miércoles, 6 de julio de 2016

Porcell reclama a Interpol las alertas solicitadas

La XXIII Conferencia Regional de las Américas de Interpol se inauguró en la ciudad de Panamá.


La procuradora de la Nación aprovechó la coyuntura de contar con altas autoridades de la Policía internacional para exigir que se agilicen las alertas solicitadas por Panamá sobre casos de corrupción

Arropada bajo la informalidad que caracteriza a los panameños, la procuradora Kenia Porcell rompió el protocolo cuando pronunciaba su discurso en la XXIII Conferencia Regional de las Américas de la Interpol a la que asistieron más de 68 delegados de 32 países.

Había preparado un discurso formal, característico de este tipo de eventos en los que se habla de la lucha contra el crimen organizado, la droga, tráfico de personas, intercambio de experiencias y todas esas actividades formales que se usan en estas conferencias.

El presidente Varela durante su intervención.


De repente, no se sabe si producto de la frustración o la magnifica coyuntura de tener en un mismo salón a tan altas autoridades de ese organismo policial, Kenia Porcell, alzó la vista, abandonó la lectura, dejó a un lado los papeles y sacó de su pecho las angustias que le han mortificado por meses.

Le reclamó al representante de la Interpol, Secretario General Jürgen Stock sentado a unos metros de ella, la falta de respuestas a las 34 alertas solicitadas por Panamá y de las que Interpol parece no haber hecho ni caso.

“Yo había traído unas palabras, todo un discurso muy bien esquematizado, pero creo que nosotros los panameños somos muy amigos de la informalidad. En ese sentido, en base a ese calor y a la colaboración internacional que Panamá siempre ofrece, en este foro me presento ante ustedes (...) para requerir, para solicitar, que todas aquellas solicitudes que tiene Panamá en asistencias y en alertas se puedan agilizar”, dijo Porcell en forma improvisada pero intencionada.

La Procuradora no dio nombres, tampoco quiso ampliar el tema con la prensa, pero no hacía falta.

Kenia Porcell rompió el protocolo y le reclamó al Secretario General de la Interpol, Jürgen Stock, la falta de respuestas a las 34 alertas solicitadas por Panamá y de las que Interpol parece no haber hecho ni caso.


Dejó sentado que la Interpol no ha acogido las alertas de casi todos los colores que ha solicitado en durante los18 meses que ha investigado los supuestos actos de corrupción que involucran a altas figuras gubernamentales de la adminstración de Ricardo Martinelli: Adolfo ‘Chichi’ De Obarrio, William Pittí, Ronny Rodríguez, Ricardo Calvo, el exmandatario Martinelli, son algunos ejemplos de los panameños investigados por espionaje, desfalco, y corrupción.

“No puedo escatimar ni desaprovechar esta oportunidad de tenerlos presentes, para agradecerles lo que están haciendo por la institucionalidad de este país, pero así mismo, para solicitarles que puedan tener las alertas que estamos requiriendo”, acotó.

Porcell justificó las peticiones como alertas penales ordinarias, alejadas de cualquier contaminación política: “tengo 18 meses de estar en el cargo y está dando las muestras y garantías y ustedes validan, cada vez que se hace una solicitud, que no se trata de una persecución que no encaje en la penal ordinaria”.

Después cerró con una disculpa: “ustedes disculpen la forma, pero momentos así no se desaprovechan”.

Lo más curioso fue cuando Stock tomó la palabra. El secretario general no pareció darse por enterado del reclamo de Porcell. Habló de las “amenazas del crimen organizado, de las facilidades que tiene Panamá como país próspero pero que también enfrenta riesgos de seguridad como el tráfico de drogas, de personas, el terrorismo, el cibercrimen y la pornografía infantil. Delitos que no pueden atacarse de forma individual”, sino en conjunto como lo hacen los estamentos de seguridad de la Interpol.

En ningún momento Stock habló de las peticiones panameñas, ni de los supuestos delitos de corrupción de los que Kenia tiene entre cejas para que los señalados puedan comparecer ante la justicia y brindarles un proceso justo ante la implementación del Sistema Penal Acusatorio en septiembre próximo.

La base jurídica de la Interpol establece que un aviso se publica únicamente si cumple todas las condiciones para el procesamiento de la información. Por ejemplo, una notificación no será publicada por motivos políticos, militares, religiosos o raciales.

PANAMÁ SEDE DE CONFERENCIA DE INTERPOL
La XXIII Conferencia Regional de las Américas de Interpol se inauguró ayer en ciudad de Panamá, para discutir entre otros temas, la delincuencia organizada y su repercusión en la región de las Américas.

“La única forma de enfrentar el crimen organizado es través del intercambio de información y el fortalecimiento de agencias como la Interpol a nivel mundial, para asegurar sin importar dónde y cuándo se cometa un crimen, siempre hay una respuesta coordinada de las fuerzas de policía del mundo”, indicó el Presidente Juan Carlos Varela, durante la inauguración.

Mientras que Jürgen Stock, secretario general de la organización internacional, mencionó la importancia de tener controles fronterizos más robustos para obstruir los grupos traficantes de droga.
Stock elogió la labor de la Policía Nacional que ha confiscado más de 20 toneladas de droga hasta la fecha.

Añadió que las Policías del mundo deben innovar, pues los criminales cuentan con tecnología de punta y éstas no pueden quedarse atrás, por eso la importancia del intercambio de información y la coordinación con otras naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario