lunes, 6 de julio de 2020

"Que los patrones respalden con su dinero y con su bolsillo lo que están haciendo con su pluma"


José María Castillo, abogado del expresidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), explicó que el secuestro por $1.1 millones en bienes y valores que interpuso su cliente en contra del diario La Prensa el 20 de diciembre de 2019, responde a una estrategia legal para agilizar el proceso que por casi ocho años, desde que se interpuso la demanda civil en 2012 por afectar la honra de su representado, permaneció estancado.¡

"Créanme que la acción de secuestro está relacionada con los Amparos que se presentaron, la dilación. Estaba en un punto de que teníamos que hacer algo, no tiene nada que ver con el tema político", señaló Castillo quien insistió que no se secuestró la administración del diario para no afectar el ejercicio periodístico del medio.

El diario solicitó una fianza a la juez Alina Castro De León, a cargo del proceso civil, en este respecto Castillo añadió que "a las personas que les interesa que este medio siga, están obligados a hacer una vaca y a poner de su bolsillo y consignar la fianza para que se levante. De otra forma simplemente demuestran una falta de interés".

Como una ventana a la solución alternativa del conflicto, el defensor comunicó que siempre han estado dispuestos a conversar estos temas, pero lamentablemente "no hemos tenido la misma actitud de la contraparte. Hay una posición de terquedad, de empecinamiento de que yo no pido perdón. Esa posición nos lleva a un enfrentamiento patrimonial, económico que se desarrolla en un proceso civil perfectamente legal", describió el licenciado Castillo.

La defensa del expresidente realizó una conferencia de prensa virtual en la que en primera instancia hizo un recuento del caso. Explicó que la demanda por $5.5 millones en contra del rotativo es consecuencia de dos noticias publicadas por La Prensa en marzo de 2012 en las que asoció al exgobernante con el delito de blanqueo de capitales. A raíz de las notas periodísticas, el exmandatario solicitó la retractación al diario debido a la errónea interpretación de una prueba que se obtuvo del expediente. La versión del abogado es que antes de interponer la demanda, se hizo la petición pero sin éxito, manchando la honra de su representado.

Si la fianza que consigna y cumple con los requisitos legales "estamos completamente de acuerdo y me alivia que la hayan consignado", manifestó Castillo, "si no cumple, evidentemente yo tengo que hacer un trabajo".

En forma insistente el licenciado recalcó que Pérez Balladares no está por el dinero, y que el producto de este proceso será donado a la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá, escuela de Comunicación Social, luego de atender los honorarios de abogados y peritos.

"Personas normales se atienden de manera normal, personas que se encierran en resentimientos no se puede, por eso el ambiente tiene que ser bueno", insistió el defensor quien sugirió que la ocasión es oportuna para abrir un debate sobre el ejercicio del periodismo y los límites de la libertad de prensa.

Castillo recordó que el medio en mención jamás ha cumplido con el derecho a réplica, que merece el mismo espacio que la noticia que agravió a su cliente. "La Prensa jamás ha cumplido esta ley. Nunca. No tienen la capacidad emocional de decir: Me equivoqué. Y por eso viene la reacción judicial de las personas que han puesto esta cantidad de demandas, entre ellas la del expresidente Pérez Balladares, porque tuvieron una incapacidad de interpretar un documento financiero", acotó.

De presentarse el escenario en que el diario no cuente con los fondos para consignar la fianza, el abogado reiteró que para "las personas de los poderes económicos, políticos y sociales que representa este medio, un millón de dólares no es nada, tienen que meterse la mano en el bolsillo y respaldar la línea editorial de La Prensa en todas las irregularidades que estoy señalando". Pero, a su vez, la persona que paga, agregó, "debe exigir responsabilidad a quienes están haciendo este tipo de noticia", zanjó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario