lunes, 21 de diciembre de 2015

Carta abierta desde la cárcel La Joya

El 16 de diciembre, Antonio García Castra con cédula 8-192-46, recluído en el centro penitenciario La Joya, envió una carta abierta al mandatario Juan Carlos Varela, que pudiera ser un ejemplo del sentir común del resto de los privados de libertad en reclamo de una justicia igualitaria.

Un ejemplo comparativo de las condiciones de hacinamiento que provoca la mora judicial es el siguiente ejemplo: en Holanda un país con una población de 16.8 millones de habitantes, tiene una población penitenciaria de 11,603 presos. Panamá, en cambio, es un país cuya población no excede los 4 millones, pero en sus cárceles se cuentan 16,200 internos.

García, agoviado por la falta de atención médica, la lentitud con la que se tramita su caso y el hacinamiento, escribe al mandatario: “En su retórica de la campaña electoral nos sumió en un sueño por mejorar la justicia que apoyamos todos los privados de libertad dándole nuestros votos. Hoy después de 18 meses de Gobierno, seguimos sumidos en la misma situación de mora judicial, de la falta de atención médica y medicamentos. En mi caso, ‘Tacoma’, después de que mi familia perdió su hogar y sin visos de un juicio, con hijos menores en riesgo social por la falta de tutela de un padre, estamos sumidos en esta incertidumbre.

Muy por el contrario los de cuello blanco que antes de declararle detención preventiva han sido evaluados, se deja en claro que su atención es muy distinta a la nuestra. La noticia sobre la operación del señor Alejandro Garúz y Luis Cucalón que se encuentran recluídos en centros hospitalarios privados, dejan ver que solo el que tiene dinero tiene acceso a atención médica oportuna y de mejor calidad, pues los de cuello blanco han podido comprar la vida, mientras que nosotros, a pesar de existir un dictamen patológico no recibimos medicamentos. No podemos pensar que estamos en un país de derecho ya que los millones son los que compran la salud, vida y libertad, el resto de los mortales quedamos sumergidos en La Joya Y Joyita” se lee en la nota enviada a este

No hay comentarios:

Publicar un comentario