jueves, 16 de noviembre de 2017

Exigen investigación de donaciones al Panameñista

Políticos, empresarios y miembros de la sociedad civil, entre otros, coinciden en que deben ser investigados los dineros que otorgó al partido gobernante Odebrecht, envuelta en un escándalo por pago de coimas

Las donaciones de la constructora Odebrecht al partido panameñista deben ser investigadas por el Ministerio Público. Sin importar de qué monto se trate, el denominador común de los consultados por La Estrella de Panamá, es que el hecho, al igual que todos las donaciones y coimas entregadas por la brasileña deben ser esclarecidas.

Un informe fechado el 1 de septiembre pasado de la Dirección de Investigación Judicial, Departamento de Investigaciones Criminales y Delitos Contra la Adminsitración Pública reveló que la empresa negoció el pago de montos continuados entre el año 2009 y 2010, hasta el 2014 por un total de $10 millones a favor de empresas offshore indicadas por el doctor Jaime Lasso, allegado al presidente Juan Carlos Varela. Aunque éste desconoce el monto que señala el documento policial, admitió que recolectó fondos para el colectivo con la intención de desbancar al entonces partido oficialista, Cambio Democrático (CD), en las elecciones de 2014. Gobierno que Lasso calificó como el más corrupto de la historia y perseguidor. Razón por la que enfiló esfuerzos en el proyecto del panameñismo, dijo, para adecentar la administración pública.

El presidente del Partido Panameñista, José Luis ‘Popy’ Varela, indicó a este diario que “nadie del partido panameñista recibió una coima o soborno, o tiene cuentas congeladas producto de actos ilícitos. Beneficiarse económicamente por tráfico de influencias aprovechándose de una posición gubernamental es un delito”.

Popy confirma las palabras de Lasso en el sentido de que trabajó como ‘lobbista’ o cabildero a Odebrecht para apoyar al partido y al candidato a vicepresidente Juan Carlos Varela, donaciones que fueron reportadas legalmente. “Todas las empresas internacionales tienen personas contratadas para ese tipo de trabajos y es legal, incluso está legislado en el país”. Popy se pregunta, qué influencia en las licitaciones pudo tener (esta relación de trabajo) cuando el partido estaba fuera del gobierno y tenía todo un gobierno en contra (CD).

El presidente de los panameñistas considera que quienes descaradamente fueron “coimeados por Odebrecht que tienen decenas de millones de dólares congelados en el extranjero ahora quieren hacer ver que un trabajo legal efectuado es lo mismo”.

Aún hace falta mucha información, y cuando esto ocurra, según Popy, se demostrará que nunca hubo un soborno en esta relación con Odebrecht.

“Lasso (Jaime) debió haber cobrado algo por ese servicio, (el de cabildero) . Todo lo que recibió para entregar al partido panameñista incurre en el delito de lavado de dinero. Esto es así, porque al no entregar la contribución directamente al partido, y utilizar un tercero, una offshore, él esta incurriendo en un encubrimeino sobre quién es el donante”, indicó Guillermo ‘Willy’ Cochez, político y exembajador ante la Organización de Estados Americanos.

Lasso prestaba servicios a la constructora como cabildeo, o agilización de trámites, contacto con líderes comunitarios.

El político observa que el presidente se tardó en admitir que recibió donaciones de la constructora. Por meses, desde que se destapó el escándalo de las coimas de Odebrecht, el mandatario Juan Carlos Varela ordenó la publicación de la lista de donantes de su campaña entregada al Tribunal Electoral. Meses más tarde, admitió haber recibido ayudas de la empresa extranjera que en 10 años se hizo de más de $9 mil millones en contratos.

“Lo que me da la impresión, añade Cochez, es que primero que todo, Varela se demoró en hablar”.
Se pregunta dónde va a justificar los millones que recibió, con el agravante de que el documento policial menciona también a Carlos Dobuy como otro de los contactos de le constructora.

Cochez está seguro de que tuvo que “haber más gente que cobró. Reitero, como le dije al presidente Varela cuando me reuní con él el 9 de agosto pasado en la Presidencia, que es inaudito que no se haya hecho nada con el expediente del diputado Jorge Alberto Rosas en la Corte Suprema de Justicia, y le mencioné que se comentaba que el dinero que cobraba Rosas era para repartirlo”.

La falta de credibilidad en el sistema judicial y de investigación han motivado a Magali Castillo, de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, quien impulsa la idea de instalar una comisión independiente que efectúe una auditoría de las investigaciones efectuadas por el Ministerio Público.

“Yo que he dado seguimiento a varios casos de alto perfil, tengo muchas dudas. Tal vez una comisión internacional debe investigar lo que pasa y dar seguimiento a las investigaciones para luego emitir una opinión al respecto”, indicó Castillo.

A la jurista le preocupa la endeble credibilidad de las instituciones. Sabe que al Gobierno le cuesta creer este tema, pero también preve que a largo plazo, la situación puede desembocar en una crisis mayor sin freno.

Es importante que se investiguen los dineros que entraron a las cuentas indicadas por Jaime Lasso, según el criterio de Castillo. “Eso es lo que todos queremos. El tema de investigar al presidente Varela lo veo difícil, porque correspondería a la Asamblea Nacional juzgarlo y en este momento sería muy dificil que pase”, manifestó la abogada.

Todos deben ser investigados sin distinciones, según Annette Planells, del Movimiento Independiente. Sin importar si se trata de uno o de $10 millones, o a qué partido sean a fines.

“Recibir pagos ilegales, como describieron los delatores de Odebrecht a empresas contratistas del Estado estando en posición de poder o aspirando a llegar a él, tiene que ser investigado”, dijo Planells.

Abona a la idea de que los panameños tenemos derecho a saber la verdad y recuperar el dinero “que nos robaron y a llevar a juicio a todos los implicados del esquema de corrupción de la empresa”.

Por su parte, la diputada Zulay Rodríguez, del Partido Revolucionario Democrático (PRD) reclama un trato igualitario en las investigaciones del Ministerio Público. “No se puede decir que lo que ocurrió en un periodo era sobornos, y lo que ocurrió en otro eran donaciones. No se justifica que lo que era malo antes ahora es bueno para ellos (Los Panmeñistas)”, exclamó la diputada comparando el trato al oficialismo con las averiguaciones que hace el Ministerio Público en el caso del candidato de CD José Domingo Arias.

“El partido debe ser investigado por los dineros que recibió de Odebrecht. Pero no lo van a hacer por que el diputado panameñista José Luis Varela cuenta con 98% de la Asamblea Nacional de Diputados. Lo que pasaría es que archivarían la denuncia y quedaría como una cosa juzgada”, apuntó Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario