domingo, 21 de diciembre de 2014

Homicidio culposo en caso de neonatos

La investigación por el caso de muerte de nueve neonatos, el año pasado, apunta a la farmacéutica Melia Mock y al jefe de Neonatología. Existen pruebas contundentes para imputar por homicidio culposo a la farmacéutica Melia Mock y al doctor Iván Sierra, jefe de la Sala de Neonatología de la Caja del Seguro Social, en el caso de intoxicación y muerte de un grupo de neonatos el 12 de junio de 2013, durante la administración de Guillermo Sáez Llorens.

Así lo informó en el día de ayer a los padres de los bebés afectados la fiscal décima, Vielka Vargas.

La investigación que ha permitido apuntar tanto al doctor Sierra como a la farmacéutica, como presuntos culpables se basa en un informe médico ampliado, elaborado por un equipo de nueve profesionales, entre ellos consultores y auditores de distintas ramas.

La farmacéutica Melia Mock es la fabricante de la fórmula parenteral sumnistrada a los neonatos y que contenía alcohol bencílico, sustancia prohibida en la administración de neonatos.

Isauro González, abogado de Salomón Moreno, padre de Milagros, una de las bebés afectadas por la intoxicación, indicó que la Fiscalía intenta identificar a los responsables de la compra y a aquellos que autorizaron el uso de la heparina con alcohol bencílico en la sala donde se utilizaban dos marcas de heparina —Fada, de orígen argentino, y Pisa, fabricada en México—. Al inicio de las investigaciones, motivada por la misma inquietud, La Estrella de Panamá contactó a los fabricantes de ambos medicamentos intentando conocer si alguno de ellos había presentado irregularidades. Ambos fabricantes señalaron que no se habían recibido reclamos de otros mercados en los que se vendieron frascos del mismo lote identificado durante la investigación. Es decir, que los productores de la heparina con 5% de concentración de alcohol bencílico, un preservante, no retiraron ningún frasco del mercado.

Aún así, insistió González, el hecho de que no se hayan detectado irregularidades no exime a nadie la responsabilidad de su uso, ya que en los envases se advierte claramente de las consecuencias de ser administrados a recién nacidos y embarazadas.

Ayer, la cita con los padres duró casi tres horas. En febrero volverán a reunirse.

Vargas considera que la investigación aún requiere unos meses antes de ser enviada al juzgado con la vista fiscal.

SE AMPLIARÁ INFORME MÉDICO
En lo sucesivo, según la fiscal, se continuará ahondando en el informe médico para determinar si se amplía el círculo de culpabilidad.

No obstante, indicó Vargas, en otras fiscalías se efectúan investigaciones que involucran al exdirector de la institución y al exdirector de Farmacias y Drogas del Ministerio de Salud, Eric Conte. Por los cargos que ocupan estos, agregó, las pesquisas salen de su jurisdicción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario