viernes, 17 de julio de 2015

Los ‘más buscados’ del Ministerio Público no aparecen en Interpol

En la página de la Policía Internacional (Interpol) que muestra las personas de nacionalidad panameña requeridas por la justicia, no aparecen los nombres de Ricardo Calvo, Adolfo De Obarrio, Ignacio Fábrega, William Pittí ni Ronny Rodríguez, quienes, entre todos, enfrentan casos por peculado, corrupción de funcionario público y violación de las comunicaciones privadas.

El Ministerio Público ha emitido orden de captura contra los cinco sindicados, lo que, en el lenguaje de Interpol, y de ser acogida la solicitud, se traduciría en una alerta roja de búsqueda, captura y extradición.

Sin embargo, el organismo de coordinación internacional no ha confirmado a La Estrella de Panamá si ha recibido la petición panameña o en qué proceso del protocolo se encuentra.

Sobre esa situación, el Ministerio Público ha manifestado que notificó a la Interpol la captura de los arriba mencionados, pero cuando este diario trató de confirmar la versión de la fiscalía, Interpol negó la información por “razones de seguridad”.

El Ministerio Público explica que al momento de emitir una solicitud, es la Interpol la que evalúa y decide si la admite o la rechaza.

Cabe señalar que cualquier individuo que esté sujeto a un aviso de Interpol debe considerarse inocente mientras no se pruebe su culpabilidad.

Curiosamente, en la sección de desaparecidos tampoco se enlista el nombre de Vernon Ramos, sobre quien, hace más de dos años, las autoridades indicaron que había notificación de búsqueda a Interpol.

Severino Mejía, exviceministro de Gobierno y Justicia, considera que las autoridades deben explicar por qué los requeridos por la justicia no aparecen en la página de la organización. A su juicio , esto origina dudas del procedimiento de búsqueda. “Se deja un vacío de información que se presta a especulaciones y conjeturas”, aclaró el exfuncionario. Más aún tomando en cuenta que si los sindicados “no aparecen en las páginas amarillas, no existen”, concluyó Mejía.

La organización policial internacional sostiene que no tiene un plazo determinado para publicar los perfiles en su página digital o para informar a sus miembros sobre las alertas emitidas.

EL MECANISMO
La base jurídica de la Interpol establece que un aviso se publica únicamente si cumple todas las condiciones para el procesamiento de la información. Por ejemplo, una notificación no será publicada por motivos de carácter político, militar, religioso o racial. Esta podría ser una respuesta del porqué los más recientes prófugos de la justicia panameña (ni Vernon Ramos) no figuran en la lista de Interpol. Aún nadie confirma esta tesis y, a pesar de los señalamientos de la fiscalía, Interpol no ha dado respuesta puntual de si recibió o no las solicitudes.

Otra vía de cooperación de alerta es la boleta de “difusión”. Esto es menos formal que un aviso, pero se utiliza para solicitar la detención o localización de un individuo, o para recolectar información adicional en relación con una investigación policial. Esto se realiza directamente a través del Buró Central de Interpol.

En total, la Interpol trabaja con ocho tipos de alerta: roja, amarilla, azul, negra, verde, naranja, morada y una notificación especial del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Son avisos internacionales que utilizan las fuerzas policiales para intercambiar información sobre delitos, delincuentes y amenazas o peligros globales.

La organización cuenta con 190 miembros. En Panamá, la sede está ubicada en las oficinas de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

Actualmente, hay 24 personas de nacionalidad panameña, dos mujeres y 22 hombres, requeridas por Interpol, señaladas por distintos delitos como homicidio, homicidio agravado, secuestro, falsificación de documentos, hurto agravado y otros.

Entre los desaparecidos se encuentran seis personas, dos mujeres y un hombre adultos, y tres menores de edad, entre ellos Mónica Serrano, de quien no hay rastro desde el 2004.

A lo largo de su casi un siglo de historia, la Interpol ha colaborado en combatir el crimen en el mundo.

Recientemente, fueron incluidos en la lista de los más buscados siete directivos de la Asociación de la Federación Internacional de Fútbol señalados de blanqueo de capitales, fraude y obstrucción de la justicia.

En su momento, la Interpol puso sus ojos en peligrosos asesinos como Ed Gein, el tejano que mató y despellejó a más de treinta personas, en la década de 1950, y hasta en el mismo Jack “El Destripador”.

A. Coriat / M. Testa

No hay comentarios:

Publicar un comentario