domingo, 9 de octubre de 2016

‘Los huecos se están arreglando, no es cosa de la noche a la mañana’

El ministro de Obras Públicas, Ramón Arosemena, dice que no es mago. Reparar las vías requiere de presupuesto y de tiempo, como técnico   le importa poco cómo lo evalúan las encuestas

Ramón Arosemena, ministro de Obras Públicas (MOP), es un técnico que jamás imaginó llegar a ser ministro.  Se tardó un mes en aceptar la propuesta que le hizo el presidente Juan Carlos Varela, a quien conoce desde la juventud por los lazos de amistad que mantenían sus padres. Cuando Varela le propuso el cargo sabía que en él encontraba a una persona que nunca lo iba a defraudar. Para el recien electo presidente, Arosemena  era el perfil ideal para ocupar la silla desde la cual en la administración anterior se firmaron ordenes de proceder de proyectos muy onerosos cuyo precio creaba la duda de posibles sobreprecios o coimas. A pesar de que Arosemena tenía más de 30 años de vivir en Miami, Florida, tomó  el reto porque  criticaba lo que se hacía, pero callaba. Hoy es uno de los ministros  más recordados por los conductores, pero no precisamente por el cambio del estado de las calles, sino por su deterioro.  A él le importa poco la  popularidad en las encuestas, no soy político, afirma, “ni lo seré”, sentencia.

¿Usted es gringo o panameño?
Panameño

¿Cómo llegó a ser ministro?
Porque me lo ofrecieron, el presidente me conocía de antes. Nunca se me pasó por la cabeza ser ministro. El presidente un buen día me llamó y me dijo que si lo podía encontrar. Yo le dije que estaba bien. Cuando llegué a donde él estaba me dijo que si quería ser su ministro de obras públicas. Él conocía mi trayectoria y básicamente en ese momento fue un ofrecimiento raro porque no lo tenía en el radar. Yo le dije que lo iba a pensar y que probablemente no lo iba a aceptar.

Su gestión ha causado una adaptación tanto en el personal como en el manejo de los proyectos. No obstante las calles están muy deterioradas y con muchos huecos. ¿Qué explicación da usted a la ciudadanía al respecto?
Esto es una combinación de factores. En un cambio de gobierno siempre hay un, no le llamemos atraso, sino un punto de transición de una administración a la otra. Los ministerios cambian el personal gerencial. Esa parte no la conocía yo de que algunos ingenieros se van.

Se van si los corren...
No, algunos se van solos, esa parte se tuvo que volver a sustituir y buscar ingenieros. En realidad fue un momento de reorganización. Hubo mucha falta de fondos, teníamos un déficit de $300 millones, esa parte mermó mucho el funcionamiento y la parte de inversión del ministerio en el 2014. En ese año solo se licitó un proyecto. Además nos dedicamos a evaluar los proyectos que estaban en construcción en la situación que venían, si tenían deficiencias.

¿El costo de los mismos también se evaluó?
Se evaluó cómo se podían mejorar.

¿Y qué encontró?
Bueno, muchas cosas. Algunos proyectos en riesgo de no ser entregados, encontramos proyectos inseguros en cuanto a la seguridad vial. Dos ejemplos: uno era la Domingo Díaz, muy desorganizada que no tiene señalización. El otro proyecto fue la carretera panamericana entre Santiago y David. Había excavaciones profundas, actividades de construcción pesada y excavaciones de 4 o 5 metros abiertas alado de la carretera que si se cae un carro o un bus iba a ocurrir una tragedia.

¿Y qué hizo con estos proyectos?
Hablamos con los contratistas y les dimos un termino de tiempo para remendar los problemas. Era un mensaje claro que pocos entendían porque aquí están acostumbrados a trabajar de esa manera. Pero no solo ponían en peligro a los autos que transitaban en esas vías sino a los trabajadores.

¿Le hicieron caso?
Los contratistas aceptaron y trabajaron.

¿Hubo sobreprecios?
En el caso de la panamericana Santiago-David, una obra llave en mano, en un tramo hacia Viguí tiene un costo de $402 millones en libros. Pero la realidad es que incluye cuatro renglones, el costo de construcción, financiamiento, mantenimiento de la obra por tres años y el impuesto. De ese monto, que uno divide entre 71 kilómetros, no es la forma, sino sacar el costo de la construcción.

