martes, 2 de diciembre de 2014

Jugosos réditos daba Coacecss por los depósitos de plazo fijo

En un periodo de dos años, la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Empleados de la Caja de Seguro Social (Coacecss) recibió unos $52 millones en depósitos de plazo fijo provenientes de clientes extranjeros referidos por Financial Pacific y Offshore CD Network Inc.

De ese dinero, $40 millones correspondían a Offshore CD Network Inc.; mientras que los $12.9 millones restantes provenían de Financial Pacific, que utilizó como intermediaria a la primera.

Era un negocio muy atractivo para estos promotores. Los intereses que pagaba la cooperativa, que oscilaban entre el 6% y el 9%, eran superiores a los que ofrecía la banca regular. Pero, además, las dos empresas recibían una comisión de acuerdo con la cantidad depositada o por la renovación del plazo fijo.

Martha Luna Véliz, exinterventora de la cooperativa, reveló a La Estrella de Panamá cifras que ella misma califica de “alarmantes” y que, según Luna Véliz, sangraron la cooperativa. La interventora también señaló que, según las investigaciones, la casa de valores depositó dineros de sus supuestos clientes, luna práctica prohibida, por lo que la Superintendencia de Mercado de Valores inició una investigación al respecto.

PLAZOS FIJOS Y COMISIONES
El 21 de julio de 2012, Martha Luna Véliz, exinterventora de Coacecss, citó a los 300 delegados de la cooperativa para informarles la situación por la que atravesaba la entidad y los planes a seguir.

La tarea no le sería fácil. Con la intervención, había despojado de su puesto al gerente de la Cooperativa, Ernesto Vaughan, quien había manejado la entidad durante los últimos seis años.
Hasta el día de hoy, Vaughan considera que la situación financiera de la cooperativa no justificaba una intervención. Tanto él como la Junta Directiva han visto esta acción como un acto arbitrario de la entonces directora del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (Ipacoop) Ana Giselle Rosas.

La reunión con los delegados empezó con varios traspiés. Habían transcurrido dos horas y los auditores del Ipacoop apenas explicaban la tercera filmina. Desesperada, Luna Véliz tomó el micrófono y con su voz alta, dijo: “Señores, existen contratos con agentes promotores de depósito”. Inmediatamente, sacó el libro de actas y explicó a los delegados que la Junta Directiva conocía de un contrato mediante el cual la empresa Offshore CD Network se comprometía a proporcionar ahorros a largo plazo, a bajos intereses, para dar auge a la cooperativa.

“Esto era lo que decía en los libros”, dijo Luna Véliz, añadiendo que “en la práctica, todo era muy distinto”.

Según la exinterventora, la cooperativa ofrecía plazos fijos con vencimientos de 3, 6, 9 y 12 meses con intereses variados, que iban desde 6.25% hasta el 9%. Los contratos se tasaban según la cantidad de dinero del depósito. Pero ahí no terminaba el asunto. Según Luna Véliz, lo alarmante eran las comisiones que se pagaba a los promotores por depositar los dineros en la cooperativa: “el representante de Offshore se ganaba el 2% sobre el 9% que se pagaba por el plazo fijo, mientras que, en total, a la cooperativa le costaba un 11% el depósito, lo que iba en detrimento de los ahorristas, ya que la cooperativa prestaba el dinero al mismo interés”, explica Luna Véliz.

Y continúa la explicación: “a un año, la comisión era de 2.5%; a dos, era 3%; a tres años, era 3.25%; a cuatro, 3.5%; a cinco, era 3.75%, sobre el interés de 9%. Adicionalmente, había un 2% de comisión por cada depósito renovado y un 1.5% por cada tres meses el saldo que se mantenía en cuenta de ahorro”, indicó Luna Véliz.

Según la exinterventora, a la cooperativa le costaba hasta el 14% captar los dineros de estas empresas. “Offshore CD Network se había ganado $465 mil solo en comisiones hasta diciembre de 2011. Los plazos fijos eran de los gringos que trajo esta compañía. Financial Pacific utilizó a Offshore como intermediario. Esto se traducía en que por cada depósito que hiciera Financial Pacific, Offshore ganaba una comisión”, detalla Luna Véliz.

Offshore fue creada en el Registró Público en el 2010. Gilbert Straub figura como presidente, asesor en temas financieros. La sociedad se disolvió en marzo de 2013.

La exinterventora notó que la información ligada a las cuentas que mantenía la casa de valores en Coacecss detallaba que “algunos fondos eran propios, y otros, fondos de clientes, pero no se mencionaba el nombre del cliente”, acota.

En un informe elaborado para la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), Luna Véliz envió copia de los due diligence (investigación que se hace del cliente antes de aperturar la cuenta con el ánimo de confirmar si se trata de dineros lícitos) explicando la situación, puesto que Coacecss, según la interventora, no se preocupaba por confirmar lo propio. La ventaja era que la cooperativa sacaba copia de los cheques depositados para que quedara registrado el firmante.

Para hacer frente a los vencimientos de los plazos fijos de la cooperativa, ésta tenía al momento en que se inició la intervención una cuenta de corriente en el Banco Nacional con un saldo de aproximadamente $25 millones sin invertir o ganar intereses.

Financial Pacific “jugó” con $12.9 millones en distintos periodos del 2011-12 hasta el momento de la invervención, explica la Luna Veliz, con fecha posterior a la misma ya no volvieron a depositar en la cooperativa. A continuación detalla la forma: “Ellos mantenían depósitos fuertes como de un millón, y al tiempo, estaban metiendo otro cheque; podría ser el mismo dinero que entraba y salía, pero lo importante es que cobraban las comisiones por el saldo cada tres meses, por ejemplo”. Agrega que la “comisión se pagaba a Offshore Cd Network y ésta le pagaba a Financial, ya que las comisiones solamente se le daban a quien llevaba el cliente. Yo pedí a gritos a la Fiscalía que auditaran a Offshore, pero nunca lo hicieron”, se lamenta la exinterventora.

INDICACIONES PRECISAS
Una fuente a la que tuvo acceso La Estrella de Panamá confirmó a este diario la existencia de correos electrónicos internos (de Financial Pacifi) que solicitaban a Mayte Pellegrini que depositara en Coacecss, de la cuenta de determinados clientes, montos estipulados, el interés deseado y el plazo.

La misma fuente agregó que en otras ocasiones se le indicó a Oscar Rodríguez, contador de Financial, que no posteara en la cuenta del cliente el nombre de la entidad donde se depositaban los dineros, pues se trataba de información interna que no necesariamente este debía conocer. En vez, se recomendaba postear en la cuenta que se trataba de un Money Market —instrumento financiero de alta liquidez disponible a corto plazo—.

La interventora indicó que, de ser cierto, éste sería un acto ilegal, ya que al cliente no se le está explicando el riesgo que corre su dinero. A menos, añade, que el cliente haya firmado un contrato en el que acepte que los directivos podrían invertir sus dineros donde quisieran y el cliente asumiría el riesgo, explica.

West Valdés, exdirectivo de la casa de valores, prefirió “no comentar sobre una investigación que no ha sido resuelta”, indicó.

LOS CHEQUES DE FP
En 2012, varios plazos fijos de Financial llegabana su vencimiento. Luna Véliz consultó con Ana Giselle Rosas qué hacer con estos dineros. La exinterventora había solicitado al Ipacoop autorización para suspender la devolución de los plazos fijos que vencían, entre los que figuraban los de Financial Pacific y otros del Suntracss, cuyo pago afectaría la liquidez de la cooperativa, ya que el monto era alto. El Ipacoop suspendió por 45 días los retiros de cualquier depósito.

“Debíamos $812,000 a Financial pero no los entregué a West Valdés. Después de los 45 días se le envió el pago a Maruquel Pabón —interventora de Financial Pacific—, quien solicitó toda la información de la casa de valores”, admite Luna Véliz.

Fueron dos o tres cheques que se le pagaron vencidos los 45 días, pero a Financial aún le quedaba un saldo de $1,231,410 que se todavía está pendiente para pagar a prorrata, con todos los otros depositantes.

Luna Véliz agrega que, anteriormente, a finales de junio ,ya se le había entregado un cheque a la casa de valores por aproximadamente $1.9 millones, sin que ella hubiera intervenido en ese pago.

Sergio Morales, abogado de algunos miembros de la Junta Directiva de Coacecss, criticó a Luna Véliz por haber pagado a la casa de valores sus dineros en lugar de cancelarlos con el resto de los ahorristas, que en la mayoría de los casos no recuperarán su dinero completo. Morales tiene la impresión de que el nombramiento de Luna Véliz como interventora tenía como propósito salvar los dineros de la casa de valores.

Ella lo refuta rotundamente. Asegura que ella fue quien denunció ante las autoridades la relación de Coacecss con Financial Pacific, y que a todos los depositantes externos que solicitaron su dinero en ese periodo éste les fue devuelto.

La salida de estos dineros consta, según la interventora, en los estados financieros de Coacecss, y, a su vez, debe haber un registro en los depósitos que efectuó la casa de valores ya que se confeccionaron cheques a nombre de Financial Pacific.

No hay comentarios:

Publicar un comentario