lunes, 10 de julio de 2017

Defensa de Martinelli anuncia querella contra funcionarios de la Cancillería y embajador de Panamá en Washington

El equipo de abogados dice que la declaración jurada de Ismael Pittí, exfuncionario del CSN, fue incorporada en forma extemporánea y por conductos convencionales

El equipo de defensa del expresidente Ricardo Martinelli anunció que interpondrá una querella en contra de funcionarios de la Cancillería y al embajador de Panamá en Washington,Emanuel González Revilla, por usurpación de funciones públicas, tras haber incorporado en forma extemporánea un documento al expediente con fines de extradición del exmandatario que reposa en Estados Unidos.

La defensa se refiere a la declaración jurada de Ismael Pittí, un exfuncionario del Consejo de Seguridad Nacional, que involucró directamente a Martinelli como el ordenante de los pinchazos y a quien se le remitían los informes de todas las interceptaciones telefónicas.

"Han habido comportamientos de parte de autoridades panameñas para introducir dentro de la solicitud de extradición pruebas ilícitas incorporadas a este proceso. De igual forma se desarrollarán las acciones penales contra los altos funcionarios diplomáticos que son partícipes y ejecutores de esta actitud", indicó Alma Cortés, del equipo de abogados defensores.

Es preocupante, añadió, "que las pretensiones de un gobierno lleguen a mentir a las autoridades estadounidenses".

Cortes dijo que ha tenido acceso al expediente que reposa en Estados Unidos en el que un alto funcionario certifica que la declaración de Pittí (que hoy publica este diario en el Tema del Día), no constaba en el expediente de pruebas. El documento lo obtuvo la defensa por medio de una representante del Departamento de Estado, de nombre Susan Vendal, quien juró recibió la documentación e hizo una presentación al fiscal estadounidense del caso y juró que los documentos cumplían con la formalidad del caso.

Los abogados no quisieron entrar en detalles sobre las próximas acciones que interpondrán en Estados Unidos después de que el juez Edwin Torres negara la fianza al exmandatario y le concediera un trámite expedito para su extradición a Panamá.

Carlos Carrillo, reiteró algunos puntos ya mencionados anteriormente por la defensa. Habló de la orden de detención girada contra Ricardo Martinelli y agregó que se produjo por desacato al no haberse presentado a una audiencia. "Se maneja erróneamente de que la orden de detención ha sido por un delito. Eso es falso. La única autoridad competente para ordenar la detención de Martinelli es el Pleno de la Corte suprema de Justicia en Panamá, y ésta lo declaró en rebeldía", acotó Carrillo.

Dicho esto, "también ha quedado claro que las únicas funciones de las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores era servir de conducto de comunicación entre las autoridades judiciales de Panamá y Estados Unidos. El día 24 de enero fue recibido ante las autoridades norteamericanas un documento suscrito por la embajada de Panamá en Estados Unidos que no es parte del expediente", dijo Carrillo.

Acto, que según la defensa de Martinelli, fue notificado a las autoridades de Estados Unidos de que se violó y se usurparon funciones públicas por la sede diplomática panameña en Estados Unidos. Ante esta situación, la defensa comunicó a la ministra Isabel De Saint Malo la grave situación dada por personal a su cargo que usurpó las funciones y solicitó, previa a una investigación, se anule el documento y se certifique que no fue remitida por autoridad competente. Paralelamente, solicitaron que se comunicara al Departamento de Estado norteamericano la situación de que la declaración jurada de Ismael Pittí, fuera anulada y subsanada la omisión.

Queremos aclarar que en el expediente se ha confundido, que si bien existen investigaciones en contra de Martinelli, no hay orden de detención alguna, dijo el equipo de abogados.

La defensa de Martinelli ha sido sometida a dos procesos, en el caso del magistrado fiscal Harry Díaz y del juez de Garantías Jerónimo Mejía, a quienes se está solicitando una acusación directa omitiéndose la imputación. Esto para la defensa, implica que cliente no está acusado formalmente. Un tema recurrente de los abogados que reclaman la imputación y se quejan de que en el pedido de extradición nunca se señaló una imputación.

"Querellaremos al embajador de Panamá en Washington por abuso de autoridad y usurpación de funciones violándose el proceso de extradición con la finalidad de obtenerlo por encima de lo que señalan los convenios internacionales de extradición", dijeron los juristas.

Los abogados, no obstante, dijeron que no descartaban entre las alternativas posibles, que se detuviera al señor Martinelli, y luego de haber presentado varios recursos en Estados Unidos, le fuera negada la fianza.

Roniel Ortíz manifestó que luego de analizar todas las piezas procesales enviadas desde Panamá al norte, obtuvieron copias autenticadas de la documentación que se dio de la Corte de Panamá y se han percatado de que el fiscal Díaz ha mentido tratando de forzar situaciones que no existen dentro del proceso. Roniel indicó que las declaraciones de Harry Díaz mezclan cargos de tres o cuatro expedientes que guardan relación con otras circunstancias haciendo señalamientos al margen de la ley, y se eligieron unas preguntas por parte de las autoridades norteamericanas y respondió lo que la Cancillería la ordenó.

Las acciones jurídicas por parte de la defensa, se están analizando por suministrar falsedad de información en los documentos, toda vez, indicaron, están al margen de los principios procesales.

1 comentario:

  1. Contenido de este articulo fue tema en DEBATE ABIERTO de ALVARO ALVARADO el DOMINGO 16 de Julio del 2017. Los entrevistados consideraron este artículo de VERAZ y se utilizo como prueba de lo que estaba sucediendo.

    ResponderEliminar