viernes, 14 de agosto de 2020

"Preveemos un incremento de casos, basados en la experiencia de apertura de otros bloques económicos"

El doctor Camilo Alleyne indicó que aún no ha hecho un modelaje del aumento de contagios por Covid-19 una vez que se inicien las nuevas actividades económicas. El Minsa se prepara con nuevos centros de atención hospitalaria


Camilo Alleyne.


El doctor Camilo Alleyne, miembro del Consejo Consultivo del Ministerio de Salud (Minsa), insiste en que gran parte de la situación que vive el país en cuanto a la pandemia se debe a que la población no cumple disciplinadamente con las tres “C” que deben imponerse al virus: evitar lugares congestionados, evitar lugares cerrados y contacto con la gente. Sin embargo, existen otros factores que contribuyeron a que la situación del virus se haya descontrolado. No solo en cuanto a la cantidad de positivos acumulados que ha contado el país, cifra que se acerca a las más dramáticas proyecciones internacionales efectuadas al inicio de la pandemia, sino en cuanto a la estrategia empleada por las autoridades para atender las necesidades de la población, los tratamientos y el manejo de los casos activos.

Alleyne compara la conducta de los panameños con otras latitudes en las que las autoridades han sido más estrictas en cuanto al cumplimiento de las normas, incluso al extremo de ir a la cárcel. No se atreve a proporcionar una cifra del aumento de casos a raíz de la próxima apertura de ciertas actividades económicas a partir del lunes 17 de agosto. “Sería irresponsable”, dice, aunque el Ministerio de Salud se prepara para ese escenario con la habilitación de los centros de convenciones. El panorama es complicado, ni siquiera llegan las cuatro mil pruebas diarias de PRC, meta que se plantean los científicos como parte de la estrategia contra el virus. Próximamente llegarán al país un millón de pruebas para cumplir con este objetivo. Entre tanto, la población continúa en una cuarentena impuesta desde hace cinco meses, la situación económica se agrava cada día más y el Estado deja de percibir los ingresos que requiere para el funcionamiento.



Aún se espera que surjan más casos positivos, ¿qué proyección han efectuado de aquí en adelante especialmente con la apertura de otras actividades económicas?
Definitivamente la experiencia de las aperturas de actividades tienen un impacto. Hay que calcular los riesgos y los efectos que trae la apertura gradual entre ese balance de la salud y la prevención de contagios desde el punto de vista de evitar mayores casos de mortalidad, sin que haya una asfixia de la economía. Todos los panameños hemos estado viviendo una apertura de la cuarentena de facto y de una serie de factores que la sociedad. Ante el largo periodo de la cuarentena y la situación económica en la que casi el 50% de las personas que han resultado positivas pertenecen a una economía informal, obviamente la empresa privada en conjunto con la no recaudación de ingresos del Estado y el pago de tributos, la pandemia persiste en fase 4 a pesar de una serie de factores que pueden indicar una relativa mejoría y que pueden significar un avance muy lento y poco profundo en materia de mejoría de la pandemia. Vale la pena resaltar que hay una corresponsabilidad social que es muy importante. Hay tres cosas que los expertos dicen que no hay ningún medicamento que de tratamiento efectivo al virus y que pueda lograr contenerlo. Las únicas medidas que existen y siguen siendo las prioritarias es el lavado de manos periódico, la aplicación de sustancias como alcohol; dos, la utilización de mascarillas que permitan contener el goteo aéreo y tres, el distanciamiento físico entre personas. Aunado a eso, los japoneses decían de las tres “c”: evitar lugares cerrados y poca circulación de aire, evitar conglomeraciones y evitar la cercanía o contacto con las personas. Finalmente el tratamiento de evitar los contagios se basa en la disciplina social ciudadana.

Pero insisto en conocer cuál es la proyección de nuevos casos y la estrategia del Minsa al respecto...
En epidemiología se habla del modelaje epidemiológico que da una perspectiva relativa de lo que puede pasar, pero no garantiza. Podemos prever un incremento de casos basados en la experiencia que hemos tenido por la apertura de bloques anteriores. Ya tenemos un incremento que no deja de variar, un promedio de 800 a mil casos diarios y un lamentable fallecimiento de pacientes de 20 a 40 personas diariamente. Vinculado a los impactos, riesgos y controles, no dudo que pueda haber un impacto en la incidencia de casos positivos y posiblemente en mayor cantidad. Sin embargo, se ha hecho una planeación desde el gobierno en conjunto con la empresa privada, con la idea de que la ciudadanía ojalá adopte las medidas descritas. No te puedo decir en qué porcentaje va aumentar. No me atrevo, porque he visto a personas decir que va haber 50 mil muertos y el London College estimó que habrían 170 mil casos positivos acumulados, pero sí estoy convencido que habrá un porcentaje de incremento. No se ha hecho un modelaje exacto y no me gustaría seguir insistiendo en un porcentaje específico porque sería irresponsable. Hay un incremento tentativo pero no le puedo decir una cantidad exacta, no hay duda que habrá aumento por la experiencia pasada. En este caso hay una gradualidad y hay una serie de factores que minimizan los contagios si la gente sigue las indicaciones de higiene.

¿Cuál es la explicación de que el índice de positividad se mantenga en un 30%?
Precisamente ese es el tema principal de la pandemia. Posiblemente al inicio se manejó basado en un plan intensivo y la mortalidad en forma principal, en el sentido de que mucho surgió el tema de letalidad que es la cantidad de muertos vinculados al número de casos. Pero la preparación comunitaria que se ha efectuado recientemente, hace un mes y pico, para reforzar la trazabilidad. Esa forma de detectar los positivos y sus contactos, prevenir que sigan contagiándose es una logística bastante seria para nuestro país y vinculada a la personalidad y características de nuestra población que no tienen esa disciplina del japonés o del suizo. No es deslindar responsabilidades pero lo más importante es vincular la responsabilidad al proceso, eso nos permite que los casos se sigan transmitiendo porque no hay una adecuada preparación comunitaria. Además hay violación de la disciplina sanitaria en esa corresponsabilidad ciudadana con respecto al uso de la mascarilla, lavarse las manos y mantener el distanciamiento físico, donde existen problemas de hacinamiento y pobreza que es típico de nuestro país.

Es decir, que mantendremos ese porcentaje de positividad porque los positivos siguen en casa hacinados, no en los hoteles. ¿Por qué ni el 1% de los positivos se encuentra en hoteles si sabemos que esa es la forma para detener el virus en hogares que no cuentan con la posibilidad de distanciamientos?
Precisamente ahora la acción del gobierno en conjunto con la empresa privada hemos garantizado la alimentación para que no estén buscando en la calle. Como le digo, 50% de los pacientes positivos son de la economía informal. Entonces la gente que está en casa y no obedecen las condiciones sigue saliendo a buscar el mantenimiento económico. Lo que hemos hecho ahora es prevenir que la gente vaya a la calles.

Pero en casa no tienen condiciones para aislarse de los familiares, aunque tengan comida...
Mucha gente rechaza ir a los hoteles y además no hay una imposición de meterlos al hotel, a menos que la persona sea positiva y se le detecte en las calles, pero no hay una obligatoriedad para que vaya a hoteles. Además, la gente prefiere quedarse en casa. Es verdad que hay hacinamiento, pero lo más importante es el contacto con todos los que están en casa, y deben de cuidar las condiciones, el problema más grande es el incumplimiento de las indicaciones sanitarias. Si hay cuatro personas y las cuatro cumplen con no salir, eso ayuda a que no continúe la transmisión, queremos cortar la transmisión con las bolsas con comida que estamos llevando a los hogares, así como medicamentos y asistencia. Todo eso ayuda a que la gente no salga de los hogares y no disperse el virus. Es un problema sociológico, cultural, educativo de la población. En Singapur no puedes ir sin mascarilla en el tren, no puedes hablar, y si lo haces vas a la cárcel, y si eres extranjero te deportan. Aquí la gente sale a la calle y hasta en el supermercado se viola la ley, siguen haciendo lo que les da la gana. Es un tema de apropiación de responsabilidades.

La disyuntiva económica entre morir de hambre y contagiarse está agravando la situación...
Ahí está el balance que debemos tener. Dice el diario New York Times, no hay mejoría en la economía si no hay solución de la pandemia es una correlación muy difícil, no hay solución económica si no hay apertura, pero no hay apertura si hay problemas de pandemia. Llevamos cinco meses en confinamiento de una forma u otra y la situación económica es un agravante. Ahora no quiere decir que hay una apertura irresponsable, sino una coordinada con impacto y manejo. Sin embargo, aún que tu hagas la apertura, si el ciudadano se apropia de lavar sus manos, ponerse la mascarilla y no estar cerca, podríamos hacer muchas cosas. En muchos países por el tipo de cultura ciudadana, han abierto pero la gente está consciente de que tiene que cumplir con eso.

Los centros de convenciones que se han adaptado con camas, ¿quiénes serán atendidos ahí?
Como aumentan los casos, así mismo aumenta la relación 80, 15, 5. Es decir, 80% se puede infectar y hay un grupo asintomático, 20% se puede enfermar de los cuales 15% van a tener síntomas de leves a moderados que pueden necesitar cama, y el 5% puede llegar a complicarse y puede llegar a un estado grave. En base a eso y en base a la demanda, con la posibilidad de que exista demanda y se desborde la atención hospitalaria el Estado tiene que prever para que la gente no se quede sin atención hospitalaria.

Los tratamientos que se están dando a los pacientes, ¿qué tipo de fármacos se están empleando y cuáles están siendo más efectivos?
En materia de tratamiento se eliminó la hidroxicloriquina y se volvió a aplicar el protocolo nuevamente donde se le permite a los médicos utilizarlo en base a su criterio profesional independiente, no es obligatorio. Ese es el protocolo y obviamente la oxigenoterapia, la aplicación de dexametasona y otra serie de sustancias vinculantes a la citoquina y es un protocolo generalizado que tienen los médicos a su disposición.

¿Por qué no se están cumpliendo las 4 mil pruebas diarias?
Eso está vinculado a una serie de cosas, primero la cantidad de pruebas que existen en el mercado y la disponibilidad de las mismas. Segundo, el flujo de la detección de los factores de riesgo porque los pacientes que vienen con algunos síntomas a los centros de salud y la acción epidemiológica que se hace en las casas donde existen los clusters y un mayor riesgo. Hay una serie de factores vinculantes a eso que tienen que ver con la cantidad de pruebas disponibles, el acceso a la gente, el ir a la casa para hacer las pruebas. Incluso ahora hay gente que no quiere hacerse la pruebas porque tiene miedo de aparecer en la aplicación donde se les detecta. Pero sin embargo, se compraron unas máquinas que son para hacer hisopados y todo eso va aumentar la cantidad de pruebas que se van hacer.

Pero si no llegamos a las expectativas impuestas por ustedes mismos, ¿cómo vamos a conocer la cantidad de contagiados y sus contactos?, es un círculo vicioso...
La cantidad de pruebas que se comenzó fue toda una dificultad, pero eso ahora con una experiencia de más de seis meses y el mundo con la experiencia. La pandemia inició con un problema de las pruebas en Panamá y todos lados, después vino un proceso de la producción luego de acaparamiento de los países en las compras y ahora hay una liberalización de las pruebas, ahora se deben estar comprando más de un millón de pruebas que deben estar entrando en el país para aumentar la cantidad de pruebas que se tienen como meta.

Con estas nuevas estrategias, ¿cuál debe ser el comportamiento, pico, en la meseta de la curva? ¿En qué fase?
Hay una disminución del RT (velocidad de transmisión del virus) que es una forma de decir un contagio de uno a uno, o uno a dos, dependiendo el RT, pero lo más importante es que todo esto tendrá un impacto cuando los ciudadanos se apropien de implementar las medidas de higiene como lavarse las manos, el uso de mascarillas, y de mantener la distancia. Además que los contagiados no salgan de la casa, como tercer punto que le demos soporte técnico y económico con las bolsas de comida y evitar la aglomeración y el contacto directo. Si eso se hace, fuera de lo que está haciendo el gobierno y la empresa privada, yo percibo que vamos a mejorar y cambiar. Si los ciudadanos hacen caso y no tengamos que implementar y forzar la ley, esa es la clave para que descendamos la curva dramáticamente.

Los gremios empresariales están solicitando que se les tome en cuenta para las propuestas presentadas al Ministerio y no han recibido respuesta, ¿qué tiene que decirles?
Eso no es tan así porque yo no estoy defendiendo posiciones de ningún lado. Estamos haciendo una labor social de humanización y ayudando al país con los mejores aportes que podamos. Siendo objetivo, en esa apertura hay una mesa en la que participan el Ministerio de Salud, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Trabajo y los empresarios que se reúnen los lunes e n el Consejo Consultivo. Ahí se discute la apertura y todas las decisiones son consensuadas en ese grupo Después de las decisiones se pasan el Ejecutivo y toma la decisión. Sin embargo, yo creo que hay que ir en paralelo y cruzando las líneas donde logremos controlar la pandemia y abrir gradualmente.

¿Cuándo piensan hacer la próxima apertura?
Todos los lunes se reúne el equipo y se miden los indicadores de salud. No es una cosa arbitraria sino que se discuten y se evalúan lo de salud, la apertura y la parte económica. Hay un balance. Se va a ir abriendo sobre la marcha gradualmente todo hasta que podamos tener una economía balanceada pero sin afectar la salud.

¿Cuál es la explicación científica de que los fines de semana se imponga una cuarentena total?
La pandemia no tiene medicina o vacuna aún. La única cosa que existe es la cuarentena.

Llevamos seis meses de la misma forma y los casos han ido en aumento.
No hay la menor duda de que la pandemia se controla con el lavado de las manos, mascarilla y distanciamiento. Yo creo que la cuarentena se va a ir suspendiendo, próximamente se va evaluar después de esta semana y se va a ir quitando a la gradualidad.

El sentimiento compartido es que llevamos seis meses en cuarentena y la pandemia se le descontroló al Minsa, muchos ciudadanos sienten la represión de su movilidad...
¿Se acuerda cuando abrieron el bloque dos?, fue un lunes y el sábado o domingo se cerró. Lógicamente cuando eso ocurrió fue el abrupto incremento de los casos porque lógicamente no había un sistema de control sobre la apertura. Ahora que lo hay vamos a ver cuáles son las evaluaciones. Estoy seguro que como tu te sientes y como se siente la mayoría de la población próximamente se va a ir levantando la cuarentena, pero eso sí, cuando se levante lo más importante es que la gente va a tener que apropiarse de su propio cuidado y ser consciente de que si cumple con las tres “c”, va a mejorar todo.

¿Qué evaluación le merece la vacuna rusa?
Hay una serie de cuestionamientos de los estadounidenses sobre si cumplieron todas las fases, lo cuestionan en la parte occidental pero ellos siguen sosteniendo que en el mes de septiembre y octubre van a publicar todos los indicadores que garantizan que su vacuna es segura. Pero hay una serie de vacunas que pueden salir. Próximamente para el otro año debemos tener una vacuna.

CAMILO ALLEYNE
Es miembro del Comité Consultivo del Ministerio de Salud
  • Nombre completo: Camilo Alleyne
  • Nacimiento: 4 de julio de 1952, Colón, Panamá.
  • Ocupación: Ginecólogo especialista en reproducción humana.
  • Resumen de su carrera: Director del proyecto hospitalario a realizarse en el área de Altaplaza Mall, siendo su gestor, atendiendo la coordinación administrativa, médica y de estructura. Director General del Centro Médico Hospitalario en desarrollo Albrook Mall Medical Center. Gestor, Presidente de la Junta Directiva, CEO y Director Médico del Hospital Punta Pacífica hoy Pacífica Salud Afiliado a Johns Hopkins Medicine International. Durante su periodo como Presidente de la Junta Directiva se logró la acreditación de la Joint Commission International (JCI) siendo el primer hospital privado de haber logrado dicha distinción en la primera visita de JCI logrando estar en un 3% de los hospitales del mundo que logran en este tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario