miércoles, 15 de enero de 2020

Cae segundo fiscal en el Ministerio Público


Un funcionario de la Fiscalía Especializada en delitos de droga fue detenido por supuestamente pasar información a los grupos de narcotráfico. El martes el fiscal de homicidios de David, Chiriquí, fue separado del cargo

Un segundo caso de presunta corrupción en el Ministerio Público se investiga, por la comisión del delito contra la Administración Pública, a un funcionario de la Fiscalía Especializada en Delitos relacionados con Drogas.

El incidente fue reportado a través de un comunicado del Ministerio Público en el que añade que se complementaban diligencias de allanamiento en diferentes puntos del país que guardan relación con la pesquisa.

Según la nota de prensa, hubo varias diligencias autorizadas por la autoridad jurisdiccional que lograron la identificación del funcionario, su detención, y establecieron su conexión con la organización criminal que se investiga en la fiscalía de Drogas.

En dichas diligencias se recuperaron bienes y dinero relacionados con los ilícitos.

La Estrella de Panamá conoció, a través de una fuente judicial, “que gracias a información recibida, se realizó un operativo que dio resultado positivo. Presuntamente, el funcionario estaba pasando información a grupos vinculados con el narcotráfico”, indicó la fuente.

Tan solo este martes, la ciudadanía se sorprendió con las imágenes que circularon en las redes sociales en el que se apreciaba a un fiscal de Homicidios de la provincia de David, Chiriquí, Jean Carlos Cerrud, consumiendo presunta droga en un auto acompañado de otras personas aparentemente de la banda delictiva. En la secuencia inducen al fiscal a consumir droga y lo hace, luego éste les dice: “ustedes deben de entender que también es mi trabajo”, dice semi despeinado. Enseguida el acompañante amenaza al fiscal: “ bueno, escúchame, te tengo grabado, estás clarito, ah”.

Cerrud fue separado del cargo inmediatamente después de que se difundiera el video. Éste presentó una querella por delito de extorsión contra los individuos.

Según el funcionario, el hecho se suscitó el 9 de enero cuando dos personas abordaron el vehículo donde él se encontraba.

Llama la atención que el fiscal se ubicaba en el asiento del pasajero del auto. Al decir que dos personas abordaron el auto, ¿a quién pertenece el vehículo y qué hacía el fiscal en él? Son dudas que deben aclarar las autoridades.

En declaraciones a medios televisivos, Cerrud explicó que los dos hombres ingresaron al auto. Se aprecia uno en el asiento trasero y otro en el asiento del conductor. “El que se sienta atrás, me toca el hombro, me reconoce y me dice que yo sé quienes son ellos. Yo me volteé y vi que eran familiares de un sujeto que condenó a 25 años por homicidio agravado (que investigó) ocurrido en San Cristóbal”, narró.

Enseguida continuó diciendo que los individuos lo amenazaron e insultaron. La mamá del acusado sacó el celular mientras que el otro sujeto le decía lo que tenía que hacer. Miró que la mamá está grabando, y luego le dio entender que debía tumbar el caso en mención. “Yo le decía que ese era mi trabajo, y así fue como ocurrieron los hechos. Ellos me forzaron a consumir sustancias ilícitas, en las redes se comentan ciertas cosas que se desconocen, pero el individuo está condenado a 25 años”.

El fiscal consumió un ‘pase’ de cocaína, mientras que uno de los pasajeros le incitaba a que “se metiera otro”.

Dijo que cuando salió el video presentó la querella y en el Ministerio Público le concedieron una orden de alejamiento pero solicitó una medida más fuerte por protección, “porque mi vida puede estar en peligro”, manifestó el fiscal que tiene 6 años en el Ministerio Público.

Añadió que no puso la denuncia cuando sucedieron los hechos porque temía que fueran en su contra y no esperaba la situación que se iba a dar. “En este tipo de situación el cargo es peligroso y vulnerable”, aseveró Cerrud.

No obstante, hasta ahora el fiscal separado no ha explicado qué hacía en el carro de éstas personas, la aparente familiaridad que mantenía con los ocupantes.

Aunado a esto, el fiscal separado no denunció los hechos cuando ocurrieron y esperó hasta la publicación del video.

El presidente del Colegio Nacional de Abogados, Juan Carlos Araúz, manifestó que los hechos ponen en contexto el tema de cómo se llega a ser fiscal. “La ausencia de mecanismos de evaluación, de un régimen aplicable a los fiscales y la necesidad de mayor profesionalización al Ministerio Público debe ir de la mano con la creación de mecanismos que otorguen permanencia”, sugirió Araúz. No obstante, añadió, deben ser sometidos a todo tipo de evaluaciones de forma permanente. Hay un debate de si es legal o no realizar pruebas antidoping, pero no todo abogado estaría habilitado para ser fiscal o juez. “Cada rol requiere de distintas habilidades, por eso la importancia de la forma de contratar las posiciones. Las mismas no son del común rutinario, deben ser más profundas por la naturaleza de sus funciones, requieren exigencias, no es un ciudadano común y en la misma medida, deben recibir atención en el cargo”, acotó Araúz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario