jueves, 14 de enero de 2016

Humbert y Arango exigen $54 millones de fianza a Seguros Suramericana

El Mida y la Contraloría reclaman la fianza de pago anticipado y la de incumplimiento en el caso de Riego de Tonosí, que debió ejecutar Hidalgo & Hidalgo

El 15 de diciembre llegaron varias cartas al despacho de Jorge Mejía Delgado, presidente ejecutivo y apoderado de Seguros Suramericana en Panamá. Las misivas provenían del escritorio del Contralor Federico Humbert y del despacho del ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Jorge Arango.

Se trata de documentos meramente protocolares antes de que el Mida sobrepase el plazo para presentarlos, de lo contrario, perdería las fianzas.

Los papeles solicitan a la aseguradora el pago del límite máximo de la fianza de cumplimiento, y la fianza de pago anticipado, del fallido contrato entre el Mida y la empresa Hidalgo & Hidalgo.

“En ninguna de las dos van a recuperar nada. Primero porque la Resolución del Mida que cancela en contrato está en apelación, y si el Tribunal no la declara en firme y la echa para atrás, revive el contrato, aunque es muy probable que para ese momento ya haya transcurrido la fecha de terminación del contrato”, informó una fuente ligada al proceso que pidió reserva.

Dos de las misivas, una firmada por el contralor Federico Humbert y la otra por el Ministro del Mida Jorge Arango, reclaman la fianza de pago anticipado por un total de $ 31,016,923.20. El monto se justifica en dos fechas de emisión de la fianza anticipada de pago, una emitida por la aseguradora en mayo y otra en noviembre de 2012, cada una por $15,508,461.63.

Ambas entidades, se lee en la carta, “dentro del término de 30 días hábiles que otorga cada fianza, reclaman el pago y reintegro de la cuota parte de co-aseguro que le corresponde, 64.65% de $29,267,044 pagados a la empresa como adelanto, suma no reembolsada a la fecha”.

El reclamo, se justifica según las instituciones públicas, porque el contratista no utilizó el dinero adelantado por el Mida en forma oportuna y debida ejecución del contrato, tal como se evidenció en la auditoría de la Contraloría.

Los papeles definen la fianza de pago anticipado como la “garantía exigible en la medida en que el contratista no utilice las sumas de dinero adelantadas para la oportuna y debida ejecución del contrato”.

Mas adelante explica el documento, que el incumplimiento contractual se concretó una “vez que la entidad haya declarado la resolución administrativa del contrato”.

“Ellos van a sacar cuanta defensa encuentren. Lo primero que van a contestar, es que esa Resolución ha sido objeto de una apelación y por lo tanto no van a hacer nada hasta que lo dirima el Tribunal”, añade la fuente.

Otras 2 cartas provenientes de las mismas entidades, con contenido muy similar, reclaman a la empresa la fianza de cumplimiento por $23,262,692.00. Dicho respaldo financiero fue emitido el 3 de febrero de 2012 por la aseguradora, a favor de Hidalgo & Hidalgo.

En este caso, la empresa alega que el proyecto se frustró porque el Gobierno no proporcionó las tierras o servidumbres que se comprometió para la realización del proyecto.

En total, el monto que exige el Estado a la aseguradora suma $54,279,615.20. Este medio hizo varios intentos para conocer la versión de la aseguradora, pero sin éxito.

Las notas enviadas a la empresa, con copia a Gonzálo Pérez Rojas, presidente de la compañía en Colombia, informan que Hidalgo & Hidalgo tenía conocimiento de la decisión del Ministerio de dar por terminado el contrato y que entregó el plazo para la corrección de los hechos que determinaron el inicio del procedimiento de la terminación comercial.

Según la fuente, al gobierno le “conviene hacer un arreglo con la empresa, puesto que los procesos legales pueden tomar una eternidad sin tener certeza de lo que ocurra”.

La empresa ha presentado el reconocimiento de cuentas en que ha incurrido por avance de obra, todos ellos se pueden constatar. “Hay planos, diseños, estudio de factibilidad, etc. En la ejecución del contrato no hubo problema”, añade esta persona.

El gobierno adelantó a Hidalgo & Hidalgo $37 millones que no fueron canalizados en las inversiones para sentar las bases para el posterior desarrollo de la obra. “Ahí empieza otra discusión, ¿cuánto se utilizó verdaderamente para el proyecto y qué dineros fueron desviados?” explica la fuente.

El contrato además, establecía que la empresa presentaría una fianza de cumplimiento del 15% del valor del contrato ($23.2 millones) por 820 días a partir de la orden de proceder del proyecto. La estimación total del proyecto se adjudicó a Hidalgo & Hidalgo por un monto de $155,084,616.31 en enero de 2012.

2 comentarios:

  1. HAY TANTO DINERO ENVUELTO EN ESTE ASUNTO QUE NO ME EXTRAÑARÍA HUBIESE SICARIOS LISTOS A TOMAR DINERO PARA SATISFACER EL SILENCIO DE ALGUIEN COMO PASO EN FINANCIAL PACIFIC. NUESTRA SOCIEDAD ESTÁ CORRUPTA INCLUYENDO LOS EMPRESARIOS QUE NO SON POCOS QUE ANTEPONEN SUS INTERESES PERSONALES A LOS INTERESES DE LA PATRIA-ESTADO QUE SOMOS TODOS LOS PANAMEÑOS. RESPETUOSAMENTE ING. HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO

    ResponderEliminar
  2. !!ME DUELE PANAMA! SUS MALOS HIJOS ESTAN MALTRATANDO A LA PATRIA. LOS INTERESES PERSONALES LOS ANTEPONEN A LOS INTERESES DE LA PATRIA ESTADO QUE SOMOS TIODOS LOS PANAMEÑOS

    ResponderEliminar