¿Para usted fue un precio adecuado?
Lo que es la panamericana nosotros no hemos verificado todo porque se está construyendo todavía. Sí hicimos análisis de otros proyectos, pero la gente piensa que nosotros somos investigadores, nosotros somos ingenieros. Yo tengo que comparar una cosa con la otra para poder saber si hubo sobre costos.

Pero hay mil formas de hacer comparaciones...
Es lo que estamos haciendo ahora. Estamos sacando nuestros propios proyectos, tenemos 54 licitados que los estamos llevando al margen del costo de la industria.

¿Ese es su punto de comparación?
Si.

No me diga que después va a poner la denuncia...
Se puede poner la denuncia en el momento en que encuentres algo.

El presidente les advirtió en su discurso a la nación en la Asamblea que tenían 6 meses para interponer cualquier denuncia en la Procuraduría...
Si, él dijo algo como que... Porque tu no puedes basar los cinco años de gobierno buscando la quinta pata al gato. Por eso el dijo que lo que no han encontrado hasta diciembre como que no...

Pues ya está tarde para poner alguna denuncia, ¿no?
Yo creo que uno pone la denuncia cuando se tiene la certeza. Una vez que uno acusa a alguien de algo tiene que tener pruebas porque ya la denuncia queda.

Analizando el portal del ministerio uno se  percata de la baja ejecución que tiene tanto en inversión como en funcionamiento. Hay meses del 2016 y de 2015  que registran avance de tan solo    25% o de una sola cifra, ¿qué explicación tiene usted al respecto?
En el 2015 3l presupuesto del MOP se ejecutó en 92%, yo creo que es una cifra bastante aceptable. Este año tenemos 66% de presupuesto ejecutado, es decir, vamos a un buen paso. Pero lo más importante es que el ministerio ha mejorado en su fuerza de trabajo. Por qué te digo esto, en el 2014 solamente pudimos licitar un proyecto, en el 2015, 21 proyectos, y en este año hasta septiembre llevamos 32 proyectos. Estamos adelantando a un mejor paso. Hoy en día ya tenemos alrededor de unos 914 kilómetros de carretera adelantados, de ellos el 57% está en construcción hoy en día.

¿Cuándo espera recibir esas obras?
Todas las obras no son iguales en cuanto a tiempo de construcción y tampoco tienen el mismo costo. Todo depende del lugar y del material. La inversión está alrededor de 854 millones. Va de acuerdo a lo que podemos invertir, porque a pesar de que nuestro presupuesto ronda esa cifra en este año, la mitad está comprometida a los proyectos de continuidad.

Usted ha licitado y recibe nuevas obras pero se queja que no tiene un peso para dar mantenimiento, ¿cómo piensa mantenerlas en buen estado?
Para el caso de mantenimiento te quiero decir que en Panamá existen alrededor de 18 mil kilómetros de carretera más mil puentes. Mantener esto es una ardua tarea, hay carreteras más visibles y más importantes como la panamericana, Domingo Díaz, que son más transitadas. Nosotros hemos ido poco a poco adecuando la parte de mantenimiento.

¿Cuánto reservó de este presupuesto para este renglón?
El presupuesto tenía como medio millón de dólares.

¿Medio millón de $856 millones?
Si.

¿Quién decide qué monto dedicar a mantenimiento?
Nosotros presentamos nuestros presupuesto al Ministerio de Economía y Finanzas y después a la Asamblea.

Pero ¿quién decide cuánto se dedica a mantenimiento?
Nosotros pedimos como $24 o $25 millones, pero en realidad el presupuestos se ajusta a todos los ministerios.

¿Pero cuánto reservó para este renglón finalmente?
Nosotros hicimos un grupo de proyectos en la ciudad de Panamá que lo denominamos "trabajando por tu barrio" a esto se le destinó $71 millones, hay otro en Tocumen, otro en la 24 de diciembre, todo esto llega a Chame y San Carlos.

Las quejas son infinitas ministro, ¿cuál es la explicación del  deterioro de las calles en comparación a otros gobiernos?
Yo en lo personal ni diría ni acepto que hay una gran diferencia entre lo que hay ahora y lo que había antes.

Ministro las calles están fatales, por decir lo menos...
Siempre han estado así.

No, ahora están peores...
Yo no lo veo así. Te digo porqué, por que en Panamá la forma en que se ha construido era de concreto. Se les puso asfalto encima y las tapas de los registros quedaron por allá abajo y uno cuando cae en la noche piensa que es un hueco y son las tapas, y eso se está arreglando. Eso tiene años de estar así, eso no lo hice yo.

Pero hay miles de huecos que no son de tapas...
En la administración pasada se ponía asfalto y hoy en día se están soltando.

¿La explicación es que el trabajo que se hizo en la administración anterior no fue eficiente?
Bueno, el asfalto debe durar de 10 a 12 años y aquí no está durando nada.

Ahí tiene un punto de comparación, ¿por qué no denuncia ese trabajo?
Pero qué voy a denunciar, si tiene laboratorios que han pasado y todo. ¿Tu crees que yo me voy a quedar cinco años denunciando y buscando quién abrió un hueco?

¿Por qué no exige a los contratistas la garantía de su trabajo?
La responsabilidad mía es llegar y arreglar todo lo que yo veo dañado. Yo no vine aquí a buscar quien es responsable por un hueco o por el otro. Cuál era la queja del ministerio anterior; sobre costos, coima e irresponsabilidad. Hoy en día yo no cojo coima, nunca me la han dado ni la he pedido, nadie habla de sobre costoso ahora, yo creo que tienen que buscar algo en qué basar la crítica. Lo que se escucha son los huecos, se están arreglando, no es una cosa de la noche a la mañana. No solo hay huecos, hay drenajes rotos, tuberías dañadas.

¿Cuándo cree que le puede dar a la ciudadanía las mejoras en las calles?
Estamos trabajando en eso. Por ejemplo, en la Tumba Muerto hemos reemplazado unos dos mil metros cuadrados de concreto, vamos a llegar a los 3,500. Esa carretera tenían años de no dar mantenimiento.

Hay muchas críticas por el tiempo que usted dedica al ministerio. ¿Cuántos días a la semana dedica al ministerio y cuántos sale de viaje?
Todos, yo vivo en Panamá. Es más yo toda la vida he tenido casa aquí.

¿Usted sale todos los fines de semana del país para atender sus asuntos en Miami?
Pero quién dice eso. El otro día sacaron un Twitter diciendo que yo estaba tomando café en Miami y yo estaba en la oficina. Es más ese día había gabinete y yo estaba ahí. Eso fue un presentador de televisión que un día dijo que el ministro se va para Miami los jueves y viene los lunes. Eso es totalmente falso. Yo ni tengo la plata y el tiempo para hacer eso. Los sábados muchas veces yo estoy en el interior atendiendo los proyectos, éste sábado voy con el presidente, por ejemplo.

Entonces, ¿quién atiende su empresa en Miami si usted no va para allá?
Porque tengo ingenieros. Si tu tienes una empresa que la maneja una sola persona estas mal. Como se manejan los supermercado de (Ricardo) Martinelli si el no está aquí.

¿O sea que usted pasa todo el mes aquí, o todos los meses en Panamá?
Todo el tiempo aquí. Ahora, yo si salgo, no te voy a decir que estoy clavado en el MOP en una tabla, yo salgo igual que cualquier persona, eso es algo normal. Salgo del país o voy a Bocas del Toro o a la playa. Yo soy una persona normal, no tengo que esconderle nada a nadie.

Los desarrolladores han manifestado que en las licitaciones hay ciertas particularidades que hacen que solo una empresa en particular pueda ganarse la licitación, ¿qué tiene que decir al respecto?
Eso es falso.

¿Se las gana constantemente una empresa o hay lugar para todos?
En la página web están todas las empresas. Le voy a decir, proyecto Pedregal-Gonzalillo, Meco; proyecto Santa Fé-Yaviza, Cusa; Metetí-Cangón, Cusa; Río Calovebora Transec; Santa Fé-Metetí, Bagatrac; carretera Santa Fé-Yaviza, la última compañía; Puerto Armellos internos también, Cerro Sombrero Chichica-Llano Tugrí, Asfaltos Panameños; La Pitalosa, Meco. Ya van cinco empresas dentro de las cuales una es extranjera y cuatro panameñas. Todo está en el ministerio en la página web. Esta gente se ha ganado las licitaciones con buenos diseños y en forma transparente.

¿Usted va terminar su gestión hasta el final de esta administración?
Nunca voy a decir que me voy a quedar o no, eso nadie lo sabe. De que puedo termina, claro que lo puedo hacer, de que se está haciendo lo correcto es así, de que se está haciendo transparente, también, de que se está ejecutando el presupuesto también es así. Se está haciendo lo mejor que se tiene con lo que se tiene. Si tengo un presupuesto de $856 millones y de eso $500 millones son para pagar proyectos anteriores que hay que cumplir con ellos, me quedan alrededor de unos $300 millones para el resto del país, es lo que tengo que trabajar y no puedo hacer más. Todos los proyectos se pagan del presupuesto, no son llave en mano.

¿Qué le tiene que decir al público que lo evaluó como uno de los peores ministros?
Primero que nada yo no vivo de las encuestas. Nunca un ingeniero trabaja por encuestas, sino con resultados que van de la mano del presupuesto. Se está haciendo todo lo que se puede, hay una gran cantidad de trabajos en la ciudad de Panamá que los edificios tiran el agua para la calle. Eso ya es un impedimento para arreglar la calle.

Para eso están las multas...
La Alcaldía es la que debe multar. Aquí en Panamá la gente se pone en la servidumbre. No puedes arreglar el país que en 50 años no ha hecho lo correcto y arreglarlo en dos años. Yo no soy mago. La gente piensa que yo soy mago y no es así. Lo que van a encontrar en este ministro es honestidad y transparencia. Se va a hacer todo lo que se puede, no puedo hacer más con lo que no tengo. Yo he encontrado todas las calles desbaratadas, yo no puedo arreglar todo con el presupuesto que tengo.

¿Cuánto tiempo tardan en dar la orden de proceder desde que una empresa se gana la licitación?
Bueno depende del plazo que se les da para presentar la propuesta. Si se la gana una empresa, si traen todos los documentos (porque eso es otra cosa, hay empresas que se llevan los contratos los analizan y se demoran, vienen con comentarios). De ahí se firma el contrato y se manda a Contraloría y ellos también tienen sus comentarios, esos comentarios los devuelven al ministerio y nosotros llamamos al contratista. Yo diría que entre que se ganan la licitación y la orden de proceder se lleva unos 60 días. Lo más que dura son dos meses, pienso que debe durar 30 días y que se les debe pagar antes. Yo soy uno de los que siempre ando preguntando cuando recibieron las cuentas, porqué no han pagado, que paguen etc.

Usted es un hombre muy técnico, ¿qué tanto le cuesta la burocracia?
Lucho por cambiar la burocracia, es mala, al final igual se va a pagar la cuenta.

¿Qué avances hay sobre el 4 puente sobre el Canal?
Ya están las 6 empresas precalificadas, hoy en día estamos trabajando en el pliego de cargos, yo espero que en dos o tres semanas podamos montar la licitación en Panamá Compras. Las empresas están muy atentas, algunas han empezado a trabajar en esto. Sabemos la importancia del proyecto, son alrededor de 6 kilómetros, hemos dicho que se trata de un diseño atirantado, ese es el concepto.

¿A cuánto asciende el monto?
La cifra que se habla son mil millones. No hemos cerrado porque hay cosas que evaluar, al final tendremos un costo.

¿Cómo se elegirá la empresa?
Tienen que tener requisitos mínimos en el diseño, otros que se van a ponderar. Va a ser evaluación separada por diseño y el precio también tiene un porcentaje. Usualmente son 50% y 50%, o 40% y 60%.

¿Cuándo estará listo ese puente?
La construcción debe ser como 36 meses más el diseño, pasa del 2019. No creo que lo reciba esta administración a menos que venga una empresa y diga que lo entrega antes.

¿La mayor parte de las obras se recibirán en esta administración o en la próxima?
Bueno ya hemos recibido algunas, una en Bocas del Toro, otra en la Calzada larga. Vamos a terminar muchas obras que estamos sacando que son de un año o 18 meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario