lunes, 6 de enero de 2020

‘Maduro está en el poder por el apoyo de la inteligencia cubana’


El representante de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, manifestó que hay dos mil agentes de inteligencia cubanos infiltrados en la Guardia Nacional y en el Ejército para prevenir un golpe de Estado contra Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, sigue en Miraflores gracias al apoyo de más de 2 mil agentes de inteligencia cubanos infiltrados en el Ejército y la Guardia Nacional que mantienen una red de comunicaciones muy importante para evitar golpes de Estado al régimen, tema en el que son expertos los isleños. Así lo aseguró Elliott Abrams, representante de Estados Unidos para asuntos de Venezuela, quien ayer ofreció una conferencia de prensa desde el centro de medios del Departamento de Estado en Miami, Florida, Estados Unidos, sobre la elección en la Asamblea y otros asuntos.

“Sabemos por encuestas de opinión que el nivel de aceptación de Maduro en la ciudadanía es del 10% o 12%, no tiene ningún apoyo en el país por la situación que atraviesa la economía. Miles de cubanos en el ejército están en las filas porque sin ellos la reacción de los militares venezolanos sería la de cualquier ciudadano en el régimen de dictadura”, añadió Abrams, al tiempo que reiteró su condena a las acciones del ejército de ese país en impedir la entrada de Juan Guaidó, representante de la oposición quien se reeligió como presidente de la Asamblea en una sesión improvisada en las oficinas del diario El Nacional.

El vecino país tiene dos nuevos presidentes de la Asamblea Nacional tras una larga y confusa jornada en el Parlamento. Luego de que los militares impidieran la entrada de Juan Guaidó, quien buscaba reelegirse en el cargo de presidente de la Asamblea, el parlamento eligió a un aliado del régimen, Luis Parra quien ayer decidió ocupar el despacho. Por su parte, Guaidó ratificó su posición como presidente del parlamento y como presidente interino de Venezuela luego de celebrar una sesión paralela.

Abrams, a diferencia de otras ocasiones en las que todas las opciones podrían tomarse en cuenta para derrocar a Maduro, no mencionó como parte del plan estadounidense una acción militar para terminar con el régimen. En cambio, dijo que el fin de Maduro debe ocurrir con un cambio pacífico. “Lo que estamos buscando es una solución política para Venezuela trabajando con las fuerzas democráticas, el pueblo y los gobiernos democráticos en el hemisferio y todo el mundo”, manifestó el funcionario del Departamento de Estado.

Con respecto al involucramiento de Irán en Venezuela, momentos en que el primer país ha amenazado con vengar la muerte del general Qasman Suleimani, Abrams dijo que no percibe mayor apoyo de Irán en Venezuela, ambos países pasan por crisis económicas.

“No creo que veremos mucha más actividad iraní en Venezuela. El gobierno de Irán tiene suficientes problemas con el gobierno de Estados Unidos y no creo que busquen más problemas. En los últimos tiempos hemos visto mucha actividad del gobierno de Irán en Venezuela, hay una presencia, pero no es muy grande. Tienen menos recursos cada mes debido a las sanciones norteamericanas”, informó.

Solo los rusos tienen presencia económica en Venezuela pero para recoger su dinero, no para invertir, mencionó el diplomático. En este sentido, añadió que hay aproximadamente 150 tropas de ese país en Venezuela que no están estables, y que velan más bien por los intereses económicos del Kremlin. “Creo que los rusos no están invirtiendo en Venezuela, están recuperando su dinero, la razón es que no tienen confianza en el régimen. En el Kremlin saben que el régimen es cada vez más débil”, indicó. Agregó que estudian de cerca el rol de Rusia y no van a permitir el nivel de apoyo que han visto en los últimos meses de ese país a Venezuela, sin reaccionar.

“Cada dictadura termina, siempre, y la de Maduro también tendrá su fin”, sentenció Abrams, al tiempo que añadió que Estados Unidos continuará apoyando a la oposición y a la prensa de Venezuela que buscan la democracia. Dijo que estudian con técnicos la forma para impedir que el gobierno de Maduro corte el servicio de internet en los casos en que se registran hechos como el del pasado domingo, cuando las redes se encendieron para informar lo que ocurría afuera de la Asamblea.

“Lo estamos estudiando a ver si damos un poco de dinero del Congreso para ayudar a la prensa libre en Venezuela y resolver el problema de libertad de expresión. Es difícil bajo una dictadura, pero lo estamos estudiando”, manifestó el estadounidense.

“Lo que vamos a hacer este año es incrementar el nivel de apoyo para la oposición democrática y las presiones o sanciones contra individuos, países y compañías. El hecho de que Maduro este en Miraflores no indica mucho, él estará en el palacio hasta un día, tal vez mañana, febrero o seis meses, nadie sabe”.

Países de América Latina condenaron la maniobra del régimen de Maduro que desplazó la presencia de Guaidó en la Asamblea. Naciones democráticas de izquierda como Argentina, rechazaron lo sucedido en un comunicado oficial firmado por el canciller Felipe Solá. El mismo describe como un atropello al Parlamento venezolano y repudió los incidentes que derivaron en la fraudulenta elección.

Por su parte, el Grupo de Lima calificó como fraudulenta la elección de Luis Parra, aliado del régimen, como presidente de la Asamblea Nacional. Brasil no reconocerá cualquier resultado de esa violencia y afrenta a la democracia, advirtió el diplomático de este país Ernesto Araujo.

LUIS PARRA ESTRENA DESPACHO
CÓDIGO PENAL: El diputado Luis Parra ocupó ayer el despacho en la Asamblea Nacional que hasta ayer solía ser el de Juan Guaidó.

“Hoy estamos tomando posesión del Despacho Presidencial de la Asamblea Nacional, en cumplimiento a la decisión de la mayoría expresada ayer (domingo) en la Sesión de Instalación”, escribió el diputado en su cuenta de Twitter, que acompañó con un video en el que se le ve caminando a su despacho acompañado de un militar y allegados, hacerse paso hacia el escritorio y mover las silla para sentarse.

El diputado, según medios internacionales, intentó dejar atrás lo ocurrido el domingo cuando las fuerzas chavistas impidieron el paso al recinto de los diputados opositores, dijo que ya se convocó a sesiones ordinarias.

“Le exigimos que dé la cara al Parlamento, que le diga al mundo entero por qué tenemos el desastre que tenemos”. Y añadió: “Este Parlamento le hace un llamado a la Fuerza Armada, les decimos que los respetamos, pero tienen que apegarse a la Constitución”, cita Infoabe.

Estados Unidos advirtió ayer sobre posibles sanciones en contra de todo aquel, compañía, individuo o país, que impida que Venezuela recupere su democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario