jueves, 5 de febrero de 2015

American Airparts explica modificaciones al contrato

Una adenda aprobada por el Ministerio de Seguridad para extender el tiempo del contrato de repotenciación de cuatro naves Bell 212 (contrato 11-2010) adjudicado a a la empresa American Airparts no incluyó el pago de recursos adicionales a los $20,643,520 del contrato original.

Así lo dice un comunicado enviada por esta empresa, a La Estrella de Panamá, en relación a la nota publicada por este diario el 23 de enero pasado, que hacía alusión a la suspensión de los pagos a la empresa por el Ministerio de Seguridad.

La nota, firmada por el representante legal de la compañía, John Pinto, aclara que en diciembre de 2013, el Ministerio de Seguridad autorizó el aumento del valor del contrato, tras la inclusión en las tares asignadas la reparación del helicóptero (AN-121) que había sido originalmente asignado mediante el contrato 10-2008 a la empresa Hellitech Services y que esta no llegó a reparar.

Esta información corrobora la nota publicada por este diario en diciembre 12 de 2014.

American Airparts especifica también en la carta, que las adendas para la extensión del tiempo del contrato se solicitaron en razón de la demora del gobierno para efectuar los pagos pactados al momento de firmar la cesión del contrato original .

En ese sentido, coincide con información divulgada por este diario el 23 de enero 2015, acerca del pago de $6,193,056 realizados a la empresa.

La carta de American Airparts también se refiere a información difundida en este diario basada en el “Blue Book” o libro azul, que detalla los precios de referencia en el mercado de venta de helicópteros.

En la nota dirigida a este diario por parte de American Airparts, se hace alusión a otra publicación: “The Aircraft Bluebook”, texto que enlista los precios de referencia de aeronaves, no de helicópteros. Sin embargo este texto no fue consultado por este diario.

Adicionalmente, John Pinto envió copias de las ofertas de la página de internet “Controller”, para la venta de helicópteros con años de fabricación similares a los que el Estado envió a reparación. Estos están cerca de un precio de $3 millones.

En total, por esta serie de contratos para la repotenciación de las cinco naves Bell 212 propiedad estatal, se han efectuado pagos por aproximadamente $21 millones —a la empresa canadiense Hellitech Services, Hellitech Support Services ($15,537,500) y American Airparts el resto—. A cambio, el Estado ha recibido solo dos helicópteros; AN-120 y AN-121.

En el camino se perdió el objetivo original del contrato asignado a American Airparts, que era la repotenciación de las naves, por el reemplazo de los helicópteros, pues la empresa al final terminó adquiriendo cuatro naves en el extranjero que repusieron las del Estado.

Entre las naves sustituidas por las originales figura la AN-121, que recientemente recibió el gobierno.

En este renglón, cabe la pregunta ¿cuál es el paredero del helicóptero que se envió a Canadá a reparar, que entre las cinco enviadas al norte era la que en mejores condiciones presentaba?

No hay comentarios:

Publicar un comentario