jueves, 9 de julio de 2015

‘Varela sabía que se estaba pinchando ilegalmente’: Pérez Balladares

Ernesto Pérez Balladares está decidido a reconquistar por segunda ocasión la silla presidencial. La ardua tarea, no obstante, se inicia en el Partido Revolucionario Democrático (PRD), del cual es fundador. El colectivo atraviesa una de sus peores crisis después de haber sido derrotado en dos elecciones consecutivas. Los enfrentamientos de los diputados por espacios de poder en el Parlamento trasladaron sus diferencias al seno del partido.

Aplomado, vestido con camisa sport -un look inusual-, el “Toro”, como se le conoce al ronco político propone eliminar el clientelismo a través del financiamiento del Estatado.

Entre sus ideas, determinantes y arriesgadas, el exmandatario considera positivo retomar la propuesta de reformas constitucionales efectuadas por el grupo de notables durante la administración de Ricardo Martinelli, y las sometería a referendum.

Como todo político guarda sus ases bajo la manga. Pero adelanta sobre una evidencia que puede comprometer al actual presidente de la república, Juan Carlos Varela mientras se desempeñó como vicepresidente en la cuestionada administración de Ricardo Martinelli.

Quien en 1998 consultó al pueblo para que aprobara la reelección presidencial, hoy propone eliminarla en todos los cargos de elección popular. Pérez Balladares está convencido de que es la rendija por donde se infiltra el clientelismo. Un mal que hoy sufre el PRD y la sociedad entera.

P. ¿Después de los escándalos de pinchazos telefónicos, sospecharía que su teléfono esté intervenido ilegalmente en estos tiempos?
R. No me extraña en lo más mínimo. Yo no tengo certeza de estarlo. Si estuviera haría una conferencia de prensa y lo pongo en auto a los medios y hago una demanda. Pero como no tengo certeza, simplemente no hablo por teléfono.

P. ¿Cree capaz al presidente Juan Carlos Varela de hacer lo mismo después de que se abrió un proceso judicial contra el expresidente Ricardo Martinelli precisamente por este mismo delito?
R. Lo creo capaz. Tengo evidencia de que sí es posible. No de él siendo presidente pero sí cuando era vicepresidente. Él no me pincho, pero era parte del equipo de gente que recibía información de los pinchazos. Es decir, sabía que se estaba haciendo ilegalmente. De que lo hizo Martinelli sí tengo evidencia, y de que lo compartió con el vicepresidente, también la tengo.

P. Dicen que el presidente Juan Carlos Varela tiene una componenda con el expresidente Martin Torrijos.
R. Eso dicen. Sería absurdo. Varela es más inteligente que imponer al PRD su candidato. Martin tiene que ir al PRD a una contienda primaria y se tiene que enfrentar conmigo. Lo que yo si veo son cosas evidentes. Por ejemplo, en la Contraloría nomraron a Federico Humbert. También la mayoría de los asesores están vinculados a Torrijos, te deja la impresión, ¿por qué el presidente lo puso ahí? De alguna forma hay un grado de intercambio de información, de inteligencia, entre ambas personas.

P. ¿Cómo sanearía la Corte Suprema de Justicia?
R. Eso puede ser parte de lo que sería la reforma constitucional, tu puedes tener un artículo transitorio haciendo una nueva Corte Suprema de Justicia y haciendo que los actuales magistrados lleguen hasta el punto "x", antes del término para el cual fueron nombrados. Eso es una propuesta a la sociedad, porque no se le puede proponer ni a la Corte ni a los Diputados.

P. Sin embargo usted ha dicho que no cambiaría la forma en que se escogen los magistrados de la CSJ. ¿Qué cambiaría con su escogencia?
R. La propuesta mía es buscar un sistema en el que le permita a los magistrados de la Corte un salario adecuado indefinidamente, al estilo Costa Rica.Y en dado caso, que la Asamblea Nacional pueda juzgarlos si hubiera causa. Evidentemente para escoger a esta persona debe haber un análisis bien hecho. Yo lo que no creo es que ese es un poder que se debe abrogar la llamada sociedad civil.

P. Un trabajo para toda la vida puede ser un arma de doble filo en nuestros tiempos. Especialmente por las experiencias recientes de venta de fallos.
R. La diferencia es que aquí el magistrado va a tener un sueldo que usualmente va a ganar como abogado exitoso que debe ser alguien que va a la Corte. En segundo lugar, con el sistema actual, se le quitan los años más productivos de su vida con un sueldo de 7,500 mensuales. Ese señor, después de 10 años, si trabajó honradamente se va con la misma cantidad de dinero que ingresó, y tiene la necesidad, buscará trabajo en la firma de abogados que que les falló en contra o a favor. Ahí esta la falla del sistema. Afortunadamente se aprobó una carrera judicial que rompe con la cadena de mando vertical sin independencia de criterios.

P. Usted tiene un caso pendiente en la CSJ. Se encuentra en casación por el presunto delito de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícito. ¿Le preocupa?
R. En lo más mínimo porque tengo la certeza de que lo harán de acuerdo a la justicia. Yo no he cometido ninguna ilegalidad.

P. ¿Podría ser también un as bajo la manga que utilice cualquiera de sus adversarios?
R. Puede ser. Pero si de as bajo la manga se trata yo tengo también varios bajo la mía que puedo usar si se diere el caso.

P. ¿Está pensando en alguno?
R. En varios, dentro del partido y fuera de él.

P. La constituyente prometida por el presidente Varela, a su juicio, se va a concretar?
R. No lo va hacer. La constituyente primaria que Varela ofertó en primarias es una situación muy difícil de controlar, verdaderamente no sabes ni quién va a salir electo que sea diferente a lo que tenemos en la actual Asamblea, ni que propuesta va a haber. Es más inteligente y productivo que tomemos aquella comisión de alto nivel de los Notables que nombró el expresidente Martinelli, que la revisemos y consultemos y se someta a un referendum.

P. ¿Asocia a Benicio Robinson, presidente del PRD, con Ricardo Martinelli?
R. Yo asocio que Ricardo Martinelli persiguió a Benicio Robinson por algún tiempo en Bocas del Toro y después se logró de una forma u otra algún mecanismo de entendimiento personal. El hecho de que un diputado se coordine o se inteligencia con el Ejecutivo es producto de dos cosas: El clientelismo para dar solución a sus comunidades, y dos, del hecho que el único que le puede proveer de esas necesidades es el Ejecutivo.

P. Muchos miembros de su partido cayeron en el clientelismo, hecho que se refleja en la Asmablea Nacional. ¿Cómo combatiría el clientelismo?
R. Se combate quitando los incentivos para lo que lo haya. Si el Estado, y solamente el Estado, paga las campañas electorales y prohíbe el aporte de dineros privados o más allá de lo que el aporte da, tu le quitas el clientelismo. En este concepto el Estado estaría encargado de comprar a los medios el tiempo disponible para propaganda política, de proveer los artículos como gorras, camisetas, etc, y de la movilización. Esas son la áreas más grandes que se necesitan en una campaña política.

P. La mala percepción que tiene la ciudadanía sobre los partidos y la corrupción, ¿podría ser un factor reticente a esta propuesta?
R. Si logramos quitar los incentivos del negocio, es decir, el diputado que quiera correr no tiene que gastarse millones en su campaña que luego tiene que buscarse como resarcirse, porque el Estado se lo proveerá, en función del liderazgo que tenga saldrá electo. En este escenario podrá salir gente muy humilde pero muy capaz, o gente muy rica pero muy capaz también. Supongamos que por algún acto constitucional se prohíbe la reelección de los diputados como lo es la del presidente de una forma inmediata, ¿no crees que bajarían los niveles de clientelismo? Si nosotros repotenciamos la función del representante de corregimiento, que se ha sustituido por el rol de los diputados, y en vez de tener diputados que se elijan por un circuito, los elegimos por una provincia, no crees que bajarían los niveles?

P. Me llama la atención que hable de no a la reelección cuando la propuso lo contrario como presidente.
R. Claro la propuse y la mayoría dijo que no. No quiere la reelección inmediata de nadie, entonces ¿por qué tenemos que tener la de diputado o representante?

P. El PRD se encunentra en una de sus peores pesadillas, ¿cómo recomponerlo?
R. No creo que este peor que lo que estuvo en 1990 después de la invasión de los Estados Unidos a Panamá. El gran problema del partido lo vivimos con la elección del último CEN donde salió como secretario General el señor Juan Carlos Navarro quien luego se convirtió en el peor candidato que hemos tenido, pero ahí infiltraron en el partido el tema del clientelismo. Sobre todo en el en el Congreso Nacional. Ahí es donde esta el problema. Por eso yo propongo ir a una contienda donde pueda votar la totalidad del partido. Es decir, a una primaria para la elección del candidato presidencial.

P. ¿A quién ven como su líder?
R. Están buscando uno. Por eso les estoy ofreciendo mi nombre, mi experiencia y mi capacidad. Mi historia está escrita. Claro que hay algunos errores que quisiera remendar porque se cometieron de buena fe pero en fin fueron errores. Pero no tengo esa desesperación por la presidencia, no me va a ser más feliz. Es una cárcel de vidrio donde toda la gente tiene el derecho de criticarte y abrogarte y los periodistas de reportarlo, así que no es tan sabroso nada.

P. En esta última campaña presidencial ganó uno de los que menos recursos utilizó.
R. El que ganó fue el que se percibió como el adversario de Martinelli, no se cuánto gastó el señor Varela, pero el peor candidato que hemos tenido fue Navarro porque se percibió como una campaña muy mediocre y de acercamiento a Martinelli.

P. Cosa de la que hubo prueba por las reuniones sostenidas entre Navarro y Martinelli que nunca se explicaron.
R. El partido no tenía que aclararlo, tenía que hacerlo el señor Navarro que no lo hizo.

P. ¿Cómo se siente estar en un partido así?
R. Muy mal, muy defraudado, por supuesto, por eso perdimos y por eso el señor Navarro no es bienvenido en las filas del partido. Él es un miembro del partido, y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario