jueves, 20 de noviembre de 2014

Abood justifica contratación de Fábrega en Superintendencia

El exsuperintendente sabía que se fugaba  información de la institución, tres años después se enteró que se trataba  de Ignacio Fábrega

Alejandro Abood, superintendente del Mercado de Valores (SMV) —2011 a 2014—,  sospechaba que en el engranaje de la entidad reguladora que dirigía, “alguien” estaba filtrando información confidencial, relativa a las decisiones tomadas por la Junta Directiva, los pasos a seguir y las quejas de los clientes. La información le llegaba a la casa de valores Financial Pacific, precisamente en momentos en que ésta era investigada, a través de correos electrónicos que salían de la misma SMV.

Abood conversó con La Estrella de Panamá para aclarar hechos puntuales relacionados con la desaparición del oficial de la Dirección de Supervision de la SMV, Vernon Ramos, así como sobre el rol desempeñado por su jefe inmediato, Ignacio Fábrega, director de Supervisión de la SMV, querellado por presunto delito contra la administración pública.

LA APROBACIÓN
—¿Cómo llegó Ignacio, Nacho, Fábrega De Obarrio a la Superintendencia?, preguntó este diario  a Abood.
—El señor Fábrega no vino recomendado por nadie. Nosotros hicimos una búsqueda y no encontramos a nadie. Posteriormente, una señora de nombre “Soledad”, que según se comentaba tenía una relación con Jimmy Papadimitru  (exministro de la Presidencia), nos hizo llegar su hoja de vida”—, dice Abood.

El exsuperintendente defiende el nombramiento de Fábrega por “su experiencia como  banquero de muchos años y su disposición a trabajar por un salario de $3.500 dólares mensuales”, justfica.

Pero Fábrega no fue el  único nombrado en la institución gracias al visto bueno de Soledad Filipionok, quien trabajaba en el Ministerio de la Presidencia y solía aprobar las contrataciones en algunos puestos oficiales.

“Fábrega no dominaba los aspectos técnicos del mercado de valores, pero como él había muchos otros en su momento. En cambio, era muy bueno con las cifras y las finanzas”, dice Abood.

Además, por varios meses estuvo anunciada la vacante y no se consiguió a la persona con el perfil deseado. “Solo contrato a personas calificadas”, asegura Abood.

“Eso sí, cuando había que sancionar a alguien lo hacía;  yo lamento mucho que Fábrega haya tomado la decisión de filtrar información a Financial Pacific”, agrega Abood.

Pero tampoco parece que esta grave falta le preocupara mucho. Pasaron tres años antes de que Abood descubriera —en realidad fueron los funcionarios de la Superintendencia— que Fábrega hacía de doble agente. El asunto se hizo evidente cuando los funcionarios de la SMV intervinieron Financial Pacific un 2 de julio de 2014 y se toparon con Fábrega, mezclado entre el resto del personal de la casa de valores, como si se tratara de uno de ellos. Los testigos de aquella escena relatan que al ver a los interventores, Fábrega se dirigió a su cubículo, recogió sus cosas personales y se retiró del lugar.

Apenas unos días antes había renunciado a su puesto como Director de Supervisión de la SMV.
—Es ingenuo pensar que  Fábrega revelaba información privilegiada sin recibir nada a cambio—, comentó La Estrella de Panamá.
—Creáme, que yo ya me he enterado de ciertas cosas—, responde Abood.
—¿Cómo es posible que nadie se haya percatado de que había una fuga de información hacia Financial Pacific?

Abood  señala que en el año 2012 empezó a sospechar que alguien estaba filtrando información a la casa de valores cuando se impidió una dilitencia judicial.

Precisamente para aquella fecha, el proceso de reorganización que pretendía efectuar la SMV a Financial Pacific se frustró, cuando casualmente, los abogados de la casa de valores interpusieron un amparo de garantías ante la Corte Suprema de Justicia, que cayó en manos del entonces presidente —y ahora magistrado separado— Alejandro Moncada Luna. Este aceptó la medida y suspendió la acción, devolviendo el control administrativo a los exdirectivos de la casa de valores.

“Yo no sospeché de Fábrega”, confiesa Abood, agregando que, en enero 2013, una querella interpuesta por los directivos de Financial  lo apartó del caso.  Desde ahí, “no supe más nada de Financial Pacific; y no era un tema que me interesara seguir viendo”, añade Abood.

A pesar de sus palabras, Abood considera que él, y no Vernon Ramos, era quien estaba en el ojo de la tormenta en el caso Financial Pacific.
— ¿Por qué razón no se escarbó a fondo hasta encontrar al delator?
—Nosotros no hacemos micro management y dudo que nadie tuviera acceso a los correos de los funcionarios. Hasta donde yo sé, solo se llegó a hacer una auditoría a la computadora de Fabrega cuando se le encontró allá en Financial Pacific”—,  argumenta Abood.

Abood admite que Financial Pacific “era un escollo en la oficina; un dolor de cabeza diario”. Aún asi, Abood no se atreve a asegurar que la desaparición de Vernon Ramos tenga relación con las investigaciones que éste efectuaba sobre la casa de valores.
 
LOS INFORMES ERRADOS
Fábrega tuvo un incidente con Mitzi Arrieta, una oficial de la SMV, con quien discrepó en relación a un reporte  contable de Financial Pacific. Urrieta  detectó activos falsos en los estados financieros de esta casa de valores y lo documentó, cosa que enfureció a Fábrega, quien llegó a gritarle e insultarla.

Pero ella no se doblegó con la presión de Fábrega.
—¿Cómo resolvió eso, Abood?
—Yo me enteré y le pedí a Juan Manuel Martans, secretario general de la SMV que interviniera. Le dije: ‘mira, me enteré que tienen esta situación ahí; por favor resuélvela”, y ya, explica Abood.

Abood “no tiene idea” de cuál fue el desenlace. “Entendí que tenía que decir quién estaba en lo correcto y llamarles la atención para que no pelearan”, explica el exsuperintendente. Recuerda que él estaba impedido de conocer sobre el caso.

Abood también reconoció que el 16 de noviembre, fecha en que desapareció Vernon, éste  tuvo una reunión con Ignacio Fábrega en la que  le llamó  la atención sobre las cifras erradas contenidas en un documento. Abood no especifica si es del caso Financial, pero asegura que “había una información errada y nosotros no podemos estar produciendo información errada. Cualquiera que produzca información errada, se le llama la atención”, declara Abood.

Después de la junta, Vernon recibió atención médica en el Hospital San Fernando por una crisis de hipertensión.

En el caso Financial Pacific, Mayte Pellegrini, exsecretaria de la casa de valores, vinculó una cuenta del exmandatario Ricardo Martinelli, supuestamente utilizada para manipular acciones de la minera Petaquilla, aprovechándose de información privilegiada. Informes de la SMV apuntan a irregularidades financieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario