sábado, 9 de junio de 2018

Rivera pide indemnización por casi $1 millón

El único querellante autónomo que existe en el caso contra el expresidente Ricardo Martinelli por violar la intimidad, es su exabogado, Rosendo Rivera.

El jurista decidió no plegarse a los otros 5 querellantes que dependen de la actuación del fiscalía. En cambio, sustentará su propia acusación. Rivera indicó a La Estrella de Panamá que en el expediente ya reposan las peticiones que efectuó sobre algunas pruebas que resumen en testimonios y declaraciones del personal del Consejo de Seguridad de la pasada administración.

Aunado a esto, presentó una indemnización por daños y perjuicio por más de $900 mil, cifra que puede variar según la tasa pericial.

La cuantía, dijo, es por las afectaciones que sufrió al revelarse información personal expuesta por el Consejo de Seguridad a cargo de Martinelli sin su autorización. “El expediente cuenta con partes, que están bajo reserva, que hablan de mi vida íntima”, indicó.

El norte es saber qué tiene que decir Martinelli sobre los cargos que le indilgan.

Por otro lado, Rivera también ha explorado la posibilidad de que el expresidente llegue a un acuerdo de pena con la Fiscalía. “Si él llega a un acuerdo con el fiscal Harry Díaz, puede proveer información que no está en el expediente. Por ejemplo, las escuchas que se hicieron durante 2009 al 2012”, explica el exabogado. Las acusaciones efectuadas contra Martinelli son a partir de 2012, fecha en que la alianza con el entonces vicepresidente Juan Carlos Varela, se rompió en malos términos.

“Era box populi que desde el día uno de su gobierno, Martinelli tenía intención de hacer escuchas telefónicas, por eso solicitó el programa ‘matador’ a la embajada de Estados Unidos en Panamá, que se negó a prestárselo”, recuerda Rivera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario