jueves, 25 de julio de 2013

EIA ya tiene las causas de muertes

Dos soluciones parenterales dieron positivo en alcohol bencílico, fármaco contraindicado por la FDA en neonatos prematuros

El alcohol bencílico no solo estaba presente en la orina de los cinco bebés que habían sobrevivido al episodio crítico en la Sala de Neonatología del Complejo de la Caja de Seguro Social (CSS) a mediados de junio pasado, además se encontró en la del que falleció posteriormente.

También se encontró en dos muestras de mezclas. Se presume son las que contienen solución parenteral, que se le administró a los hijos de Yilany Bernardo y Mayorith Batista.

Así lo indican los resultados del Instituto Especializados de Análisis (IEA) de la Universidad de Panamá, según un documento al que tuvo acceso La Estrella.

Aunque en primera instancia se registró el fallecimiento de ocho prematuros entre el 12 y el 17 de junio pasado, solo se enviaron a este laboratorio dos de estas mezclas, quedando seis sin análisis por parte del IEA.

El documento también detalla el origen del alcohol bencílico. Según estos exámenes, en dos clases de heparina -una de origen mexicano, Inhepar Pisa México lote C 052285 que expira en mayo de 2015, y la otra de Argentina denominada Sobrius FADA PHARMA lote 23682 con expiración en agosto de 2014- salieron positivas; es decir, contenían alcohol bencílico.

LA SOLUCIÓN 
Los componentes de esta sustancia, no obstante, no deben sorprender a las autoridades de la CSS que utilizan estos medicamentos con frecuencia y éxito en varios procedimientos. Pero sí pueden sorprender al equipo médico que trabaja en la Sala de Neonatología. Especialmente si la persona que confeccionó la solución parenteral es la misma que desde hace más de una década ha preparado esta nutrición sin contratiempo.

La experiencia, seguramente, recuerda tanto al director de auditoría, o a quien efectúa las compras de los medicamentos, pero sobre todo al equipo médico que lo administra, sobre los efectos del alcohol bencílico (puede ocasionar síndrome de gaspyng) o de una sobredosis de heparina (causa hemorragias) en neonatos.

Curiosamente, un cuadro de acidosis metabólica se presentó en una de las bebés que falleció, no obstante, todas las autopsias coinciden en hemorragias.

EFECTOS POR EL USO 
Una de las necropsias realizadas por el Instituto de Medicina Legal confirma que de acuerdo al expediente clínico analizado hubo una falla renal que ‘produjo un sangrado generalizado en sus órganos internos incluyendo tejidos nerviosos que se observan en el examen interno de la necropsia que le causaron la muerte’ al bebé. El equipo médico especializado de la CSS debería estar al tanto de las consecuencias que produce el alcohol bencílico en estas criaturas.

Se lee muy claro en las advertencias de la Heparina Sobrius sobre los fatales efectos que puede causar la sustancia en neonatos: ‘el producto contiene alcohol bencílico, que puede provocar un síndrome fatal en infantes prematuros’, dicen las contraindicaciones. Aunado a esto, la Food and Drug Administration (FDA) ha lanzado múltiples anuncios en el mundo previniendo la muerte de prematuros por el alcohol bencílico. Seguramente los expertos que han arribado del extranjero (CDC y OPS) dominan la materia a la perfección, ade más conocerán también que dentro de la solución parenteral había otra sustancia llamada Nirpid, con la que se debe tener precaución en pacientes con acidosis metabólica o desórdenes de la coagulación sanguínea, pues puede producir sobrecarga de líquido, entre otras consecuencias.

¿ADMINISTRACIÓN INDEBIDA? 
La pregunta que aún no aclaran las autoridades del Ministerio de Salud o de la CSS es ¿por qué se administró heparina con alcohol bencílico en la Sala de Neonatología teniendo en cuenta sus antecedentes? Con los resultados obtenidos las autoridades deberían haber emitido un diagnóstico de fondo sobre la causa precisa de la muerte de estos bebés y lo que pudo haber ocurrido, sin embargo, hasta ahora no han ofrecido un reporte oficial de lo sucedido.

¿Será ésta una intención deliberada de tratar de eximir la responsabilidad de algún funcionario?

El análisis del IEA también señala que ‘las muestras no evidencian presencia de endoxinas’.

La CSS ha efectuado varias compras apremiantes de nutrición parenteral mientras se esclarecen las averiguaciones de la muerte de los neonatos. El primer anuncio en Panamá Compras se publicó el 27 de junio pasado. Por el momento las autoridades han señalado que suspendieron la preparación de esta nutrición a los neonatos en la Sala hasta conocer qué causó las muertes.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario