viernes, 3 de mayo de 2019

Rivera Calles denuncia que está siendo vigilado por el Consejo de Seguridad

El caso del juicio contra el expresidente Ricardo Martinelli, por escuchas telefónicas ilegales, toma un giro sorprendente e irónico.

El testigo Luis Rivera Calles, jefe de informática de Medicina Legal, que comparece desde el 5 de abril, denunció al Tribunal encabezado por Roberto Tejeira, que ha sido objeto de seguimientos en su barriada, que le han tomado fotos y que su teléfono, y el de su esposa, se encuentran intervenidos.

Fue casi al cerrar la sesión de hoy, cuando Rivera Calles, experto en informática, indicó que examinó su teléfono y el de su cónyuge y confirmó que los aparatos estaban pinchados. Acusaba al Consejo de Seguridad de ser el autor de estos hechos. Un dato devastador para la Fiscalía que precisamente en este juicio oral busca probar que durante los años 2012-2014, el Consejo de Seguridad efectuó vigilancias, seguimientos e intervenciones telefónicas sin una orden judicial por ordenes de Martinelli.

Quien se encargó de guardar y recopilar la información de los computadores del Consejo de Seguridad en el año 2014, en 11 diligencias de inspección ocular en el Consejo de Seguridad, producto de las interceptaciones ilícitas efectuados durante la administración de Ricardo Martinelli, ahora está siendo vigilado e intervenido por el Consejo de Seguridad al mando de Rolando López y bajo la administración de Juan Carlos Varela. Una denuncia delicada que podría dar paso a una investigación contra el presidente Varela -a punto de culminar su mandato en julio próximo- por los mismos hechos que hoy se juzga al expresidente Martinelli.

Todo ocurrió cuando la Fiscalía intentaba presentar al testigo un DVD para éste lo reconociera y detallara su contenido digital para su posterior apertura y reproducción. Pero de acuerdo a las narraciones de la defensa, la fiscal Diana Callender quien efectuaba el interrogatorio, no encontraba las palabras para solicitar al tribunal de juicio que se permitiera abrir el DVD.

Fue ahí cuando Rivera Calles indicó que la Fiscalía lo estaba acosando con diferentes preguntas para llegar a su objetivo sin éxito. El testigo dijo que se sentía "acosado por las preguntas de la Fiscalía porque no sabía qué contestar ante distintos cuestionamientos pero con el mismo propósito", según indicó Eliodulfo Palacios integrante de la querella. Lo anterior, según la defensa, es producto del desconocimiento técnico de la fiscal Callender para lograr que el testigo, a través de la oralidad, introduzca las evidencias que guardan las intervenciones ilícitas y sensitivas de más de 150 blancos.

A continuación Rivera Calles denunció ante el Tribunal, que ha observado autos cerca de su barriada que lo vigilan, y que cuando Rivera Calles los descubre enseguida se alejan. Rivera Calles, según la defensa y la versión de Eliodulfo Palacios que forma parte de la querella, identificó como autor de estos hechos "al Consejo de Seguridad".

El juez que preside el tribunal, Tejeira, decretó un receso ante la solicitud de la defensa para dar una respuesta al testigo y otorgar protección al testigo para evitar estos graves delitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario