lunes, 23 de marzo de 2015

¿Qué definirá al nuevo Superintendente de la SMV?

El presidente Juan Carlos Varela anunció que en esta semana, tal vez hoy mismo, nombrará el reemplazo del director de la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV).

No se trata de una designación fácil, si se considera el reciente pasado que contagió a la entidad del escándalo e irregularidades detectadas en la casa de valores Financial Pacific.

A casi tres años de que la SMV decidiera iniciar la primera de dos interevenciones a la casa de valores, aún persisten preguntas importantes sobre el rol que jugó la entidad regente y las autoridades judiciales que impidieron una oportuna investigación a Financial Pacific.

Por lo anterior, el nombramiento del sucesor(a) de la dirección de la SMV adquiere una importante connotación. "Se requiere de una persona que conozca el negocio, que entienda las complejidades de las liquidaciones, el tema operativo y los requisitos de transparencia en el sistema" afirma Roberto Brenes, director de la Comisión Nacional de Valores.

Brenes recordó que el tema de “Financial Pacific es casi un enigma que se lo debemos al descabellado Amparo de Garantías que acogió el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, hoy destituido, Alejandro Moncada Luna, y que sirvió para tapar cualquier cantidad de registros para siempre”, rememora. "Aludiendo daño a los accionistas, el responsable de eso tiene un nombre propio: Moncada Luna, esas cosas le deben de salir a él en todos los delitos que tiene pendientes en el Ministerio Público" afirma Brenes.

Carlos Barsallo, exdirector de la SMV, opina que la palabra clave en esta figura es "independencia de la industria que va a regular, y de la política. A veces la falta de independencia en estos dos grupos llega a ser un problema endémico, es uno de los retos mayores en las evaluaciones internacionales".

Barsallo dice que lo importante es "liderar con el ejemplo y cuando se tenga certeza de que la casa este limpia, entonces trabajar". Explica que no es bueno para la moral de la institución demorar el reemplazo cuando debía ser nombrado en enero, "típico renacimiento de las instituciones cada cambio de gobierno" acota.

Lo difícil es encontrar estas características en una persona que esté dispuesta a servir al país. En el sector privado, un directivo gana tres veces más que los $7,500 -menos deducciones- que recibe al mes el director de la SMV. En estas condiciones, es casi por amor a la patria que una persona esté dispuesta a dejar su trabajo para irse al sector público, manifiesta el economista Felipe Chapman. Explica que la figura tiene que "ser una combinación de técnica con características de personalidad". La primera, añade, es fundamental que entienda el funcionamiento del mercado de capitales. "Y hago énfasis en ello porque muchas veces se confunde, se piensa que alguien que conoce el mercado bancario entiende el de valores, y no es así" precisa.

Sin pausa agrega Chapman que la "nueva dirección de la SMV debe ser una persona con madurez, experiencia, seguridad, carácter para tomar decisiones duras sin titubeos, y que domine bien el tema, de lo contrario se vuelve más influenciable de opiniones externas".

Chapman fue más allá. "Yo creo que parte de los problemas que experimentó la SMV es que nunca se logró una amalgama entre el Superintendente y la Junta Directiva. Abood (Alejandro Abood, exdirector) tuvo muchos problemas con la Junta Directiva. Es fundamental que cuente con el apoyo. Hubo diferencia de visiones" manifiesta.

Chapman y Brenes recomiendan que se reabra la investigación contra Financial Pacific en la que el fiscal Julio Laffaurie solicitó sobreseimiento a favor de los exdirectivos de la casa de valores. Laffaurie fue denunciado por Pellegrini de omitir pesquisas específicas que comprobarían varios delitos cometidos por los exdirectivos con en el uso de cuentas de los clientes de la casa de valores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario