martes, 27 de noviembre de 2012

Más ayuda para rescatar a dos miembros de la Cruz Roja

Johnson y Alemán están desaparecidos desde el sábado.

Seis rescatistas de la Cruz Roja Mexicana arribarán al país en horas de la mañana para colaborar en la búsqueda de dos de sus compañeros panameños desaparecidos desde el sábado pasado mientras acudían al llamado de auxilio en Colón. A ellos se suman otros 10 expertos colombianos que en conjunto asistirán al sitio del accidente donde se supone esta ubicado el auto que desapareció con Johnson y Alemán dentro, ambos panameños. El vehículo se deslizó quebrada abajo después de ser sepultado por un alud de tierra cuyo peso al parecer cedió la carretera y se desgajó con ambos dentro del vehículo, desde ese momento las autoridades panameñas han efectuado ingentes esfuerzos para dar con su paradero, sin embargo, se han visto en la necesidad de solicitar ayuda a sus homólogos mexicanos y colombianos. El manual de procedimiento para este tipo de rescates indica que cada unidad no puede trabajar mas de 72 horas, en ese caso, deben ser relevados por nuevos rescatistas para continuar la búsqueda.

La cruz roja ha enviado paquetes con artículos de higiene, comida, para las familias necesitadas, continúa con los centros de acopio y agradece a la comunidad panameña la positiva y solidaria reacción que han tenido hacia sus compatriotas que quedaron afectados por un sistema de baja presión que ocasionó lluvias intensas dejando a mas de 23 comunidades afectadas.

Otros centros de recolección bajo el liderazgo de la primera Dama de la República se formalizaron en parques de la ciudad para facilitar el acopio y envío de comida a estas zonas.

La mas reciente evaluación del Sistema Nacional de Protección Civil SINAPROC registra 1570 viviendas, 6561 personas afectadas, 3 muertes, 2 desaparecidos, 40 escuelas con daños. Se declara zona segura el sector oeste de Panamá, mas no así el área caribeña del sector Atlántico de Colón como Donoso. En las comunidades donde ya se es posible caminar por las calles se pueden observar a la orilla electrodomésticos, muebles, colchones, y casas que delatan las marcas de agua que les llegó prácticamente a la mitad de sus puertas.

Las personas cargan de un lado para otro hornos, enseres y lo que sea necesario para salvar sus pertenencias de este desastre que ha dejado a su paso el agua. En tanto, las cuadrillas del Ministerio de Salud empiezan a movilizarse para sanear los sitios donde las aguas han bajado de nivel y así evitar infestaciones en la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario