miércoles, 3 de julio de 2013

Ministro del MIDES, su renuncia le haría un bien a la sociedad

En estas últimas semanas viví de cerca las limitantes que enfrentan barrios enteros en los que se crían niños que aprenden el modelo de las pandillas, lo imitan y se hacen igual que ellos.

Conocí a madres adolescentes que vendían su cuerpo para alimentar a sus hijos, también se insertaron en las pandillas, vendían y consumían droga.  Era como lo describí en una de mis notas; prácticamente un viaje al infierno de Dante. 

La realización de estas crónicas me ocupó varias semanas en las que tuve que entrevistar a la licenciada Fania Ruíz de la oficina de Desarrollo Social Seguro del MIDES.

En su oportunidad la licenciada Ruíz me contó que manejaba la oficina con 100 mil dólares al año para un proyecto llamado "Acción por una Esperanza" que pretende intervenir en jóvenes de alto riesgo, sin embargo no tienen control ni estadísticas de los muchachos que capacitan en su última fase. Hago este recuento para ilustrar y darle a usted una idea de por qué en tan solo cinco años las pandillas se han multiplicado en forma exponencial, el número de pandilleros aumentó en 441%. Es decir, de 1,385 se incrementó a 7,500 según las estadísticas del Ministerio de Seguridad. 

Pero lo insólito e indignante es que el Ministro que debe estar al tanto de estos problemas y que debe desarrollar políticas para evitar la emancipación de los mas de 203 mil Ninis (Ni trabajan ni estudian)  que quedaron excluidos del boom económico, de los miles de pandilleros, madres adolescentes y sus hijos que nacen en zonas de riesgo social, no tiene idea que es su trabajo. Insisto; ¡no tiene idea que es su trabajo!

Mis compañeros de La Estrella dieron seguimiento a la serie de tres entregas que retratan una realidad social cruda sobre los tópicos mencionados y le preguntaron a Ferrufino sobre los programas de reinserción que tiene su ministerio para adolescentes en riesgo, pandillerismo, deserción escolar y adolescentes embarazadas y esto fue lo que les respondió;

"Eso es responsabilidad de Educación, el MIDES solo tiene programas para fortalecer a la familia". El colega le recalcó que estos jóvenes son parte de las familias y le preguntó que planes había para ellos; "los que no tienen que hacer nada pues que vayan buscando trabajo porque hay bastante trabajo" dijo Ferrufino.

Los "Ninis" tienen que trabajar dijo Ferrufino, "hay trabajo de sobra inclusive no se encuentran trabajadoras domésticas agregó el ministro, hay el primer empleo pero lo que pasa es que no se quieren insertar señor, están a la libre" agregó el ministro.

Es decir, por sus palabras, el ministro ni siquiera está anuente que dentro de la institución que maneja hay una oficina que se encarga de los jóvenes en riesgo.  Habrá que presentarle a la licenciada Ruíz para que se recuerde de ella y de que su oficina requiere un presupuesto más cónsono con su labor.

Lo anterior es el resultado de una persona analfabeta al mando de un ministerio estructural de la sociedad.  Se trata de un hombre sin ningún tipo de academia, preparación o mérito en un puesto titular de suma importancia social para el país.

Ahora confirmo porqué en los barrios rojos mientras hacía mis entrevistas las personas me mencionaban que el MIDES ni se aparecía por ahí, que no los conocían, no sabían de ellos, etc. También confirmo las palabras de Héctor Brands del movimiento "Nueva Generación"  que durante la entrevista dijo; "Ferrufino tu te la pasas con tus subsidios pero aquí no has hecho nada".  Y es verdad, la prevención primaria y secundaria de jóvenes en riesgo está principalmente en manos de los pastores o grupos religiosos, la empresa privada y fundaciones, pero el gobierno es totalmente ausente en los problemas que usted y yo vamos a sufrir con mas ahínco en los próximos años cuando veamos asaltos, robos, homicidios y otro delitos mas cerca de nuestro vivir diario.

Al escribir éstas líneas me pregunto ¿qué pensará el Ministro de Seguridad Raúl Mulino de todo esto? Es decir, mientras que uno llena las calles de policías para evitar el pandillerismo y bajar los índices de delincuencias, el otro no tiene idea que debe hacer un trabajo preventivo con estas gentes.  ¡Vamos bien!

Que triste es palpar este tipo de personas en puestos tan delicados como el MIDES, donde se pueden crear tantas oportunidades para la sociedad en general, pero cuando están bajo una cabeza ignorante se hace prácticamente imposible hacer entender a la arrogancia que evade sus responsabilidades.

3 comentarios:

  1. Ejemplos como este tenemos de sobra, nombramiento de individuos sin importar su preparación académica y profesional, si son o no aptos para el puesto, teniendo como único requisito ser allegados o familia.

    ResponderEliminar
  2. Pues Ferrufino no engaña a nadie, se la pasa en politica y paseos. Pero tampoco el estado jamas podra reemplazar a la familia y es absurdo pensar que debe haber un programa o Ministerio para arreglar todo tipo de problemas que son imposibles que el estado solucione. Lo unico que hace es llenar todo de burocracia y despilfarrar.

    ResponderEliminar
  3. en una época donde ya se inició el período de elecciones, todos y digo todos se ocuparan de atender lo político y jamás a atender tan necesaria observación que nos menciona Adela y el equipo de "La Estrella de Panamà". Hay ya una Ciencia existente para tratar estos problemas que están trabajando en países cuyos Gobernantes de turno están preocupados por las generaciones futuras. Hay que diseñar el Plan a seguir para atender los problemas aquí expuestos y es una labor permanente de cualquier Administrador del Estado los de turno y los que vendrán pero necesitamos el plan del concepto de país y basándonos en contestar que país queremos para nuestras futuras generaciones nos lleva por un camino ya trillado hacia un mejor ambiente de vida de nuestra Sociedad enferma. La fiebre NO esttáen la Sábana que ganariamos dandole dinero a FANIA RUIZ si ella no sabría que hacer con el de no tener ya en mano que hacer que sea un efectivo plan. Hay que atender este problema y no mirar jamás hacia otro lado diseñemos que país queremos para que vivan nuestras próximas generaciones en ambiente lo mas adecuado posible. Tenemos un talón de Aquiles, de no planificar científicamente nuestro porvenir. Sigamos con el esfuerzo de ADELITA y convirtamos la inquietud planteada en un gran grito que se escuche por nuestros Administradores de turno del Estado y los que estan por venir. Hay que incluir un plan dentro de la campaña que contemple ¿Que Panamá queremos para el futuro de nuestras generaciones venideras?
    Ing. Humberto E. Reynolds de Unamuno

    ResponderEliminar