domingo, 25 de noviembre de 2018

Las reguladoras bancarias de EE.UU dicen que Panamá es país de ‘alto riesgo’

A pesar de cumplir con las infinitas normas para evitar el blanqueo de capitales, las potencias siguen considerando a Panamá como un país riesgoso. Los banqueros se quejan porque las reglas no son iguales para todos, y a pesar de cumplirlas aún persiste la mala fama

La banca panameña, y el gobierno de turno, se enfrentan a uno de los retos más importantes de los tiempos modernos: demostrar al mundo que Panamá está cumpliendo con los requisitos para prevenir el lavado de activos. Es un reto, porque a pesar de que completar las infinitas formas bancarias al aperturar una cuenta, los bancos corresponsales no quieren dar cita a los bancos pequeños y medianos panameños porque consideran al país como uno de ‘alto riesgo’. Es una mala fama internacional de la que los encargados nacionales de trazar estrategias para contrarrestarlas, no parecen enterarse. El problema del lavado de dinero es un asunto mundial, no de un país. En cuanto a la prevención, algunos banqueros como Moisés Cohen, gerente de Capital Bank, consideran que las reglas no son iguales para todos. A pesar de que Panamá cumple al pie de la letra, se atreve a apostar a que si se realiza una auditoría del cumplimiento de estas normas en el mundo, la balanza se inclinaría favorablemente para Panamá frente a otros países. Cohen, propone una Autoridad que se ocupe de los servicios financieros internacionales del país, y confeccionar una estrategia en este campo para evitar la vulnerabilidad del país a la hora de negociar con naciones grandes que parecen tomar ventaja de nuestro tamaño y poca firmeza.

¿Los países pequeños estamos en desventaja a la hora de negociar con las instituciones financieras internacionales?
Lo que pasa es que los países chicos, según lo que percibo, es que cuando vamos a negociar con los grandes, nos sentimos chicos y actuamos como tal. Entonces nos tratan como chicos y hacen lo que quieren con nosotros. La actitud correcta de un país chico es tratar con respeto, exigirlo, y comportarse como uno grande y así nos respetarían más. Importa como te sientas tu, y si tienes pruebas, y llevas la verdad te puedes sentir igual que uno grande. Ya lo hemos hecho. Cuando recuperamos el Canal de Panamá, todo mundo decía que éramos un país muy chico para ganar esa batalla, y lo hicimos. No solo esa, tenemos un centro financiero internacional que todo mundo decía que en un país chico no podía existir, y ahí está el centro financiero.

¿Cuántos pasos son necesarios antes de abrir una cuenta bancaria en Panamá?
Son aproximadamente 18 pasos, cuando en otros lados es más fácil, pueden llegar a 3. Todas estas situaciones que tenemos hoy en día para la apertura de una cuenta, nacen porque existen delitos importantes como el narcotráfico, el terrorismo, que esos dineros se mueven por el mundo. La filosofía es tratar de que cuando alguien abra una cuenta bancaria, se conozca realmente a qué se dedica esta persona. Definir que no es un delincuente ni se dedica al crimen organizado. Para esto se han puesto reglas a nivel mundial, en Panamá se han puesto mucho más reglas que realmente hacen difícil la apertura de una cuenta, y al cliente le molestan todas estas preguntas que les hacemos, que buscan conocer de dónde provienen los fondos. Si sabemos que es un negocio lícito se abre la cuenta. Si hay dudas de la procedencia de los fondos entonces pedimos más información.

¿Esto sucede igual en todos los países?
Yo creo que si se hace una auditoria, seria, formal, de cómo están funcionando los requisitos en los diferentes países del mundo, me atrevería a decir que Panamá es uno de los países que más cumple con los requisitos de conocer a su cliente y que es más dificultoso abrir una cuenta en Panamá que en Estados Unidos, en Europa y otros países, no hay igualdad de condiciones, no se están aplicando las mismas reglas, pero Panamá si las está cumpliendo.

A pesar de acatar las reglas, los bancos corresponsales no quieren trabajar con Panamá, ¿qué está pasando?
Tenemos que mandar los mensajes muy altos y muy claros a las autoridades, principalmente de Estados Unidos. Acabo de estar en Felabank, una conferencia bancaria con 1200 participantes y conversé con muchos de ellos. Todos, al unísono, todos, me dijeron que las autoridades reguladoras de Estados Unidos que se encargan del tema bancario, han advertido que Panamá es un país de alto riesgo y que por lo tanto ellos toman medidas mucho más estrictas con Panamá que cualquier otro país que no está catalogado como de alto riesgo.

