lunes, 6 de mayo de 2013

Los secretos de un buen café

La catación nacional cuenta con varias categorías; Natural, Geisha lavado que representa el mejor Geisha del mundo, y café tradicional.


Boquete esta listo para saborear los mejores cafés de su tierra. La competencia internacional, "Lo mejor de Panamá" tiene 46 lotes que entraron en la XVII catación internacional del mejor café de la región.

Los jueces, 16 en total, provenientes de una gama variada de países del mundo, tendrán en su paladar la difícil decisión de seleccionar a los ganadores de la muestra.

Para quienes saboreamos un café directo de la taza, pero desconocemos mas detalles de su cosecha y clasificación, vale la pena hacer algunas observaciones.

La catación nacional cuenta con varias categorías; Natural, Geisha lavado que representa el mejor Geisha del mundo, y café tradicional.

En todas estas selecciones se lograron puntajes de clasificación que permiten medir su calidad, aroma, sabor y textura a nivel mundial.

Este año encontraron cafeces muy buenas, de excelente calidad y que representan un aspecto muy importante dentro de esta catación internacional, así lo explicó Francisco Serracín, coordinador de logística de la catación.

En una catación después del olfato viene el sabor, vital en esta prueba.


¿Qué se busca en un café? Aspectos básicos son la fragancia del café; el olor a café cuando aún no se le añade agua; el aroma; cuando se le añade agua y se rompe la capa superior de la muestra de café y emana un aroma vaporizado de la taza en prueba.

Después del olfato viene el sabor. Vital en esta prueba. El primer sorbo que se lleva a la boca, que toca los labios, se siente en el paladar y después de varios sorbos si el sabor inicial se mantiene. Y ahí no termina. Después se busca el resabio o el regusto; es el sabor que queda en el paladar y que debe perdurar sin desajustar los niveles de calidad.

Después pasamos al cuerpo; es el peso del café en cuanto a su tendencia hacia lo no dulce, que no se siente muy líquido sino que esté cremoso y que se sienta que recubre la boca. Y para cerrar con broche de oro, los jueces evalúan el balance; es decir, que todas las características estén equilibradas y además que donde el café haya sido procesado se haga bien, que este limpio, que tenga un dulzor y uniformidad en todas las tazas. Solo de imaginarlo se me hace agua la boca.

Explican los expertos que el café de Panamá tiene una acidez que procede de las frías temperaturas nocturnas que solo se encuentran en tierras altas.

De todas los detalles a calificar, uno de ellos es revisar que la estructura que presenta la muestra se mantenga hasta que se enfría la taza o si pierde ese balance.

Disfrutemos una deliciosa taza en "Lo mejor de Panamá", del 6 al 8 de mayo. Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario