domingo, 23 de octubre de 2016

Más de $8 millones de la Caja de Ahorros pararon en Financial

Directa o indirectamente, más de la mitad de los $12 millones que debía Financial Pacific fue sufragada con dineros de la Caja de Ahorros. Cristóbal Salerno, prestamista, dijo que Manuel Morales, presidente de  HPC Contratas – P&V, le llevó  cheques a su oficina “de parte de West”

Cristóbal Salerno, empresario y miembro del círculo cero del expresidente Ricardo Martinelli, dijo a la fiscal Anticorrupción Tania Sterling, que aún no ha terminado de cobrar el préstamo que hizo a los directivos de Financial Pacific que sirvió para tapar el desfalco de la casa de valores en el 2012 por un monto de $12 millones.

De los $5.2 millones que prestó, Salerno afirma que recibió como abono dos cheques a nombre de dos sociedades anónimas de su propiedad: uno por $850 mil a favor de Ilkeston, y el segundo por $977,462.50 a nombre de Langton International Holding, Ltd.

“Los mismos me los entregó el señor Manuel Morales, indicándome que era un abono queme enviaba West Valdes”, dijo Salerno.

El resto del dinero que no ha cobrado, $3.3 millones, Salerno indicó a la fiscal que no sabe dónde ubicar a los directivos para cobrarles.

Es decir, que de ser cierta la versión de Salerno, Financial Pacific recibió $8,827,462.50 millones que cubrieron el desfalco y que provenían de la Caja de Ahorros, directa o indirectamente.

Los cheques a los que hace referencia el empresario, fechados el 31 de diciembre de 2012, afirma que se los entregó en su oficina el señor Manuel Morales, presidente de la empresa HPC Contratas – P&V, empresa encargada de la construcción del Centro de Convenciones en Amador valorado en $193 millones, para lo cual solicitó un préstamo a la Caja de Ahorros.

La empresa HPC Contratas – P&V, obtuvo una licitación en octubre de 2012 para la construcción de dicho proyecto. El financiamiento lo obtuvo de la Caja de Ahorro. Esta entidad, adelantó $9 millones que hoy son motivo de una investigación a cargo de la Fiscalía Anticorrupción por el uso que se le dio a esos dineros.

HABLAN EXDIRECTIVOS
Sin embargo los directivos de Financial Pacific, Ivan Clare y West Valdés, no comparten la versión del empresario Salerno. Consultados a través de su abogado Carlos Alberto De León, respondieron que el préstamo otorgado a Financial Pacific se realizó en el año 2013, "mal podría haberse realizado un abono en fecha anterior", y se desligaron de todo vínculo del tema uso de los dineros de la Caja de Ahorros.

MARTINELLI ME PIDIÓ
Salerno contó a la Fiscal que casi al finalizar el mes de diciembre de 2012, el entonces presidente Ricardo Martinelli fue a su  casa y  le pidió que ayudara a los señores Iván Clare y West Valdés con un dinero, ya que la casa de valores había sufrido un desfalco financiero y urgía tapar el hueco para evitar su liquidación por parte del regulador, la Superintendencia del Mercado de Valores.

Le solicitó que pusiera $12 millones, el monto que requería Financial Pacific para reflotarse económicamente. Salerno encontró la suma más elevada de sus posibilidades y se comprometió a prestar $5.2 millones con una condición: “que le hicieran un abono sustancial durante los primeros días de enero de 2013, tomando en consideración que deberían ser los primeros días hábiles del año”.

Así salió uno de los primeros cheques que sufragaron a la casa de valores. Otra fuente de ingresos provino de la cuenta Summer Venture, como ya ha publicado este diario, por $7 millones.

Un dato curioso aparece en la ruta del préstamo a Financial Pacific. De Leon explica que para "poder cubrir el faltante que ocasiono el desfalco cometido contra FP, y salva guardar el dinero de más de ochocientos clientes, los directivos gestionaron préstamos con varias instituciones financieras locales. Finalmente el préstamo se obtuvo de un empresario local, que puso sus condiciones y estas fueron aceptadas".

Un empresario, afirman, no dos. La Estrella de Panamá descubrió a principios de 2015 que los fondos provenían de dos fuentes: 5.2 millones de la cuenta bancaria de Cristobal Salerno, y $7 millones del Banco Universal de la cuenta de una de las empresas en las que Felipe Virzi, amigo y miembro del círculo de negocios del entonces presidente Ricardo Martinelli, es signatario.

Esta versión la reafirma Salerno en su declaración cuando indica a la  fiscal que los $7 millones que él no pudo prestar, los puso otro empresario.

De León añade, que "toda vez que FP se encontraba intervenida por la SMV, esta institución supervisó todas las transacciones que se llevaron a cabo para que se cubriera el faltante y se realizará el cambio de Control Accionario, y entre estas, realizó la debida diligencia para comprobar la procedencia y legitimidad de los dineros que fueron prestados y depositados en la cuenta de FP".

"La Superintendencia del Mercado de Valores, remata, debe mantener en sus archivos la información relativa a todos los participantes en esta transacción".

Cuando este diario indagó sobre la procedencia de estos dineros, la SMV indicó que la entidad se limitó a revisar que los fondos eran legítimos, ambos cheques eran de gerencia lo que no les hacía dudar acerca del due diligence que habían efectuado los bancos correspondientes antes de proveer el préstamo.

EL PAGARÉ
Salerno habló del pagaré que firmaron los directivos para garantizar el retorno de los fondos. La sociedad anónima Gallen Enterprises registrada en Belice es el acreedor, dijo el empresario. Salerno cree, así dijo a la Fiscalía, que el dueño de esta empresa es West Valdés. La Estrella tuvo acceso a este documento firmado entre las partes, y estipula la suma total del préstamo, $12 millones.

¿De quién es Gallen y que rol juega en este préstamo? preguntamos a los directivos de Financial Pacific mostrándole el documento.

De León se limitó a decir que "el préstamo que se otorgó a los directores y accionistas de Financial Pacific, Inc, data del 2012. Toda esta documentación quedó en los archivos de la SMV, por lo que para referirme a cualquier información referente a esta documentación, requiero revisarla personalmente, a objeto de verificar el contenido de estos documentos".

En el pagaré, que ahora forma parte del expediente de la Fiscalía, se aprecian las firmas de los  deudores, los directivos de la casa de valores, por un lado, y deudores solidarios, renglón en el que firma el mismo West Valdés como representante de Boquete International Investments.

Cuando el diario logró descifrar de dónde provenían los dineros que salvaron a Financial Pacific de una liquidación, preguntamos al directivo de Multibank sobre el préstamo que efecutó su cliente:
—¿No le extrañó el desembolso?
—‘No, Salerno le presta dinero a mucha gente con intereses del 10% al 12% , actúa como una financiera', Financial le dio un pagaré, explicó la fuente.

El trato establece varios puntos interesantes como condiciones del préstamo. Uno de ellos es el compromiso de pagar un interés mensual sobre los saldos del 8.25%.

Los bienes que garantizaron el préstamo se resumen a dos fincas que han sido avaluadas por los bancos por un monto menor a la cantidad del préstamo: la 7127 que comprende 49 hectáreas valorada en $250 mil, propiedad de Clare, y la finca 7064 de 73 hectáreas propiedad de Boquete International Investment, ubicada en Coclé, Penonomé con un valor de $432 mil. Ambas propiedades fueron secuestradas antes de la firma del pagaré.

LA RUTA DEL DINERO
El pagaré tiene fecha del 2 de enero de 2013, el día que se confeccionaron todos los cheques que saldarían las deudas de Financial Pacific. Ese mismo día los directivos de la casa de valores redactaron una carta a Gallen Enterprises en la que le solicitan que los cheques por la suma de $12.2 millones, producto del préstamo otorgado “a nosotros el 2 de enero sean girados a favor de Financial Pacific”.  Y así fue. Los cheques de gerencia, uno era del extinto Banco Universal (propiedad de la familia Virzi) de la cuenta Summer Venture, donde es signatario Felipe Virzi y dueño de una de las empresas que formaban parte del consorcio a cargo de la fallida construcción del Centro de Convenciones de Amador. El otro cheque provenía de la cuenta de Salerno del Banco Multibank. Ambos fueron confeccionados en esa misma fecha, dos de enero.

Dos días después, West Valdés abrió una cuenta nueva en el Banco Universal en la que depositó los $12.2 millones para saldar las deudas de la casa de valores. Según conoció La Estrella de Panamá, la cuenta se abrió bajo la presión de una llamada de Martinelli quien solicitó al dueño de la entidad, y éste accedió a la petición a la que se había resistido en un principio por el escándalo que rodeaba a la casa de valores.

1 comentario:

  1. La examinación de un posible objetivo de fusión, adquisición, privatización o transacción similar de financiación empresarial exige mantener altos niveles de seguridad para proteger documentación confidencial y evitar posibles actos de fraude. Con fin de llevar a cabo dichas transacciones en condiciones seguras la mejor solución será usar una sala de datos m & a

    ResponderEliminar