El centro bancario fue creado por los norteamericanos en los años 20s. ¿Tiene la misma utilidad que antes?
Lo que pasa es que nuestro centro bancario ha crecido tanto que competimos con otros centros internacionales y lo malo es que las reglas no se aplican igual para todos. Panamá ha llevado sus regulaciones a un nivel muy óptimo, en el que tenemos la mayor cantidad de requisitos para evitar el lavado de dinero, pero otros centros financieros no lo hacen. Debemos exigir una igualdad de condiciones para todos y comprobar que Panamá si está cumpliendo con todas las exigencias para evitar que lavadores de dinero, narcotraficantes y terroristas usen nuestro sistema financiero. Todos los centros financieros han sido usados para lavar el dinero. Todos debemos trabajar en conjunto, no es que digan que unos hacen bien un trabajo y los otros mal, no es cierto.

¿Esa advertencia a qué se debe?
Creo que no está siendo correcta ni cierta. Lo primero es que nosotros los banqueros y el gobierno tiene que exigir una respuesta de los Estados Unidos. Debe de manifestar y enseñar todo lo que se está haciendo. Nosotros estamos intercambiando información de manera automática con Estados Unidos, es uno de los primeros países con los que establecemos este intercambio de forma directa y cumpliendo con las normas de prevención de blanqueo de capitales. Nos hemos ido más allá, creo que Panamá es uno de los pocos países del mundo que ha creado una intendencia del gobierno para regular que los abogados, los contadores, las joyerías, inmobiliarias, vendedores de autos, etc, conozcan a su cliente. Eso no sucede en la mayoría de los países del mundo, ni en Estados Unidos, ni en China. Muchos clientes vienen a la Zona Libre de Colón y los empresarios responsablemente les piden los datos, y los compradores se arrepienten, prefieren ir a China a comprar la mercancía directamente.

¿No cree que esto es consecuencia de alguna situación política?
Mira yo creo que nos falta hacer es actuar como un país grande y demostrar lo que somos. Hay que actuar proactivamente con todos los países grandes y decirles lo que estamos haciendo y lo que podemos hacer.

¿Las presiones van dirigidas a que Panamá grave los impuestos universales?
Regresamos al tema de cómo nos presentamos. Estamos reaccionando a lo que nos solicitan. Si nosotros nos presentamos como país serio con los profesionales que tenemos, para hacer nuestro propio plan, de acuerdo a lo que nosotros nos interesa y lo que nos conviene a nuestro país, y trazamos una ruta responsable y le informamos al resto la decisión soberana adoptada y cómo la vamos a manejar, yo creo que eso funcionaría. Ningún país te puede obligar a que cobres impuestos de una u otra forma porque las necesidades de cada país son diferentes. Nuestras necesidades son más empleo, gente que compren autos, que renten oficinas, que inviertan aquí. Si el gobierno panameño dice que no le interesa captar impuestos de lo que se gane en el exterior, que es un sistema lícito, tiene que hacerse respetar. No porque lo imponen de afuera los países que necesitan más impuestos nosotros lo tenemos que hacer.

Para dialogar con el extranjero existe el Consejo de Alto Nivel par la Defensa del Sistema Financiero, ¿qué está haciendo esta gente?
Este Consejo se formó hace varios años y es una invitación que hace el gobierno a empresarios y ministros que tienen que ver con el tema de servicios internacionales para ver cómo se resuelven estos temas. Yo no he estado involucrado en los últimos años y no he escuchado mucho de lo que están haciendo. Por otro lado se formó el Consejo de Servicios Internacionales de Panamá del cual somos miembros, formado por la empresa privada, del cual somos miembros y constantemente nos reunimos para dar sugerencias a los gobiernos para que mejoremos la situación de imagen de Panamá que debemos hacerlo urgentemente.

El Consejo de Alto nivel no debería de hacer una labor más activa?
Me imagino que se estarán reuniendo y lo que están haciendo es producto de las decisiones del Consejo y las de los ministros de alto nivel.

Si reaccionamos a todo, ¿cuál es la posición de los banqueros?
Muchas veces cuando salimos a decir estas cosas de manera responsable, de que tenemos que actuar y hacer cosas para mejorar la situación, recordamos la última estadística de la Superintendencia de Bancos de junio demuestra que la cantidad de depósitos extranjeros han reducido. Muchos son porque se riega la voz de que en Panamá es muy difícil abrir una cuenta bancaria, segundo porque se está regando la voz, y los países lo están utilizando, que Panamá está intercambiando información automática con muchos países y lo va a seguir haciendo. Lo cual no es verdad, ahora mismo lo está haciendo con Estados Unidos, hemos firmado un acuerdo a nivel internacional pero Panamá decide con quién va a intercambiar información y con quién no. Pero se está regando la voz de que Panamá va a intercambiar información con todos los países y eso ahuyenta a clientes que quieren su privacidad y que se han matado trabajando toda la vida y no quieren que personas de su gobierno se enteren porque no hay la seguridad física o jurídica en sus países. Entonces sí se está perdiendo el negocio. Las sociedades anónimas de Panamá han bajado muchísimo, la marina mercante está luchando para mantener su primer lugar, por lo tanto hay que hacer algo urgente para que el país retome la vía de ser un centro financiero internacional real.

¿Cómo ayudarán al gobierno a no someterse ante las presiones internacionales, especialmente con aquello de gravar los impuestos universales?
El país no necesita y no requiere gravar impuestos fuera de Panamá porque no tiene sentido para nosotros.

¿Como consecuencia nos pueden meter en otra lista gris?
No debieran porque les podemos dar una sustentación correcta y real. Todo esto empezó porque decían que nosotros cobrábamos más impuestos que otros países y no ha fluido eso, así que se han ido por los requisitos bancarios, por el lavado de dinero, pero no se han ido por el tema de bajar o subir impuestos para competir con los demás. Yo creo que sí se puede lograr comprobando y comparando lo que nosotros hacemos frente a lo que sucede a nivel internacional en tema fiscal. Acabo de esta con gente del Caribe que tiene el mismo sistema nuestro, pero reporta a los gringos, o a los ingleses y a ellos no les pasa nada ni están en ninguna lista, así que hay que ir con las pruebas. Yo creo que es importante que el gobierno cree una autoridad para que maneje los temas internacionales de Panamá. Los servicios internacionales contribuyen a la economía y no tenemos una entidad que se encargue de todo lo que está pasando y el futuro de estos servicios.

¿Qué funciones tendría esa Autoridad?
Permanentemente estaría pensando, analizando, invitando a los privados y al gobierno a hacer una estrategia nacional de servicios internacionales. Esa sería su función, cada ministro piensa en su cartera, pero no se ha creado una entidad que se dedique a velar porque los servicios internacionales de Panamá sean de primera calidad y que seamos un país de primer mundo en la materia.

¿Por qué esto no ha ocurrido? ¿Hay falta de visión?
Yo creo que hay dos grupos de personas en Panamá respecto a este tema. Uno que piensa que no nos va a afectar en absoluto, que podemos ceder a todo lo que nos pida la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que eso no nos va afectar. Al contrario, mejorará el centro bancario y la creación de sociedades anónimas. Pero ahora se está demostrando con números, estadísticas, que las sociedades cada vez son menos, que los depósitos se están disminuyendo y que los servicios internacionales de Panamá no son bien vistos porque tenemos mala fama. Yo creo que ahora tal vez si vamos a tomar nuevas medidas y vamos a preocuparnos por hacer un plan primero. Tenemos que preocuparnos por tener un plan serio y responsable de cómo queremos nuestros servicios financieros del país.

¿Cuál es la sugerencia que le hace la banca al gobierno panameño por la constante inclusión del país en listas negras?
Lo primero es que no debemos seguir siendo reactivos sino crear una Autoridad o una oficina encargada permanentemente analizando los temas de servicios internacionales para evitar que nos coloquen en estas listas, y pro activamente estar viajando a todos estos países y a la OCDE. Si esto sucede antes de que ellos saquen una lista, y nos sentamos con gente profesional y que pelee por nuestro país, no nos van a incluir en ninguna lista. Así lo están haciendo muchos países. Ha faltado relacionarse con estas personas que al final también son seres humanos y si no sabemos brindarles nuestros antecedentes y explicar nuestra realidad, nos van a poner en la lista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario