domingo, 31 de marzo de 2019

Conep quiere un presidente más atento para que no se repita el divorcio entre el sector público y el privado

Severo Sousa, del Conep, pide al próximo gobierno no tomar decisiones a espaldas de la empresa privada como lo ha hecho el gobierno de Varela

La campaña política electoral se ha caracterizado por la organización de todo tipo de foros en los que los candidatos tienen la oportunidad de presentar sus propuestas. Uno de ellos, organizado por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), pretendía conocer los planes estratégicos en materia económica de los aspirantes, pero tres de ellos cancelaron su participación. Uno con más antelación, Laurentino Cortizo, a quien le admitieron que enviara un representante, pero cuando inició el debate, el mismo tuvo que retirarse del escenario a petición de sus adversarios. Los otros dos, Rómulo Roux y Ricardo Lombana, se excusaron el fin de semana antes del evento que se celebraría el martes 26 de marzo. A juzgar por la respuesta de Severo Sousa, presidente de Conep, la justificación que otorgaron los equipos de campaña de los dos últimos no fue suficiente. El Conep no quiere repetir el próximo quinquenio la experiencia que ha tenido el sector privado organizado con Juan Carlos Varela. Sousa la califica de un divorcio casi irreconciliable en el que el Ejecutivo no los tomó en cuenta para decisiones importantes, tampoco les ofreció cortesía de sala para plantear sus preocupaciones, o les atendió cuando querían presentar un proyecto de reformas a la Constitución.

Buscan un presidente empático, con el que se pueda trabajar en conjunto, uno que conozca de economía o cuente con un equipo preparado para reactivar la situación desmejorada de algunos sectores fundamentales del país.

¿Cuál es el balance del foro económico que organizó el Conep?
Al final, en mi opinión y después de haber hablado con los ejecutivos que asistieron, es que estaban ávidos de escuchar las propuestas de los candidatos. En la actualidad, a pesar de que hay algunos sectores que están volando, otros se encuentran deprimidos como el comercio al por mayor y por menor, el turismo, la Zona Libre de Colón y las cosas no están funcionando tan bien. El desempleo ha crecido y la gente quería tener una mayor perspectiva de lo que esos candidatos van hacer cuando lleguen al poder.

¿La organización de Conep mencionó que los candidatos habían confirmado su participación por escrito, por qué no acudieron tres de ellos?
Por un tema de aclaración con el público, no me voy a hacer referencia a tanto detalle, pero esto se remonta al año pasado cuando a medida que se fueron oficializando los candidatos se les habló claro sobre la mecánica. Hasta que tuvimos la confirmación de cada una de las campañas empezamos a hacer los anuncios del foro, no era un debate, tenía algunos procedimientos de debate. En ese sentido, hace unas dos semanas el primero de ellos, la campaña del candidato Laurentino Cortizo del Partido Revolucionario Democrático, indicó que no podía asistir y desde entonces se iniciaron los esfuerzos para que viniera. En ese sentido comenzaron a preguntar si podía asistir un reemplazo. Entiendo que el candidato a vicepresidente de Cortizo tampoco podía asistir porque tenía un compromiso previo, el tema es que un par de días antes, el equipo de Conep empezó a recibir las excusas de los otros dos, Rómulo Roux del partido Cambio Democrático y del independiente Ricardo Lombana. Pero hasta el último día estábamos tratando de contar con la participación de todos.

¿Ustedes aceptaron al representante que envió Cortizo?
Nosotros lo aceptamos porque en ese momento nos pareció que era mejor que la audiencia pudiera escuchar las propuestas del candidato y porque no era un debate per se. Sin embargo, una vez que estábamos en el foro y antes de que los candidatos subieran al escenario, que debido a temas de última hora no iban a asistir tres candidatos pero que al menos el PRD había enviado un representante. En ese momento nadie dijo nada hasta que los candidatos subieron al escenario. Ellos lo vieron desigual por el tema de jerarquías y otros por el conocimiento técnico del representante tomando en cuenta que se trataba de un economista (David Saied), en base a eso nos pareció que tenían razón y le pedimos al representante que se retirara del escenario.

¿Qué razón dieron Roux y Lomabana?
Roux estuvo tratando de mandar un representante que no acudió. Te voy a contar la excusa que dieron todos. Cortizo dijo que tenía compromisos que le chocaban en específico con la juventud. La campaña de Roux dijo que tenían que ir a la Comarca, sin embargo ese día lo vimos en otro canal de televisión en la mañana no se si después se haya ido a la Comarca. La representación de Lomaban simplemente dijo que tenían que ir a hablar al interior de la República. Cada campaña toma sus propias decisiones.

¿Qué le da a entender esa negativa de asistir, no sabían de economía los candidatos?
Yo creo que sería muy lamentable que no tuvieran clic o empatía con los candidatos. Aún si no saben de economía se pueden preparar, preferiría pensar que no se pudieron preparar porque el pensar que no tienen clic con el sector empresarial nos llevaría a revivir la misma situación que estamos viviendo actualmente (con el gobierno de Juan Carlos Varela), el divorcio entre el sector público y sector privado organizado que es lo que en gran parte nos tiene como estamos. Si esto se va a seguir repitiendo mejor es que nos agarren confesados porque no se dónde va a parar el país.

Hablando del divorcio que menciona, explique ¿cuáles fueron los esfuerzos que se hicieron para acercar al sector con el presidente Varela?
Es sencillo, yo soy de los que dice que el presidente es gente sumamente ocupada, sabemos que tienen muchas cosas que atender antes que recibir a un presidente de gremio del sector privado. Sin embargo también tenemos que entender que los presidentes de gremios no son temas sin importancia. No te puedes reunir todos los días con los presidentes de gremios pero sí hay que atenderlos. Nosotros hicimos ingentes esfuerzos para que el Presidente nos atienda, otros miembros del Conep también trataron de reunirse con él pero en ningún momento fue posible. En algunas ocasiones se nos prometió que nos íbamos a reunir pero nunca se dio.

¿De qué querían hablar con el presidente?
Hay cosas claras, hemos sacado proyectos con los ministros de las carteras que ejecutan, el Presidente no ejecuta. Sin embargo lo que queríamos era que enviara el mensaje a su gabinete y a la ciudadanía en general de que el sector empresarial tenía un papel en el Estado y que debía interactuar con este sector para sacar temas adelante, por ejemplo el tema fiscal hubiera salido más rápido si nos hubieran consultado. Demoró muchísimo porque era un diálogo entre el Ejecutivo y el Ministerio de la rama sin la intervención de los empresarios. El tema de cuál es la defensa de nuestros intereses en el tema financiero a nivel internacional, siempre ha sido muy complicada esa interacción con el gobierno y pareciera que tienen su propia agenda. Nosotros gozábamos de una flexibilización de crédito increíble, hoy en día es difícil. Nosotros veníamos también con el tema de las reformas constitucionales. Eso fue al principio cuando buscábamos el beneplácito del Presidente para ir a la Asamblea y eso nunca se logró. Finalmente mandaron a la Asamblea la intención de una Constituyente que tampoco resultó en nada.

¿Cómo califica este gobierno?
Yo diría que este gobierno ha estado muy aislado, ha sido ineficiente en muchos sentidos pero creo que eso se ha debido al aislamiento que ha tenido. Por mucho que pregona del pueblo al final toma decisiones en concepto equivocado, porque como dice Pedrito Altamiranda el pueblo somos todos.

¿Las propuestas de los candidatos llenaron las expectativas?
Yo creo que tengo que destacar que hubiera sido mucho mejor que asistieran los 7 candidatos. Pero de los 4 que fueron, yo creo que fueron claros en los planes que quieren hacer. Tal vez no tuvieron tiempo para desarrollar las ideas pero sí para despertar el interés de los presentes en revisar los planes de gobierno de los candidatos para analizar sus propuestas. Hay un caso en el que se hablaba de la digitalización, desburocratizar la Dirección General de Impuestos, otros propusieron eliminar el control previo para agilizar los procesos. Eso lo último suena bien, aunque a algunos les preocupa, destrabaría el proceso con el gobierno y pudiera ser un buen paso.

Me imagino que el sector minero salió preocupado...
Sí porque un candidato habló de nacionalizar la minería, y como bien comentó otro candidato, en ese tema el gran problema que ha habido es por la inseguridad jurídica.

Además del acercamiento que esperan tener con el próximo presidente de la República, ¿qué esperan en el próximo quinquenio?
De entrada muchas cosas y en el desarrollo de gobierno otras tantas. A nosotros nos preocupa porque a los cinco meses de estar instalado ya tendrá que dictar un salario mínimo. Nos preocupa de cuál será la idea de salario mínimo. En el debate algunos plantearon un tema de justicia social, hay que estar claro en cómo se va a hacer eso porque en el foro nadie habló de productividad. El pago a proveedores, por ejemplo, todos los han mencionado pero ninguno ha dicho cómo va a conseguirlo hacer. Yo me opongo a creer que el gobierno actual no paga a los proveedores porque no quiere. No les paga porque no tiene la organización adecuada para hacerlo. Hay dinero porque cuando hemos presionado mucho la deuda baja. Pero nadie de los candidatos ha mencionado de qué forma les pagará a los proveedores, eso nos interesa saber porque sino simplemente queda en una promesa. Nos interesa también el tema fiscal, si bien hay algunos candidatos han dado entender que no subirán los impuestos, no dicen cómo van a hacer para pagar todos los proyectos que tienen en sus planes. Si no lo dice, significa que de alguna manera va a tener que afectarse el tema fiscal o se incurrirá en más deuda. Nos preocupa también el tema de la Caja de Seguro Social en específico el Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte. Nadie nos ha dicho cuál es la medida que se va a usar en los primeros 100 días de gobierno. Todos hablan de modificar la Ley del Seguro Social, que hay que meterse con la directiva, buscar más medicinas, pero no se dice cómo.

El proyecto del tren Panamá – David, ¿cómo lo reciben?
Yo vengo del sector logístico y cualquier proyecto que tenga que ver con desarrollar el sector transporte, especialmente éste que pretende cruzar el Istmo, sería de vital importancia en el sentido de lo que va a acarrear para todas las provincias y para el transporte de carga vía tren. Ahora, que el proyecto sea bueno no significa que sea factible. Para eso se supone que se hizo el estudio de factibilidad, sin embargo, el sector empresarial aún no lo tiene. Hemos escuchado en qué consiste gracias a las publicaciones que se han hecho, pero ni siquiera a la entrega del estudio nos invitaron. Yo desconozco en que consiste ese documento. No entiendo en qué consistió el acto de presentación del Estudio sino lo muestran o lo suben a la red.

¿Usted cree que es un proyecto que debe ejecutar cualquier gobierno?
No, yo insisto en que hasta no ver el estudio de factibilidad, sobre todo las partes técnicas que los gremios correspondientes emitan su opinión, no se debería hacer una decisión definitiva.

Se reinicia la quinta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio con China, ¿ven factible que este gobierno lo firme?
Mi opinión personal es que aún hay mucho por discutir y llegar a un acuerdo que lo veo difícil. La próxima ronda es en abril y estaríamos muy encima de las elecciones. Yo no recuerdo que una vez que se elija un presidente, en los dos meses de transición se firme el Tratado. Lo más que puede pasar es que se pongan de acuerdo entre las partes, porque puede ser provechoso si se hace balanceado, pero dudo que se vaya a firmar en este gobierno.

¿Qué temas faltan por ponerse de acuerdo?
Hay temas relacionados a inversiones que es el capítulo más complicado porque ahí es donde la desigualdad es bastante grande. Otros temas refieren a intercambio de bienes y servicios en los que Panamá tiene una postura bastante fuerte, por ejemplo la cámara Marítima no tiene interés de negociar en este rubro pero este tema le interesa a China. No significa que Panamá vaya a ceder pero son temas de discusión que están en la mesa.

A través de este TLC ¿se podría alcanzar una mejor situación para la Zona Libre de Colón?
El mejor provecho para Colón es que el gobierno que entre pudiera enfatizar los acuerdos previos que tiene China con otros países de tal forma que se reconozca el certificado de reexportación o cualquier acuerdo que hubiera entre China y esos otros países para nosotros aprovecharlos. Porque de lo contrario no estaríamos haciendo nada nuevo. Nosotros ya somos el gran representante de China en América. La gran diferencia sería que pudiéramos usar ese certificado de reexportación que tiene el asiático con los otros países para emplearlo en Perú, Costa Rica, etc. Desde el punto de vista de inversiones también hay que tener mucho cuidado porque los chinos tienen la capacidad de inversión suficiente para hacer toda una Zona Libre nueva, eso tampoco es lo que los panameños queremos porque estaríamos atentando contra el inversionista local. Hay que buscar la forma en que se haga el equilibrio para que pueda haber inversión en este sentido. No creo que se llegue a firmar en este gobierno.

¿Ya decidió por quién va a votar?
No, cien por ciento no, tengo mi inclinación pero no estoy decidido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario