lunes, 19 de diciembre de 2016

La seguridad en la aviación civil

Los aeropuertos del mundo se rigen por los programas de seguridad que dicta la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Lineamientos que Panamá no ha podido cumplir a satisfacción.

En el Aeropuerto Internacional de Tocumen se han observado 57 hallazgos que deben ser atendidos por las autoridades de Aeronáutica Civil (AAC). De ellos, hay tres muy sensitivos.  

El primero es la mezcla de pasajeros en tránsito, los arribos y salidas de vuelos. Los dos restantes derivan del primero y son: equipaje en transferencia y el equipaje de mano.

Emilio Pesantez, director de Seguridad de la Aviación Civil (AVSEC), manifestó que en la actualidad esta entidad ha dado un profundo seguimiento a las 57 observaciones y en especial a las más sensitivas. De estos tres puntos, “ya se levantó uno, quedando dos que son el equipaje de mano y la mezcla de pasajeros. Este último se está resolviendo con un sistema llamado One Stop Security.

Adicional, se mejoran algunos puntos de las salas de embarque que evitará la mezcla de pasajeros que obtuvo el visto bueno de Transportation Security Administration de EEUU y OACI en sus últimas visitas”.

Del resto de lo señalado en la pasada auditoría de OACI, donde se menciona la actualización de los programas nacionales de seguridad, carga y la aplicación de otras instrucciones, prácticamente fueron preparados por los especialistas de AVSEC y afinan algunos puntos que completarían las observaciones internacionales.

Queda pendiente, no obstante, la equiparación salarial y equipar las instalaciones con el mobiliario adecuado para hacer la tarea.

El reto de la seguridad en los aeropuertos es un asunto de política de Estado.

Cada gobierno invierte en capacitación de personal que muchas veces se desecha en los cambios de administración por compromisos políticos, clientelismo, que causa mermas en la operatividad y seguridad de la institución.

Avsec indica que trabaja mancomunadamente con el Consejo de Seguridad, la Policía Nacional y el Servicio Nacional Aeronaval, Aeronáutica Civil en todos los aeropuertos del país, pero aún quedan muchos puntos por resolver.

Una fuente relacionada al tema indicó que “han detectado personal dudoso que labora en el sistema y utiliza toda clase de disfraces para pasar agachados”.

Una de las razones del porqué se encuentra en este estado la aviación en el país, es que por más de diez años no se capacitó personal o se mejoraron los equipos en las instalaciones, explican quienes conocen la situación de la aviación en Panamá.

La Junta Directiva de la AAC aprobó las necesidades de modernizar el equipo, entrenamiento personal, aumento de pie de fuerza y mejora salarial.

Si Tocumen tiene sus problemas, el aeropuerto Marcos A. Gelabert, ubicado en Albrook, tiene otro dolor de cabeza.

Una fuente conocedora del tema de aviación, ligada al mundo de la seguridad aeronáutica civil, explica que “cada vez que aterriza un avión privado se dirige directo a su hangar.

Las autoridades de Aduana y Migración, en vez de revisarlos en la rampa, lo hacen en los hangares privados.

El Estado no dice nada porque hay grandes intereses económicos”, expresó la fuente, sin más detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario