miércoles, 3 de mayo de 2017

La multa de Etesa a Asep, una transferencia a la cuenta del Estado

La sanción económica que impondría la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) a la Empresa de Distribución Eléctrica (Etesa), que podría llegar hasta los $10 millones, “es un cobro del Estado al Estado, hecho sin sentido en el sentido de que el usuario afectado por los apagones no cobra un centavo”, indicó el especialista en temas de energía Carlos Penna.

El ingeniero Penna se refirió al proceso que abrió la ASEP a Etesa a raíz de los apagones que afectaron a la ciudad capital y la provincia de Colón los días 17 y 21 de marzo del corriente.

Etesa deberá pagar la multa que se le asigne de los servicios que presta a los contribuyentes y que factura en la cuenta de la luz. “Es un componente de la factura mensual del 5% aproximadamente”, indicó Denis Moreno, exadministrador de Asep.

La Asep “no maneja una cuenta independiente para recibir los dineros”, así que la multa quedará en las arcas del Estado, según Penna.

Lo que hace que algunos se pregunten qué sentido tiene que una institución del Estado le cobre a otra una multa que proviene del bolsillo de los usuarios que pagan por el servicio de energía, y que finalmente se depositará en las arcas del Estado. Lo más lógico para Penna “es que el dinero se reparta entre los afectados”.

Para Moreno, la Asep también tiene una cuota de responsabilidad en este asunto.

“Según el perito de Asep, encontraron otros eventos similares antes por falta de mantenimiento. En este sentido la Asep debe hacer una revisión de los niveles de mantenimiento de las empresas, si ellos no investigaron los eventos del año 2015 entonces también han estado lentos en el cumplimiento como ente regulador, que debe hacer una revisión en los estándares de mantenimiento”, dijo el exadministrador.

El proceso, hasta desencadenar en la multa pecuniaria, será largo. Antes habrá que determinar qué causó la explosión de los equipos. El peritaje preliminar de Asep determinó que se debe a una falla de mantenimiento, pero ayer el gerente encargado de Etesa, Oscar Rendoll, negó que fuera así.

Dijo que no se puede asegurar que la falta de mantenimiento sea la causante de este hecho ya que Etesa cuenta con un plan de mantenimiento preventivo y correctivo y que presentará sus informes para demostrarlo.

Cauteloso, Rendoll reiteró que esa camada de transformadores instalados en 1999, con una vida útil de 20 años, se instalaron en Panamá, México y Colombia y presentaron fallos muy parecidos en áreas de temperaturas como la nuestra, y también explotaron entre las 6 y 9 de la noche. Todo eso es parte del análisis y la investigación que está haciendo el fabricante”. Añadió que realiza periódicamente el mantenimiento de los aparatos, que consiste en pruebas de potencia que determinen el nivel de operación del transformador, además del reemplazo de aceite o reposición de activos de los equipos.

En total, Etesa reemplazará 70 transformadores, de los cuales se hizo un pedido de urgencia de 30 aparatos. De ellos, 15 ya se instalaron el fin de semana pasado, y el resto esta en camino. Los otros 40,están en proceso de trámite con el fabricante que se encuentra en Suiza.

El costo de los 15 transformadores fue de aproximadamente $300 mil. El cambio de los equipos forma parte del plan preventivo de Etesa.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario