un mercado fijo para las empresas interesadas en los espacios comerciales del aeropuerto, que con la inauguración de la segunda terminal (T2) se incrementará en un 30%.

LA T2 PARA 2018
En 2018, cuando se abra la nueva ala del aeropuerto, el flujo de viajeros aumentará a 19 millones.

Sobre la T2, aún es muy pronto para pensar en la licitación. Rosas explica que espera los resultados de una asesoría que prepara una empresa inglesa (no especificó el nombre) que asesoró al aeropuerto londinense Heathrow, la cual determinará la cantidad de espacios disponibles, el metraje, la posición de las tiendas anclas, etc. El informe estará listo a finales de año.

Una vez se tenga el inventario de la licitación, podrían considerarse varias fórmulas para realizar la licitación: "por línea, por sector o localización en el aeropuerto, o por división de la totalidad de los negocios de la misma línea con el propósito de crear más competencia", explica Rosas. Y añade que la "valoración de los locales se hará según el tipo de negocio, el metraje que del local comercial, y la comercialización del producto con relación a la competencia, o si será el único en el mercado".

El negocio para los inversionistas es tener un local en ambas terminales. "Los operadores arman estrategias comerciales lo suficientemente interesantes para planificar su expansión, aunque quien se gane la primera licitación no necesariamente saldrá victorioso en la segunda fase, pero sí contará con la experiencia que busca Tocumen S.A. al momento de exponer su oferta en relación a precios, condiciones, y otras exigencias básicas.

Año tras año se ha registrado un incremento en los ingresos de Tocumen, S.A. En 2015 hubo ingresos totales por $189 millones. Para el año en curso la perspectiva es terminar con $220 millones relacionados a la actividad aeroportuaria.

El aeropuerto se nutre de tres tipos de ingresos: operaciones aeroportuarias, que incluye la tasa de aeropuerto y los servicios aeroportuarios que pagan las aerolíneas por el uso de las instalaciones. En esta área incluyen pista, bandas, puertas de abordaje, estacionamiento de naves, etc.

La segunda entrada económica la constituyen los ingresos no aeronáuticos, es decir la línea comercial. En este aspecto se contemplan las rentas de los locales de alquiler y el ingreso mínimo garantizado que se cobra a los espacios comerciales.

La tercera fuente de entrada es el alquiler de oficinas para las aerolíneas, para uso administrativo que tienen un canon más bajo en comparación con los comerciales, y la plata que se cobra por los estacionamientos.

La relación del pastel económico de Tocumen S.A. se conforma de la siguiente forma: 40% del sector comercial, 55% del sector aeronáutico y 5% de otros ingresos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario