domingo, 18 de diciembre de 2016

‘Los jueces y fiscales se sienten presionados por los medios'

El presidente del CNA asegura que en ocasiones los expedientes no tienen pruebas contra alguien, pero la presión de los medios influye en la decisión que se tome

Toto Álvarez indicó que están en la formación de PAIS, un nuevo partido político.


José Alberto Álvarez, mejor conocido como ‘Toto', dice que lee la Biblia todos los días, ‘aunque no me lo crean' (no sé qué habrá querido decir con la última parte de la frase). De su lectura, añade, saca algunas ideas para conformar un nuevo partido político para competir en las próximas elecciones generales. ‘Toto' habla con Polígrafo , además, de la estropeada ética de algunos de sus colegas abogados, del polémico proyecto de ley que pretende reformar el ejercicio de la profesión y de la situación del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella (GESE), amenazado con desaparecer el 5 de enero próximo, cuando vence la licencia del Departamento del Tesoro, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, porque su principal dueño fue incluido en la ‘Lista Clinton'.

¿AHORA HAY CLUB LA LLAVE?
No sé, ni idea, ni idea de si existió el Club La Llave.

¿Y POR QUÉ LE ASOCIABAN A ESE CLUB?
Porque yo era presidente del Colegio de Abogados en aquella época. Ahora lo soy también, pero, por suerte, no me asocian a ningún club ni a ningún círculo cero.

¿DE DÓNDE VIENE SU APODO, ‘TOTO'?
De Tolé. Había un vecino al que le decían ‘Tito', y mi hermana, para no decirme ‘Tito', me puso ‘Toto'. Y se quedó para toda la vida. Hay personas que no saben cómo me llamo, solo saben que soy ‘Toto'.

ES ALGO INHERENTE A USTED, ENTONCES...
Totalmente.

¿CÓMO CREE QUE LA SOCIEDAD MIRA A LOS ABOGADOS?
Los abogados que desempeñamos una función de acceso a la justicia no estamos muy bien vistos por una parte de la población. Es porque el Colegio recibe muchas denuncias por faltas a la ética.

EL PROBLEMA ES QUE NO SE RESUELVEN...
El Tribunal de Honor, que está compuesto por distinguidos colegas, actúa como si fuese el Ministerio Público porque es la Corte la que toma finalmente las decisiones. Pero, por ejemplo, para iniciar un caso contra un colega, aunque sepas que es abogado, la certificación la da la Secretaría General de la Corte; y mientras esa certificación no llegue al Colegio, nosotros no podemos hacer nada. El Tribunal de Honor es totalmente independiente, y la Secretaría debería resolver esa certificación de un día para otro.

ENTONCES, ¿DÓNDE ESTÁ EL ATRASO?
El primer atraso está allá, en la Secretaría. Si denuncian a una persona que no es abogado, nosotros no podemos tramitar la denuncia; entonces, puede ser que alguien esté ejerciendo ilegalmente la profesión, y eso hay que remitirlo a la justicia ordinaria.

¿CUÁNTO TIEMPO SE TARDA LA ACTUACIÓN DE LA SECRETARÍA DE LA CORTE?
Me han hablado de meses.

¿NO HABRÁ UNA COMPLICIDAD ENTRE EL ABOGADO DENUNCIADO Y LOS RESPONSABLES DE EMITIR ESTE DOCUMENTO?
Le toca a la Secretaría de la Corte. La segunda gran demora se da porque los abogados no se quieren notificar de la presentación de la denuncia. En tercer lugar —y esto está en el proyecto que está en la Asamblea— es a la Sala Cuarta de la Corte a la que le toca juzgar a los abogados. Para esto hay que hacer una audiencia y con tanto trabajo —imagínate perder dos o tres horas juzgando a un abogado—, esos casos quedan relegados.

¿NO CREE QUE ES NECESARIO, POR LA CONFIANZA QUE SE DEBE TENER EN EL GREMIO?
¡Por su puesto que es necesario! Por eso no entendemos por qué la Asamblea ha demorado tanto en discutir el proyecto de ley que podría generar cambios positivos en la profesión. La semana pasada, casualmente, conversé el tema con el ministro de la Presidencia; lo hemos conversado con el presidente de la Asamblea, con el presidente de la Corte, por su representado en la Comisión, que es el magistrado Luis Ramón Fábrega, pero aún no se lleva a la palestra.

PERO CON ESTO, QUÉ QUEREMOS DECIR, ¿QUE EL TRIBUNAL DE HONOR DEL COLEGIO NO TIENE RAZÓN DE SER?
No... sí la tiene, y mucha. Lo que queremos es que con el proyecto se aumente hasta el periodo de prescripción en el cual la persona puede denunciar a un abogado, que se eleve de uno a dos años, por lo menos. A veces llegan denuncias prescritas. Queremos quitarle la función a la Sala Cuarta para dársela a un tribunal superior de primera instancia en el Colegio y crear un mecanismo permitido en la ley para que al abogado que no se notifique, enviarle un mensaje con algún miembro del Colegio y que se dé por notificado. Queremos evitar los traumas en la tramitación para que la comunidad no piense que el Colegio no tramita las denuncias por faltas a la ética, sino que nosotros sí estamos haciendo algo.

¿EL PROYECTO QUE ESTÁ EN LA ASAMBLEA VA A REVIVIR EN ENERO, CUANDO SE REINICIEN LAS SESIONES?
El ministro de la Presidencia hará la solicitud porque tras las recomendaciones de los expertos en el tema de los ‘Panama Papers', hay recomendaciones con respecto a las reformas a la ley de la abogacía. Señala, por ejemplo, una distinción entre el abogado que litiga en la Corte y los que se dedican a registrar sociedades anónimas. En ese aspecto, señala que estos últimos van a necesitar de una licencia especial y unas calificaciones especiales para poder ser agente registrador de esas sociedades.

Toto Álvarez conversando con Adelita Coriat.


¿CALIFICACIONES DE QUÉ TIPO?
Bueno, todavía no nos han dicho, esa reforma viene de la Presidencia, no del Colegio. Eso lo expondrán en la Asamblea en primer debate. Sin embargo, el proyecto que está en la Asamblea actualmente tiene tres puntos importantes: Primero, que exige el examen de suficiencia académica; es decir, hoy en día hay más de tres abogados que se gradúan por día, esto representa más de 1,200 al año. El tema es que hay universidades que están graduando abogados en tres años o menos, y en ese sentido, aparte del examen, hay una propuesta de que sean como mínimo cuatro años los que se tengan que estudiar para graduarse de abogado.

¿QUIÉN DEBERÍA ESTIPULAR CUÁNTOS AÑOS SON NECESARIOS PARA GRADUARSE?
Hay un Convenio de Bolonia que lo fija en cuatro años. Cuando yo estudié eran cinco, y era un problema graduarse. Se han reducido las materias y el tema es que han sacrificado enseñanzas por resultados de graduados. Hay aproximadamente 22,600 abogados, muchos de ellos se han graduado en los últimos quince años. Otro aspecto es la educación legal continua; todo abogado que tenga menos de 30 años de profesión deberá tomar 50 horas de cursos en un organismo especializado. El tercer punto es que el Tribunal de Honor no puede actuar de oficio. Esto es un problema porque vemos muchas faltas a la ética de lo abogados que no han puesto una denuncia y están en los medios denunciando su caso, o que van a poner la demanda. En el Código de Ética eso está prohibido, pero no hay denuncias porque la ley explica que la parte interesada es la que debe denunciar. Entonces, le vamos a dar facultad al Tribunal de Honor para que pueda hacer esto por oficio. Lo que más presiona a un administrador de justicia es la presión mediática.

¿Y QUÉ PASA CUANDO HAY UNA INJUSTICIA?
Hay excepciones, pero la mayor parte de las veces hablan de los casos en los medios y ejercen presión a los administradores de justicia.

¿USTED CREE QUE UN ADMINISTRADOR DE JUSTICIA QUE CUENTA CON TODAS LAS HERRAMIENTAS LEGALES PARA LA INVESTIGACIÓN O PARA DAR UNA DECISIÓN, SE VE PRESIONADO POR LOS MEDIOS PARA CAMBIAR SU DECISIÓN?
Se siente presionado. Lo que pasa es que los jueces, magistrados y fiscales deben hablar por sus resoluciones judiciales y ellos tampoco deben estar en los medios explicando cosas. Muchas veces no se atreven a decirlo, pero se sienten presionados; muchas veces en el expediente no hay las pruebas para incriminar a alguien, pero si hay un medio detrás diciendo que ‘x' o ‘y' persona es presuntamente culpable, el juez o el magistrado se ve influenciado. Me lo han dicho, no me preguntes quiénes, pero me lo han dicho.

¿CÓMO VERÍA EL PANORAMA INFORMATIVO SIN LA OFERTA DE ‘LA ESTRELLA DE PANAMÁ' Y ‘EL SIGLO'?
Desde el primer momento en que conocimos la inclusión de un grupo de empresas entre las que está el grupo GESE salimos a la palestra y lo hemos seguido haciendo en todos estos meses que ha estado el problema. Es más, el tema se ha internacionalizado y ya hemos recibido apoyo de otros lados porque la ‘Lista Clinton' es la negación de la justicia. Los Estados que no viven en barbarie basan su sistema democrático en la justicia, y la justicia se basa en principios fundamentales; el debido proceso y la prueba. En el caso de la ‘Lista Clinton', no hay prueba evidente, van siete meses y no han presentado una sola prueba, no ha habido debido proceso en Estados Unidos. ¿Por qué se da esta situación en nuestro país? Porque a nuestro gobierno le ha faltado la entereza y la valentía para llevar el problema a otros estrados.

¿COMO CUÁLES?
Por ejemplo, debió instruir a nuestro embajador en la Organización de Estados Americanos, en las Naciones Unidas, para que denunciaran que en Panamá los Estados Unidos estaban asfixiando a empresas sin que hubiesen presentado una prueba. Exigir al Gobierno norteamericano que, si tuviese una prueba, la presente; y si no, pues que lo saque de la lista. Ante esta falta de nuestro gobierno, nosotros nos sentimos desprotegidos en el resto de las cosas. Nuestra Constitución panameña, en el artículo 17, es muy clara: el Gobierno está para proteger la vida y honra de los panameños, y en este caso, un grupo de personas naturales y jurídicas están totalmente desprotegidas porque el Gobierno no ha hecho, a mi juicio, nada para protegerlos. En el caso concreto de los diarios, el señor Abdul Waked hace dos meses nos visitó en el Colegio y, a la pregunta de un periodista, dijo que no estaba dispuesto a vender los diarios, que antes vendería a su hijo. Pero qué va a pasar, no lo vende, a pesar de que hay aves de rapiña por ahí merodeando para ver si se quedan con los diarios; si no tiene ese apoyo del Gobierno y no lo sacan de la lista, el 5 de enero es posible que le ponga llave y lo cierre, y más de 200 familias van a quedar sin el sustento. Eso de que el Gobierno dice que está protegiendo las fuentes de empleo, no vengan con ese cuento, porque proteger las fuentes es proteger al empresario.

¿FUNCIONARÍA PROLONGAR LA LICENCIA INDEFINIDAMENTE?
No es la solución. Es como poner oxígeno a un enfermo que realmente lo que necesita es ir a la calle y caminar. El Gobierno, con esa declaración del presidente que casi coincide con la del embajador de Estados Unidos, debió decir: si tienen la prueba, preséntenla; y si no la tienen, saquen a los diarios de la ‘Lista Clinton'.

¿CÓMO QUEDARÍA LA OFERTA INFORMATIVA SIN ESTOS DIARIOS, TOMANDO EN CUENTA LA RELACIÓN POLÍTICA DE LOS OTROS MEDIOS?
Cerrar los diarios trae consigo un desbalance en el tema de las noticias. Tú eres periodista, pero a veces hay medios que, como no les gusta lo que declaro, entonces no me entrevistan. Hay que decirlo, cerrar El Siglo y La Estrella de Panamá , que le han abierto las puertas a todos los sectores del país, es callar una voz a todo el sistema democrático. Va a desbalancear la oferta noticiosa del país, es quedar en manos de la oposición y del gobierno cuando se avecina una campaña electoral, cuando lo que necesitamos es un pluralismo informativo para que la libertad de expresión brille en todo el significado de la palabra. El principal llamado es al Gobierno Nacional, para que actúe de manera firme y categórica, no solo por proteger los puestos de trabajo, sino por la libertad de expresión.

¿CÓMO SUPERAMOS EL TEMA DE LA CORTE SUPREMA Y LOS CASOS ESTANCADOS?
A mediados de los 80 los panameños salieron a pedir justicia, libertad y democracia. Las dos últimas las alcanzamos, pero no la justicia. El cáncer está en la Constitución, pero no lo quieren cambiar. El presidente prometió en campaña que íbamos a tener una constituyente y uno de los cambios fundamentales es ese, la escogencia de los magistrados.

SIN EMBARGO, HAY OTROS MECANISMOS PARA LOGRAR QUE LA JUSTICIA AVANCE CON LOS MAGISTRADOS QUE ESTÁN EN FUNCIONES...
El presidente (Martín) Torrijos intentó; (Ricardo) Martinelli no hizo nada en eso, fue una de las famosas frases de no cogobernar con la sociedad civil, me refiero a la propuesta por parte de la sociedad civil para la escogencia de los magistrados. Pero no hay confianza, Panamá tiene más de 80 juristas que se postulan, pero no ves a algunos con suficiente mérito porque los gobiernos se han dado cuenta de que el gran poder de los sistemas democráticos radica en la justicia. Eso se vio en Estados Unidos. En la elección de (George) Bush y (Al) Gore, la Corte decidió que Bush era el presidente. Aquí sucedió con Robles, quien se quedó en la Presidencia. Han habido casos en que la Corte es juez y decisor de lo que ocurre, entonces no nombran a nadie independiente y valiente para pararse ante la crítica política o mediática.

LA CORTE TIENE SERIOS PROBLEMAS INTERNOS...
Hay posiciones diversas que han sido traducidas a la palestra pública y no le es beneficioso a la Corte. Hay experiencias previas que retratan lo mismo en el pasado.

PERO ESO NO ES A LO QUE DEBERÍAMOS ASPIRAR. DEBERÍA SER OTRA CORTE...
Exacto. En este periodo ya van dos magistrados procesados en la Corte.

¿DEBERÍAN HABER MÁS MAGISTRADOS PROCESADOS?
Si existen las pruebas, deben presentarlas. Nosotros como Colegio no podemos presentar demandas sin pruebas. En el caso del magistrado Moncada nos dieron las pruebas.

PERO HAY DOCENAS DE DEMANDAS EN LA ASAMBLEA CONTRA MAGISTRADOS Y ESTÁN MUERTAS DE LA RISA...
Por eso es que se necesita un cambio en la Constitución, para tener un Consejo Nacional de la Magistratura, independientemente de los Órganos, que se encarguen de juzgar a los magistrados y evitar la simbiosis con los diputados, que se traduce en ‘yo no te juzgo y tú a mí tampoco'.

¿HAY JUSTICIA SELECTIVA?

Sí, yo creo que sí. Hay casos del gobierno pasado que no están siendo procesados como otros. Hay casos de funcionarios y exfuncionarios que tienen medidas cautelares y otros no las tienen; la justicia debe ser igual para todos.

¿HAY ALGUNOS MAGISTRADOS QUE DEBERÍAN IRSE DE LA CORTE?
Esa es una pregunta muy difícil. Yo no quisiera contestarte.

¿YA USTED CAMBIÓ DE PROFESIÓN, DE ABOGADO A POLÍTICO?
Para que no se diga que estoy utilizando al Colegio, yo pedí licencia desde febrero para poder dedicarme a la creación del partido político.

¿CUÁNTAS FIRMAS LLEVA?
Pensamos presentar a finales de enero la solicitud con más de mil firmas que ya tenemos; nos falta recoger firmas en la comarca, adonde las lluvias no nos han dejado ir; pero, a partir de enero iremos allá y vamos a hacer una oferta nueva al país.

¿CÓMO SE LLAMARÁ EL PARTIDO?
Partido Alternativa Independiente Social. Las siglas son PAIS.

¿SERÁ UN PARTIDO DE ABOGADOS?
No, no, no...

¿TIENE IDEOLOGÍA SOCIALISTA?
No, mira que si fueran a ubicarlo por la ideología, yo soy profundamente cristiano, leo la Biblia todos los días, aunque la gente no lo crea. La Biblia tiene la mejor doctrina social que puedas encontrar.

¿PERO ES DERECHISTA, CENTRO, IZQUIERDA...?
Derecha no es. Centro puede ser, pero derecha no es.

¿ENTONCES QUÉ ES?
No habrá tema en la vida nacional en el cual no vamos a opinar. Si tú ves ahora los partidos hablan de lo que les pasa internamente, pero no de los problemas nacionales. El Colegio ha llenado ese vacío de darle al país opiniones en diferentes aspectos. Tú no has visto a los partidos meterse a defender temas, ellos ven los intereses del partido, nosotros vamos a ver los intereses del país.

PERFIL

  • Presidente del Colegio Nacional de Abogados por cuarta ocasión
  • Nombre completo: José Alberto Álvarez
  • Nacimiento: 2 de enero 1953, David, Chiriquí
  • Ocupación: Abogado
  • Creencias religiosas: Católico

Resumen de su carrera:
Expresidente de la Federación Interamericana de Abogados, con sede en Washington, D.C. Miembro del Consejo de la Federación Interamericana de Abogados desde 1993. Presidente del Colegio Nacional de Abogados de Panamá (2013-2015). Presidente del Colegio Nacional de Abogados de Panamá (1991-1993). Presidente del Colegio Nacional de Abogados de Panamá (1990-1991). Miembro (2003-2007) y presidente (2004-2005) del Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados de Panamá. Exvicepresidente del Colegio Nacional de Abogados de Panamá (1983–1984). Expresidente del Movimiento de Abogados Gremialistas (MAG). Miembro del Senado de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados con sede en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario