jueves, 18 de octubre de 2018

‘Quien me conoce sabe que no sigo órdenes de nadie’

Kenia Porcell calificó la investigación de ‘La Decana’ como un ‘refrito’ que carece de objetividad para llegar a una conclusión. En las publicaciones se aluden nueve reuniones entre Porcell y un asesor penal externo

Kenia Porcell, procuradora General de la Nación, calificó como un ‘refrito’ las investigaciones publicadas en La Estrella de Panamá que revelaron el esquema empleado desde la Presidencia de la República donde se concentraron las investigaciones penales que más tarde se presentarían en el Ministerio Público.

Ayer, después de que hiciera una visita sorpresa a las oficinas de las fiscalías ubicadas en el edificio Avesa, Porcell dijo a los medios que desde su óptica, la investigación efectuada por La Estrella de Panamá, carecía de objetividad e imparcialidad para llegar a una conclusión.

Manifestó que “no sigue órdenes de nadie”. Esto, en referencia a las versiones que aseguraron a La Decana que desde el Consejo de Seguridad Nacional (CSN) “se armaban los expedientes” que más tarde terminaron en los despachos de los fiscales.

Es la primera vez desde las publicaciones de La Decana que se pronuncia Porcell sobre el tema. Justificó su ausencia por motivos de salud.

Mientras se desarrolló la investigación, este diario buscó su versión en más de una docena de ocasiones que acompañaron de un correo electrónico con los temas a tratar. Pero a pesar las insistencias nunca quiso atender al periódico.

Porcell cuestionó: “Cómo se pudo llegar a una conclusión objetiva e imparcial en un tema de derecho si no vi ahí el estudio de la Constitución Política de Panamá en lo que tiene que ver con las funciones del Ministerio Público y la Procuraduría General de la Nación”.

Añadió que las publicaciones tampoco hicieron referencia a la Ley de Transparencia en donde se establecen claramente las diferencias de información pública, información reservada y restringida.

Como tercer punto expuso que no se mencionó “el Decreto que crea el Consejo de Seguridad Nacional. Cuatro, la ley de los abogados y los estatutos y reglamentos que tenemos. Sin contar la ley del Ministerio Público, el Código Judicial en lo referente al libro tercero que es el procedimiento penal en el sistema inquisitivo y el Sistema Penal Acusatorio que tiene que ver con los principios”.

Dijo que si a esto le agrega que el documento “tiene confusiones con respecto al rol de la Procuradora General de la Nación y al rol del Ministerio Público, a mí no me queda más que llegar a la conclusión que esto es como lo que ustedes mismos me han enseñado, este tema que está ahí es un tema que esta saliendo en glosas y glosas y ustedes llaman sofrito o refrito, una de esas cosas”.

Mencionó que a raíz de las revelaciones de este diario ha sido denunciada.

Así mismo indicó que todos “los procesos se inician frente a la autoridad competente y que iniciada o presentada la denuncia conlleva a lo que se llama el Auto cabeza de proceso en el sistema inquisitivo. Y que a eso, se tienen que practicar las pruebas con la presencia de la contraparte. Si una defensa no está de acuerdo con lo que hay puede hacer uso de todos los incidentes que le da la ley, puede hacer uso de que la prueba se practique nuevamente, e incluso para que la prueba se anule”, concluyó.

No obstante, Porcell no explicó a los medios en qué consistieron y cuál fue el contenido de las reuniones que sostuvo con el asesor de la Presidencia Rogelio Saltarín. Según el informe de gestión que presentó el penalista, éste reunió en 9 ocasiones con la Procuraduría. Dos veces mencionó citas personales con Porcell, una cuando formaba parte del CSN, y otra como Procuradora.

De julio de 2014 a diciembre de 2015, en el Palacio de las Garzas se concibió centralizar todos los casos penales a través de una asesoría externa, dotándola de súper poderes. Actuaba cuasi como un 'procurador paralelo', con oficinas satélites, teniendo como cabeza un megaconsultor con acceso expedito a todas las instituciones del Estado. Dicho asesor sostuvo 25 reuniones con miembros del Consejo de Seguridad Nacional (CSN). Mientras Porcell formó parte de este organismo de inteligencia (julio a noviembre de 2014), el asesor externo Rogelio Saltarín, se reunió más de una docena de veces con el CSN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario