viernes, 12 de abril de 2019

Perito nombra a las víctimas que aparecían en el correo

Luis Rivera Calles, testigo de la fiscalía, mencionó los nombres de algunas víctimas que aparecían en el correo que contiene la información de los ‘pinchazos’, entre ellos identificó a Genaro López, Balbina Herrera, Mitchell Doens, Zulay Rodríguez y Álvaro Alvarado

El equipo de fiscales, que representan al Ministerio Público, ha tenido días buenos y días malos durante las sesiones del juicio oral contra el expresidente Ricardo Martinelli acusado de inviolabilidad del secreto, derecho a la intimidad y contra la administración pública en modalidad de peculado.

Ayer fue uno que el fiscal Ricaurte González, vocero del equipo salió contento. La fiscalía logró, bajo el interrogatorio de su colega Aurelio Vásquez, que el testigo Luis Rivera Calles jefe de informática del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, recordara más detalles sobre las diligencias de inspección ocular practicadas al correo electrónico bradpty507@gmail que contiene el material sensitivo sobre los supuestos pinchazos, seguimientos, audios y videos de las víctimas. En comparación al día anterior, cuando esta tarea fue casi imposible para la fiscalía.

El testigo de la fiscalía participó en varias diligencias de inspección ocular practicadas al equipo hallado en el Consejo de Seguridad, entre ellos, el correo en mención cuya información se imprimió en 3,240 páginas que conforman 7 cuadernillos que hasta ayer, eran de acceso restringido por órdenes de la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia.

En los días previos, la fiscalía había solicitado al Tribunal la reproducción de un disco compacto en el que el testigo reconoció haber grabado la información sensitiva. Pero ésto no fue posible por las constantes objeciones de la defensa y por desconocimiento de la fiscalia -tal como lo manifestó el juzgador Roberto Tejeira- de la técnica de introducción de la documentación que debía cotejar con la información del disco compacto.

Ayer, el testigo recordó los nombres de algunas personas que aparecían en las transcripciones del correo electrónico. No le fue fácil a la Fiscalía que esto ocurriera. El juez, invocando el principio de oralidad, tuvo que llamar la atención al fiscal Vásquez para que sustentara la técnica por la cual solicitaba para poner frente al testigo los documentos que le ayudarían a refrescar la memoria.

Entre tanto, el equipo de la defensa del exmandatario no dejaba pasar detalle para anunciar objeción a las pretensiones de la contra parte.

El fiscal haló el hilo de la narración del testigo quien inició por detallar que el correo en mención contenía información de personas que trabajan en los medios; agendas, conversaciones de whatsapp; power points; memes; actas de reuniones de partidos políticos; audios con sonido ambiente; documentos en excel con listas de padrones electorales; información de la empresa proveedora del equipo de escuchas NSO Gruop en la que se trataban informes de actualización y reportes técnicos; imágenes de sitios de los que no recordó los lugares.

Renglón seguido dijo que leyó todo lo que estaba en el buzón de ese correo, y que habían otros destinatarios de quienes se recibía información.

Entre los nombres de figuras que mencionó el testigo estaban los dirigentes del Partido Revolucionario Democrático Balbina Herrera y Mitchell Doens; el comunicador Álvaro Alvarado; el sindicalista Genaro López y a su hijo, y la diputada Zulay Rodríguez, todos forman parte de las víctimas.

Sobre los audios, indicó que estaban relacionados a agendas políticas, cifras de dinero y agendas de partidos políticos. No de todo se acordaba el testigo, en varias ocasiones no ofreció mayor detalle porque “habían pasado cinco años desde que efectuó esa diligencia a la fecha”.

Describió por ejemplo que los correos con la empresa proveedora respondían a las bondades que tenía el equipo de escuchas capaz de tener control remoto de un celular, que daba acceso a cualquier información del aparato, y de la que se podía hacer una copia o back up.

Entre las narraciones las partes se enfrascaban en cuanto a la forma a que se empleaba la técnica para que el testigo recordara las diligencias, si era permitido o no mostrarle parte del material impreso al cual el fiscal esperaba que hiciera referencia.

En otra de sus intervenciones, el testigo habló de un correo de Mitchell Doens en el que confirmaba una cita para almorzar con ‘Pachi’, como se le conoce a Francisco Sánchez Cárdenas.

De Doens habían varios correos que el testigo no logró recordar detalles.

Luego el fiscal trajo a colación el nombre de Genaro López. “Este nombre se asocia a un correo con información de un seguimiento por parte del Consejo de Seguridad. Otros correos tenían power points sobre temas del partido al que representa el sindicalista, memes, esos temas”, explicó el testigo.

Escuchó archivos de audio ambiente de una reunión (que pertenecían a López) y leyó archivos que venían adjuntos, “pero no recuerdo las interioridades han pasado cinco años”, reiteró Rivera Calles.

El fiscal insistió en que se reprodujera el disco compacto en el que se grabó la información del correo para poder cotejarla con la documentación que contiene los 7 cuadernillos, pero no fue posible por la objeción de la Fiscalía, que entre otras cosas se quejó de no tener copia.

A raíz de esto, solicitó al Tribunal copia de las 3 mil páginas que hasta ayer estaban bajo reserva.
La fiscalía no tuvo objeción, pero condicionó que la información se mantuviera bajo reserva.

Los cuadernillos contienen la información que se ubicó en el correo brad.pty507@gmail.com, la información de los dispositivos al momento de hacer el allanamiento a Alejandro Garúz y Gustavo Pérez exsecretarios del Consejo de Seguridad, y transcripciones de audio que realizó otro perito.

En horas de la tarde, durante el desarrollo del juicio, ingresó a la sala un grupo de varios copartidarios del exmandatario para felicitarlo por el fallo que había emitido el juzgado Quinto del Tribunal Electoral, en el que se le permitía correr para diputado y Alcalde de la ciudad.

El juez concedió dos días hábiles para sacar las copias y citó para el martes la continuación del juicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario