jueves, 2 de julio de 2015

Alto funcionario del Minseg en acto bochornoso

El asesor jurídico del Ministerio de Seguridad, Roderick Rubén Rivera, mientras fungía como viceministro encargado, protagonizó un bochornoso incidente. En evidente estado de ebriedad, acosó a dos damas en una discoteca de la localidad y fue conducido a la Sala de Guardia de la Policía y posteriormente al Juzgado Nocturno, donde recibió de la jueza en funciones una amonestación verbal.

Los hechos quedaron registrados en los informes policiales, y en una nota interna del Ministerio de Seguridad que detalla la violación de 7 artículos del Decreto Ejecutivo No. 246 que dicta el Código de Ética de los Servidores Públicos.

En los mencionados reportes se detalla que el pasado 24 de mayo en la discoteca “Nitros” ubicada en Milla 8, en los estacionamientos de la plaza comercial, a las 2:30 de la madrugada uno de los miembros de la seguridad del local solicitó apoyo a las unidades de la Policía Nacional a fin de sacar de la discoteca a un ciudadano en evidente estado de embriaguez.

Dos mujeres extranjeras se quejaban de que el señor, Rivera, las acosó y les faltó el respeto. Ante la situación, los guardias expulsaron al hombre de la discoteca. Le solicitaron que se identifique pero éste se negó. En cambio, amenazó a los uniformados. Les dijo que “ellos no sabían quién era él. Que trabajaba con el Presidente de la República Juan Carlos Varela y solicitó el nombre de todas las unidades”. Les dijo que los “botarán a todos y que los iba a trasladar a Darién ya que él, en una manera descomedida y ofensiva, le valía ver... con las unidades policiales”.

Según el documento al que tuvo acceso este diario, Rivera intimidó a los guardias al solicitar que llamaran al Comisionado Omar Pinzón, Director de la Policía Nacional. Amenazaba con que conocía al Comisionado Frank Ábrego, Director del Servicio Nacional de Fronteras, y al Comisionado Erik Amaya, “con la clara intención de intimidar a las unidades policiales”, señala la nota.

Ante la situación, los policías trasladaron a Rivera a la Sala de Guardia de Santa Marta donde éste mostró su cédula. El caso fue remitido al juzgado nocturno donde Rivera mostró a la Juez una copia de la Gaceta Oficial del 12 de Mayo de 2015 en la que fue nombrado viceministro de la cartera de seguridad en forma temporal.

La jueza lo amonestó verbalmente, y éste, después se disculpó y solicitó “su intención de terminar el caso lo más discretamente posible”, de acuerdo al informe.

Según Rodolfo Aguilera, ministro de Seguridad, el caso de Rivera se encuentra en estudio. Sin embargo, en la carta que envió el secretario general del ministerio al jefe de la cartera, se deja claro que el comportamiento de “Rivera denigra, con creces, la imagen del Ministerio”. Que cometió faltas graves y que ha observado “una conducta en su vida privada que ofende el orden, la moral pública, y que menoscaba el prestigio de la institución con el agravante de que al momento de los hechos usurpó la designación” que ostentaba, se aprecia en la carta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario