viernes, 4 de septiembre de 2015

Superintendencia del Mercado de Valores pasa expedientes a Ministerio Público y CSJ

Las investigaciones en marcha en la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) por las irregularidades identificadas en las cuentas de la liquidada Financial Pacific, han puesto en marcha diligencias en la Procuraduría General de la Nación y la Corte Suprema de Justicia (CSJ). La SMV ha refereido hasta tres expedientes al Ministerio Público y otro administrativo a la Corte Suprema de Justicia por posible comisión de delito del expresidente Ricardo Martinelli. Los procesos se refieren a las transacciones de las cuentas High Spirit (cuenta con la que se vincula al exmandatario), Jal Offshore, Distribuidora Comar y la cuenta personal de Martinelli, a quien se señala, entre otros delitos, por filtrar información privilegiada (“insider trading”). Esa cuenta fue la que primero llamó la atención tras la investigación que se abrió por el desfalco de $12 millones a la casa de valores Financial Pacific, en octubre de 2012.

La principal acusada, Mayte Pellegrini, contó a La Estella de Panamá, que Martinelli y sus hijos eran quienes se interesaban por las transacciones de High Spirit.

En diciembre de 2012, Martinelli envió una carta al entonces procurador José Ayú Prado, hoy presidente de la CSJ, en la que confirmó que tenía una cuenta en Financial Pacific, a nombre personal y la había abierto hacía diez años. En otra nota, con el mismo destinatario, aseguró no tener ninguna vinculación con High Spirit.

Según archivos de Financial Pacific a los que tuvo acceso este diario, la última transacción que se hizo de la cuenta personal de Martinelli se registró el 2 de febrero de 2010: una transferencia a la firma de abogados Cane Clark, por $50,091.88, dejando el saldo en cero.

Según Mayte Pellegrini, exempelada de la casa de valores, en sus archivos no consta ni una transferencia posterior a febrero de 2010.

La SMV sostiene que desde High Spirit se manejaban un esquema de inversiones de compra-venta de acciones de la minera Petaquilla.

Las transacciones efectuadas con la compra de acciones de la minera, según la SMV, se realizaron con el uso de información privilegiada, además de una serie de transferencias a terceros. Las sospechas de la SMV con respecto al uso de información privilegiada se fundamentan en la influencia directa que tuvo el exmandatario Martinelli en la composición de la Junta Directiva de esta empresa. En septiembre de 2009,como ya publicó La Estrella de Panamá, Martinelli envió al entonces ministro de Comercio e Industrias Ricardo Quijano a una reunión de la junta de directivos de Petaquilla Minerals para transmitirles que el Gobierno no tenía ninguna objeción en el desarrollo de la mina de oro, pero para obtener el permiso de exportación, debían destituir a Richard Fifer, el principal directivo. Fifer logró conservar su cargo, pero en noviembre de 2009, cuando la junta directiva renunció en pleno, se conformó una nueva comitiva en la que varios allegados a Martinelli se posicionaron en puestos clave. Desde el 16 noviembre de 2009, Joao Manuel fungió como CEO (Chief Executive Officer), Richard Fifer, presidente no ejecutivo; Raúl Ferrer, David Kaplan, David Levy y Daniel Small, como miembros del directorio.

Para la SMV, Raúl Ferrer Arosemena, amigo personal de Martinelli, mantenía una relación de confianza con el expresidente, quien pudo beneficiarse de la compra de acciones antes de que el Gobierno diera luz verde a la exportación de oro y de la venta de acciones antes de que se devaluaran.

Entre las últimas actuaciones de la SMV, este 30 de junio, envió al Ministerio Público una copia del expediente administrativo por posible comisión de delito contra Distribuidora Comar y otros.

La empresa en mención se dedica al negocio de tarjetas de teléfonos y la preside el empresario Juan Luis Correa. Aparecen también como asociados Luis Enrique Martinelli (tesorero) y Ricardo A. Martinelli (secretario), ambos hijos del exmandatario.

Correa reconoció a este diario su participación en la empresa en la que, dijo, “inicialmente estaba Martinelli, y cuando fue presidente puso a sus hijos. Se abrió una cuenta en Financial Pacific como cualquier persona hace una transacción”, manifestó. Y agregó que realizó “un depósito inicial por $20 mil y despúes se transfirieron los fondos”, cuando se cerró.

En una reciente publicación de TVN, que cita un documento de la SMV, se dice que la cuenta de Comar inició actividades con poco más de $20 mil, en junio de 2008, pero una vez Martinelli subió al poder se evidenciaron “manejos irregulares, no sustentados o alejados de la gestión de la cuenta, la mayoría relacionados con transacciones de Petaquilla”.

Estas transacciones no fueron reflejadas como movimientos en efectivo para evitar ser detectados por el ente regulador y las fechas de compra y venta de acciones en Petaquilla por parte de Martinelli coinciden con los movimientos de inversión de Distribuirdora Comar, añade la información.
Otra vez según TVN, el 23 de abril de 2010, la otra cuenta de Martinelli en Financial Pacific, de titulación personal, recibió una transferencia por $50 mil, procedente Cane Clark, firma de abogados con sede en Las Vegas, Nevada (EEUU).

Esta firma, según publica un portal especializado de EEUU (“globallegalpost”) fue acusada por vender acciones a precios exagerados, motivo por el cual son investigados por el Securities and Exchange Commission (SEC por sus siglas en ingles), bajo el FBI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario