domingo, 9 de diciembre de 2018

‘Mi misión es contribuir en la campaña de 40 diputados independientes’

Francisco Carreira, precandidato independiente, afirma que Panamá no va a cambiar con una Asamblea como la actual, que se ha convertido en una amenaza para el país. ‘Paco’ tiene propuestas polémicas como reducir en las empresas la fuerza laboral extranjera de 10% a 5%

El abogado Francisco Carreira aspira a ser Presidente de la República por la vía independiente. Entre sus propuestas tiene una clara misión, apoyar los circuitos donde se postulen candidatos a diputados independientes para efectuar los cambios estructurales necesarios.

Usted es un hombre popular en televisión, ¿le gustó la fama y se metió a candidato?
Yo creo que llegó un momento en el que me di cuenta de que no había un candidato cristiano. Hay una gran cantidad de candidatos arropándose en el tema de la familia y del no al matrimonio igualitario, pero jamás fueron a una marcha en contra de esto y ahora por razón de la aprobación o desaprobación del pueblo panameño, quieren vestirse con la misma manta. Esto no es así. No hay un candidato cristiano que defienda los derechos de la familia como la concebimos nosotros, entre hombre y mujer, y creo que Panamá tiene que preservar la base de la sociedad, que es la familia. Esa es la razón por la que mucho tiempo he estado vinculado a las marchas y contra le Ley 61 sobre la ideología de género y la aplicación de esto. Gracias a Dios somos uno de los únicos países de América Latina que no ha aprobado esto. No te voy a negar que aparecer en los medios ha ayudado.

La religión y el Estado no deben mezclarse...
Yo creo en la separación total del Estado y la religión. Cuando hablamos de defender a la familia, me refiero a los candidatos que han adoptado las obligaciones con Naciones Unidas de implementar la ideología de género y tratar de que Panamá adopte una serie de principios con los que estamos en contra.

Eso confirma que está en contra de la legalización del matrimonio igualitario...
¡Por supuesto! Me tocó participar y coordinar el trabajo en donde abogados firmamos un escrito en contra del matrimonio igualitario y lo presentamos a la Corte Suprema de Justicia.

¿No cree que su visión pudiera considerarse discriminatoria para los grupos que abogan a favor de que se legalice el matrimonio igualitario?
No, cada uno tiene derecho de apoyar los candidatos que quiera y lo que falta realmente es una definición ideológica de dónde estamos. Si cada uno dice lo que espera lo que la Corte va a decidir es ignorar el tema. Mira, la Corte puede decidir mañana lo que quiera en el tema, pero tiene que ir a la Asamblea. No importa cuál sea la decisión, la Asamblea va a tener que aprobar leyes relacionadas con estos temas.

Pero acudirán ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y les van a dar la razón...
Eso es lo que presumimos, las consultas anteriores de este organismo han sido así, pero nosotros no tenemos la CIDH como algo que supervisa la panameña. Yo creo que ahí hay una serie de principios que hay que discutir con mucha calma y sentido.

Usted se encuentra en sexto lugar, considerando el tiempo que falta para cerrar los libros, ¿cree usted que logrará colarse entre los tres primeros?
Veo que hay varios elementos. Desde la primera semana de septiembre que inicié mi campaña y hasta este momento, he entregado 100 mil firmas al Tribunal. En los informes se han restado algunas, pero hemos entregado 100 mil firmas y ya presentamos otras 60 mil más, por lo que totalizan 160 mil. Eso, si no me coloca de primero en firmas entregadas, estoy muy cerca, y yo creo que la diferencia está en la cantidad de firmas y el tiempo que nos ha tomado conseguirlas. Una vez entregadas al TE, han ocurrido cosas sorprendentes. Mientras los otros candidatos se quejan de que se tardan mucho en su verificación, a mí me han revisado 100 mil firmas en menos de tres semanas y todavía hay detalles que hacen esto un poco más cuestionable. Lo primero es que se inició el segundo y tercer turno de verificación y me pidieron que tuviera 10 personas por turno. En un momento dado, el sistema colapsó el fin de semana y cuando regresó, me redujeron a cinco personas por turno. Una vez que esto ocurrió, al próximo fin de semana me dijeron que por mantenimiento no enviara a los activistas. Lo que ocurrió es que en el próximo resultado me habían descalificado 70 mil firmas. Posteriormente, el propio TE me dijo que verificaríamos nuevamente la depuración de firmas efectuadas. En ese sentido, vimos que cédulas no vigentes había que acreditarlas, otras 27 mil firmas que firmaron a otros candidatos que deben revisarse a quién le firmaron primero, no en la fecha en que se llevan esas firmas al TE. Eso no se verificó, porque la forma de hacerlo es revisando los libros de los otros candidatos.

¿Cree que el TE cuenta con un buen sistema de verificación de cédulas?
Los otros candidatos desde el principio se han quejado de la lentitud y de un criterio preciso en este tema. En un momento le escuché decir a la candidata Ana Matilde Gómez explicar que cuando ella inició esto, las firmas tenían que ser iguales. Posteriormente, vino otra interpretación de que las firmas que debían ser rechazadas eran las diferentes a la de la cédula. Ese criterio de rasgos similares pudiera funcionar con personas que sepan de firmas, pero al tener personas jóvenes en la tarea, es muy subjetivo.

¿Qué tanto escucha el TE a sus activistas?
Ellos de todas maneras rechazan la firma si consideran que no cumple los requisitos. Ellos solo están para revisar que el proceso se haga bien. Se puede llamar al supervisor del programa para que decidan.

¿Cuál es su estrategia para la constituyente?
Yo creo que Panamá necesita una constituyente, pero no es lo mismo hacer una asamblea constituyente con los diputados que hay hoy, que han convertido al Órgano Legislativo en una amenaza para el país. Solamente el haber subido la partida de $4 mil a $30 mil es una inmoralidad.

Pero también hay un Ejecutivo que lo permitió...
¡Por supuesto! No hay justificación de lo que ocurrió en Pandeportes. Por eso necesitamos el cambio de la Asamblea.

No sabemos si la gente reelegirá a los diputados...
Las elecciones son la oportunidad. Mi misión, esté o no entre los tres candidatos independientes, es contribuir en la campaña de 40 circuitos donde hay candidatos independientes con las credenciales para que haya un cambio en la Asamblea. Una vez que esto suceda, entonces hay que considerar los cambios. Si este país acepta la no reelección, vamos a dar un paso.

Y si hay reelección, ¿cómo piensa hacer?
Bueno, entonces el próximo presidente va a ser un rehén de la Asamblea Nacional y no le va a quedar más camino que negociar. Mira lo que hizo el presidente Ricardo Martinelli en su momento, como han dicho otros, o compró o alquiló a los diputados; sin embargo, el presidente Juan Carlos Varela ha tenido que negociar con ellos y ceder. Eso es parte de lo que a este país le está haciendo un daño muy grande.

¿Cuáles son los pilares de su propuesta?
Primero, dar orden fiscal, no se justifica que de los recursos de Panamá, la Asamblea se lleve $170 millones al año, y encima de eso, todos pagamos automóviles con impuestos, pero a ellos hay que darles tres carros exonerados durante su periodo. A los suplentes les pagamos, trabajen o no. Yo creo que el orden fiscal es una prioridad. Luego, el presupuesto nacional alcanza para lo que queramos, siempre y cuando nos manejemos como un país con recursos, pero en crisis. Nosotros nos estamos manejando como un país con recursos, pero no en crisis.

¿Cómo va a combatir la corrupción en el país?
Ahí es donde comienzas a hablar en la Asamblea. La Ley de Contrataciones Públicas es lo primero que haría. Hay que tener un preregistro de las empresas para participar. En ese registro se pueden impugnar las empresas, pero no lo vamos a hacer durante la licitación.

¿Cuál otra propuesta tiene en mente?
Convertir la corrupción en mi aliado. Eso se logra recompensando a la gente con grandes sumas de dinero, provenientes de las multas impuestas, para que denuncien los hechos. ¿ Cómo terminaron los gringos la contaminación de los mares? Le pusieron un millón de dólares a cada barco que contaminaba y ahora hay varios filipinos millonarios por haber denunciado. Las fórmulas existen.

¿Y en seguridad?
Vamos a pagar $2 mil por cada arma, sin hacer preguntas. Vamos a pagarlas con el dinero que confiscamos.

¿Pan para hoy y hambre para mañana?
Eso es otra cosa. Les soluciona por algunos días. Hoy con el arma no comen. Al final, es un riesgo para ellos tener esa arma. Hay que crear otros incentivos, cada medida debe tener su trabajo específico.

¿Cuál será su política económica y con respecto al sector agropecuario?
Yo creo que Panamá tiene que hacer infraestructuras. Una de las cosas que estoy proponiendo es esa carretera para explotar el Atlántico, como lo hacen todos los países que tienen centros turísticos. Creo que debemos hacer un puerto en el Pacífico pero no debajo del Puente de las Américas. No hemos aprendido que entre más afuera se hace el puerto hay menos problemas de dragado. Con el agro hay que poner orden, no podemos seguir con las importaciones matando a los productores.

Eso está claro, pero ¿cómo lo va a lograr?
Este país ha sido manejado por mucho tiempo por los importadores en perjuicio de los productores. Hay que cambiar las estructuras del Instituto de Mercadeo Agropecuario, las del Ministerio de la cartera y las de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos, poniendo productores ahí.

Su propuesta apunta a bajar del 10% al 5% la fuerza laboral extranjera en un momento en que el país tiene una migración excesiva...
Lo que pasa es que tenemos el 10% y eso no se verifica. El Ministerio de Trabajo tiene la obligación de decir a quién le da permiso y por qué. Debe ser por dos años y la idea era que durante ese tiempo se capacite a un nacional, pero se quedan más tiempo.

Esa ley es muy antigua, la realidad es otra...
El hecho de que sea vieja no quiere decir que no podamos ahora darnos cuenta de que hay más de 20 universidades en Panamá produciendo profesionales y nosotros le damos el trabajo a extranjeros.

En las cátedras de maestría hay muchos extranjeros. Son mentes que no le costaron al Estado, ¿y las desechamos?
Eso no los hace panameños.

Aprovecharía el intelecto a favor del país...
Y se aprovecha.

¿Cómo?
El tema es que hay demasiados extranjeros viviendo en Panamá con permisos de trabajo por más de dos años de manera incontrolada.

Entonces ¿cerramos las fronteras?
No cerramos las fronteras. Tenemos que hacer las cosas con orden. Y si bajamos el porcentaje del 10% al 5% que justifiquen los extranjeros por qué tienen que trabajar aquí por más de dos años, entonces vamos a poner orden, porque los panameños son los perjudicados.

¿Cómo evalúa las relaciones de Panamá y China?
Yo creo que las relaciones deben ser mejores y más profundas. Hay que aprender mucho de China, es una oportunidad para Panamá, pero tenemos que tener disciplina. Tenemos que tener prioridades sobre lo que nos conviene.

¿Qué estrategia nacional vislumbra usted que ha trazado el gobierno para sacar provecho de las relaciones con China?
Ahora mismo tenemos firmados varios acuerdos.

¿Eso es una estrategia?
Yo no la conozco. Vi un acuerdo con Etesa; China es una potencia generando electricidad. Nosotros podemos beneficiarnos de ese tipo de tecnología.

¿Qué tiene que decir sobre la experiencia de otros países que han quedado endeudados por este tipo de infraestructuras iniciadas por los chinos?
Eso ya es parte de las condiciones en qué queremos hacer. El tema con el tren es una locura. No se justifica, no tiene movimiento.

¿Cuánto ha invertido en su candidatura?
Como $100 mil.

¿De dónde?
Mío, personal.

¿Quién invierte de sus ahorros en esto?
A mí me van a reembolsar $2.20 por cada firma que yo tenga buena y hasta ahora tengo 30 mil firmas. Estaría perdiendo $40 mil. Yo lo veo en otra función. Mi verdadera misión es que se elijan 40 diputados nuevos, eso lo voy a hacer, quede o no quede. De qué sirve ser presidente con una Asamblea como la que hay ahora mismo.

¿Qué hará si llega a ser presidente con una Asamblea dominada por los partidos políticos?
Va a haber un conflicto y lo sé. Por primera vez le voy a decir a medio millón de panameños, vengan a respaldarme aquí para que las leyes se aprueben. Eso nunca se ha hecho en Panamá. Nosotros ya comprobamos que cuando llevas cien mil personas a la Asamblea a protestar, tiemblan los diputados. Tal vez tendremos que manejarnos en ese espíritu, no es el ideal. La constituyente depende de la elección próxima. La apuesta aquí es a los candidatos independientes después del desprestigio que se ha dado en los partidos políticos.

¿Se uniría a otro precandidato independiente?
La ley no lo permite. El 3 de enero hay que designar un vicepresidente y todavía ese día no sé si soy candidato. Todavía no sé quién va a ser. Al final de diciembre voy a saber dónde voy a estar en el tema de las firmas. Por ahora quiero que sea una mujer preparada, no creo que deben participar pastores ni curas en política.


4 comentarios:

  1. adela eres la hija dl fiscal d cuba q acusó al arnulfismo d tetorrisas? kieres ablandón presidente? q opinas dl movi miento loser criminal nwo Rainn bowww pofs? x q n tu blog si c puede postear y no n tu laprensa estrella... dealante otra vez ilegalmente bloqueado? conoces a debutt wwwargshermen? a lows criminales invasores d mimamedare gov? conoces a jose? creo q eres esa adela y vass Super Presa

    ResponderEliminar
  2. adela q hay d D Sawyer y un evento deo bama n washingtong?
    conoces a Debit wwwargshermen?
    como the llevas com Miamidate kid trafficking comty?
    c vanvan a salvar?
    debe caer cuba y todos presos?
    x q M. no HABLAS D ESTO???

    ResponderEliminar
  3. adela conoces a Noel capitan d Miamidate police pofs?

    ResponderEliminar
  4. LOS ANONIMOS SON CONGÉNERES CON MÁSCARA QUE NO PONEN SU NOMBRE COMETIENDO LIBELO. EL DIA QUE LOS ENCUENTREN Y LO SANCIONES SE VUELVEN UNAS MANSAS PALOMAS. RESPETUOSAMENTE, INGENIERO HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO.

    ResponderEliminar