martes, 12 de abril de 2016

Panamá flexibiliza su postura ante presiones de Francia

El presidente está dispuesto a lograr un punto medio entre el intercambio de información bilateral y la posición de la OCDE que exige conocer de forma multilateral los datos solicitados. Stiglitz y Pieth ayudarán al país

Con una postura más abierta a posibles adaptaciones en la transparencia del sistema financiero del país, el presidente Juan Carlos Varela sostuvo en la tarde de ayer una reunión con abogados, banqueros y funcionarios relacionados al tema de la banca y de valores.

Es también más cauteloso antes de pronunciar “medidas de retorsión”, en vez, habla de “medidas diplomáticas” para solucionar las diferencias. Confía en la solicitud en firme que efectuó a Francia para que rectifique su postura.

No quiere dilatar el tema, pareciera un dolor de cabeza que quiere arrancar de raíz.

Por eso, uno de los primeros pasos será concretar la reunión de los ministros de Finanzas de ambos países programada entre el 25 y 27 de abril próximo. Una cita importante en este amargo trago que le causa al istmo las publicaciones internacionales basadas en 11.5 millones de documentos adquiridos de forma dudosa de la firma Mossack Fonseca que desvelan a políticos y figuras prominentes que utilizaron sociedades anónimas para esconder sus fortunas.

Un segundo punto, que se ha catalizado a raíz de las publicaciones internacionales, consiste en culminar las negociaciones técnicas que efectuaba Panamá con la Organización Económica para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

“Hay un costo para el país en hacer o no hacer nada, en este caso, el que más conviene es el de hacer algo”, indicó el ministro de Economía y Finanzas Dulcidio De la Guardia.

El presidente fue enfático en distinguir las relaciones diplomáticas entre Francia y Panamá, de las negociaciones que está a punto de lograr con la OCDE.

“Las acciones al portador han dejado de ser anónimas, si tenemos que mejorar nuestras leyes lo haremos como un asunto de país, pero no por una presión externa”, manifestó Varela.

La presión de Francia hacia Panamá, “la origina una situación política interna y un conflicto mediático producido por los Papeles de Panamá y no un interés positivo de permitir que la OCDE negocie ciertos temas técnicos con Panamá donde han habido avances importantes”, expresó el mandatario.

El presidente indicó que han solicitado a las firmas de abogados cumplir con las leyes de conocer al cliente y determinar el beneficiario final.

Un tercer paso es integrar a la Comisión de Alto Nivel Presidencial para la Defensa de los Servicios Internacionales y Financieros a dos personalidades que ayudarán a remendar la dañada imagen del país. Ellos son Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía dedicado a temas de desarrollo y transparencia, y Mark Pieth, suizo y experto en temas de gobernanza y transparencia. El Comité adhonorem, revisará las prácticas de los servicios financieros del país para ayudar a mediar posiciones entre con la OCDE.

La posición de Panamá ha sido ofrecer información automática bilateral a aquellos países que la soliciten. La OCDE en cambio, busca un intercambio automático multilateral. En ese sentido, Panamá está dispuesto a encontrar un punto medio que satisfaga a ambas partes, dijo Varela.

Francia ha ejecutado 37 solicitudes a Panamá sobre asuntos fiscales, pero durante el 2013 y 2014 el país se atrasó en dar las respuestas. De ellas, los franceses pidieron una ampliación de varios casos.

A pesar de que la balanza comercial es desfavorable para Panamá, el país está a punto de invertir $240 millones para adquirir de un proveedor francés los trenes de la línea 2 del metro que deberá concluir en 2019.

Aunque el presidente ha amenazado con aplicar medidas de retorsión, indicó que continuará con la compra de los trenes “para no perjudicar al pueblo”.

Varela sostuvo una reunión en la tarde de ayer con empresarios, banqueros, representantes de la Superintendencia de Bancos y de Valores, a quienes informó acerca de las medidas que adoptará el país ante las presiones de Francia que anunció reincorporar a Panamá en la lista de paraísos fiscales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario