sábado, 14 de mayo de 2016

Entrevista: ‘Me han investigado hasta los calzoncillos y no encuentran nada’

Gustavo García de Paredes deja la Universidad de Panamá convencido de que nunca hizo algo fuera de la Ley. Siente que su reputación es producto de una campaña mediática que nunca lo apoyó en su gestión

Después de haber ocupado cinco veces la rectoría de la casa de Méndez Pereira, Gustavo García de Paredes dice que se retira por la puerta ancha, con todo y corona, porque llegó “su momento”. No comparte las ácidas críticas acerca del pobre manejo dado a las tierras de la Universidad. Al contrario, está convencido de que las transacciones favorecieron a la institución. Culpa a los medios por el velo de cuestionamientos que surgen alrededor de su figura y/o su gestión. Es tajante al decir que ningún pacto con el Ejecutivo lo mantiene al margen de las investigaciones judiciales en su contra porque siempre se ha apegado a la Ley.

¿Hubo un pacto con José Luis 'Popy' Varela en el que acordó su inmunidad a cambio de no postularse por sexta vez en la rectoría?
Ningún pacto. Me reuní en una sola ocasión con el Diputado, igual que con muchos otros para buscar apoyo para la institución porque la Asamblea juega un papel determinante en leyes.

¿Usted solicitó la reunión?
Amigos mutuos la facilitaron la reunión. Pero no he hecho ningún acuerdo con ninguno.

La gente podría preguntarse, ¿por qué al Rector no lo investigan a pesar de tantos escándalos?
A mi me han hecho investigaciones todos los gobiernos anteriores. La Contraloría permanentemente ha hecho investigaciones. Pero no encuentran nada porque yo he cumplido siempre con la norma. Nunca me he salido de la norma. Por más que investigan, y ésta es una de las más profundas al detalle mínimo, no encuentran nada. Decir que no están investigando es falso, han hecho todas las investigaciones y no me han encontrado nada porque no me he salido de la norma. Pacto con quién y para qué, yo no necesito pacto con nadie. Soy el ejemplo de haber ocupado los mejores cargos de este país menos el del presidente de la república y no tengo ningún negocio. No tengo nada que esconder, que me hagan todas las investigaciones que quieran.

Las tierras de la Universidad que deberían ser parte del patrimonio parecen desvalorizarse por el monto en que se pactaron los contratos de arrendamiento o venta de tierras. En el consorcio Pacífico – Atlántico se rentó por menos de un balboa el metro cuadrado, ¿por qué cedió la tierra a ese precio?
Hay dos consorcios que se les hizo un contrato de una licitación que se hizo con avalúos correspondientes efectuados por la Contraloría y el Ministerio de Economía y Finanzas. No puedes hacer una licitación sin avalúos. Después eso no se refrenda en la Contraloría.

¿En cuánto fueron avaluadas esas tierras?
En ese momento era $1.2 millones en el 2006.

Sin embargo el contrato se efectuó dos años después como mínimo…
No. En el 2006 se hicieron los avalúos y la licitación. Ahí se determinó un alquiler por las tierras que era de aproximadamente 8.50 por metro cuadrado al año. Nosotros hicimos la contratación por $9 al año.

Es irrisorio ese precio.
Eso es lo que trajo la Contraloría. Eso es un contrato que no solo es el pago de las tierras en alquiler. Ahí se iban a hacer edificaciones que terminado el contrato pasarían a la Universidad sin costo alguno.

Pero los términos especifican 20 años renovables…
¿Y qué hacía yo con las tierras que hacía yo ahí, que eran potreros, sin poderse cuidar? ¿Cuál era el objeto del uso?

¿Por qué no las destinó para los estudiantes de agronomía?
En ese momento teníamos la granja de Tocumen.

Pero después se vendieron al aeropuerto.
Pero eso fue después. Vino el Corredor Sur y cortó las tierras. En un lado quedaron cerca del aeropuerto y en el otro lado del corredor era difícil hacer cualquier operación. El avalúo fue de $416 mil por año que comprende un globo de terreno. Se alquiló por $451 mil por las tres parcelas que cada una de ellas se compone de 20 hectáreas. El avalúo lo hizo Contraloría. Nosotros lo hicimos por encima del monto. Además tiene otras cláusulas, una de ellas que es todas las edificaciones regresan a la universidad sin costo alguno. Ellos tienen que pagar, además, .33 centavos por metro cuadrado de construcción al año.

Ese avalúo equivale a menos de un dólar la renta por metro cuadrado.
En ese momento estábamos dentro de lo que la Ley indica.

¿Qué gana con eso la Universidad?
Que nosotros mantenemos la tierra, vamos a recibir todas las mejoras con el precio que mantenga la tierra para ese momento y las edificaciones que están ahí. Eso es una ganancia muy grande de unos terrenos baldíos que no estaban en uso y en riesgo de ser invadidos.

Podría usarlas para proyectos agropecuarios, ¿por qué no lo destinó a eso?
¿Con los recursos que tenemos?

La Universidad tiene $109 millones producto de la venta de las tierras al aeropuerto…
No nos lo han pagado completo. Esas inversiones las tenemos que hacer para para construir el centro regional de San Miguelito y el campo de Antena. Y eso se está haciendo una licitación que va a ocupar mejoras para la Universidad.

Si las tierras fueran suyas, ¿las hubiera alquilado a ese precio?
En la situación que tenían esas tierras que podía perderlas, yo lo hubiera hecho con los ojos cerrados.

¿Por qué no propone un reavalúo para mejorar los ingresos de la Universidad?
Por que eso aumenta cada “x” tiempo lo que es el alquiler y al cabo de 20 años regresa a la Universidad. No me diga que ese es un mal negocio para la institución, no teníamos nada que hacer con la tierra, como unas que tenemos ahora que no tenemos nada que hacer con ellas.

¿Por qué cree que es un gran negocio para la Universidad cuando la zona tiene una apreciación mucho más alta?
Eso se hizo en el año 2006, vamos a ponernos en la realidad, tu no puedes cambiar una época por la otra.

Este contrato permite un aumento por cada cierto tiempo hasta 3.7%. ¿Por qué se pactó con estas condiciones?
Esas eran las condiciones del momento. Y eso era una cosa para unas tierras que no estábamos usando la mejor opción que teníamos. Además, ¿no ves que la inversión que hay ahí que rondan por los $80 millones van a revertir gratuitamente a la Universidad con los negocios que tiene? Tu me vas a decir que ese es un mal negocio?, por amor a Dios, entonces ¿qué es un buen negocio entonces?
¿Dejar pudriendo la tierra es un buen negocio? Eso no tiene sentido. Yo no creo que dejar las tierras ociosas sea bueno para la Universidad.

Con las tierras de Río Hato ocurrió algo similar en cuanto al precio, pero en esta ocasión se vendieron. Explique.
Río Hato era una tierra que a nosotros no nos estaba dando ninguna utilidad sino gastos. Y precisamente lo importante era salir de las tierras en forma adecuada. Se hicieron los avalúos con la Contraloría y llegaron a $3.4 millones. Nosotros pusimos una cláusula de venta mínima de $5 millones. Se hizo una subasta, participó mucha gente. El resultado de la subasta fue de $5.1 millones.
Cincuenta y tres hectáreas se vendieron en $5.1 millones. Es decir, el metro se vendió a diez centavos.

Pero digo, ¿estamos hablando de hoy, o de hace 12 años?
Pero Río Hato es una zona turística, en desarrollo…

¿Pero hace doce años? ¿Usted no previó que las tierras subirían de precio?
Nos atuvimos a los avalúos indicados del momento y dentro de eso nos vamos arriba de los avalúos y eso se utilizó para todo el equipo que tiene la escuela de agronomía. No me diga que no se cumplió con las normas, y además con la situación del momento porque yo no puedo juzgar a Roma con el criterio de hoy. ¿Qué pasó en Roma hace dos mil años? Yo no puedo tener el criterio de hoy para juzgar lo que pasó entonces. ¿Del 2007 a la fecha cómo se incrementaron el precio de las tierras?

En el 2007 se desarrollaba la zona turística costera. Era obvio que se iban a valorizar.. ¿Por qué no las conservó?
Esas tierras no daban al mar, estaban adentro. No tenía el valor que hubiera tenido si estaban en la costa.

Pero seguramente valían más de diez centavos el metro...
Hoy sí, en esa época no. (muestra el avalúo de la Contraloría fechado el 31 de agosto de 2005). Recuerde que los avalúos no duran más de un año. Después del año no sirven, así que tuvo que haberse vendido en ese año, es la vida que mantienen.

Pero usted lo vendió en el 2007...
El avalúo dura un año. Posiblemente en aquél tiempo los avalúos tenían dos años de vida. Ahora es un año solamente.

¿Usted considera que no ha realizado una mala inversión o transacción o que se haya desvalorizado la tierra de la Universidad?
Mira, el patrimonio que tenía la Universidad cuando yo llegué era de $74 millones, hoy en día es de $274 millones. Quiero que sepas que gracias a mi acción personal nosotros tenemos Curundú. Lo adquirimos cero costo para la Universidad. Eso fue un papel que yo trabajé en el ARI (Autoridad de la Región Interoceánica) para conseguir la reversión para la Universidad a titulo gratuito. Además, 31 hectáreas en Mocambo a título gratuito. El hospital veterinario a título gratuito para la Universidad y otras tierras adicionales. Eso es parte de los más de $200 millones.

Por otra parte, hemos dejado 300 y pico hectáreas…
No las hemos dejado. Lo único que se vendió fue a Tocumen. l avalúo de Contraloría fue de $35 millones por esas 300 hectáreas. No conforme hicimos un avalúo privado que dio $45 millones. Nosotros negociamos con el Gobierno por un valor futuro de esas tierras y se llegó a la cifra de $109 millones. Eso es una ganancia muy grande para lo que se hubiera recibido si hubiera sido expropiada esa tierra.

¿Qué ha hecho con ese dinero?
Ahora mismo hay $50 millones a plazo fijo en el Banco Nacional a un interés de .75 % .

¿Por qué tan poco?
Desgraciadamente no podemos escoger otro banco que no sea ese. Después recibimos $10 millones adicionales a .50 por ciento de interés. Ahí están los $60 millones. Esta semana nos van a dar otros $20 millones y el resto el próximo año.

¿No tiene planes específicos para esos dineros?
Claro que sí. Estamos licitando San Miguelito, ya compramos las tierras al Seguro Social en $3.6 millones, otro incremento más para las tierras de la Universidad. Ahí se va a construir la regional. En el campo de antenas se va a construir la nueva facultad de Administración de Empresas y contabilidad, ingeniería.

Sus críticos dicen que cuando se oponen a su criterio ganan persecuciones y procesos disciplinarios en su contra cuando la Universidad debería de ser la meca del debate de ideas?
Hay un régimen disciplinario en la Universidad, el Rector ni nombra ni destituye a profesores. Hay procesos que hacen los órganos de Gobierno, éstos determinan cuando hay falta. Hacen el debido proceso y ellos pueden separar a profesores, administrativos y a estudiantes de la institución. No lo hace el rector. Por mas que quieran decir que soy todopoderoso dependo de los órganos del Gobierno. No tomo decisiones.

¿Por qué no reintegra a la profesora Anayansi Turner entonces?
Porque ella suspendió el proceso con un acto que tuvo.

Pero es Defensora de los universitarios y la Corte le ordenó la restitución. Debería de reintegrarla como profesora igualmente.
La Corte dio la instrucción específica que se le reintegrara en el puesto.

Pero para poder ser Defensora tiene que ocupar el cargo de profesora...
No hay ninguna providencia que lo diga. La Corte no ha fallado en ese caso.

Se critica el manejo de la Fundación de la Universidad de Panamá. ¿Por qué los fondos no son de dominio público si en ella se depositan fondos públicos?
La Fundación es una institución de carácter privado que apoya a las instituciones educativas.

En la constitución de la Fundación se lee que se trata de una “sociedad común”. ¿Por qué usted le da el carácter privado?
Pero no es una institución pública. Esta creado en la Ley bajo el régimen del Código Civil. Es una entidad privada. No es parte de la Universidad de Panamá.

El título puede engañar por aparecer como “Fundación Universidad de Panamá”, pero en el registro se lee como una “sociedad común”. 
Aquí dice sociedad común pero es de carácter privado, no es pública. La Fundación lo que hace es administrar programas que la Universidad nutre.

Pero hay fondos públicos que ingresan a la cuenta y requiere de auditorías…
Del presupuesto de la Universidad no entra un centavo a la Fundación.

Para mayor transparencia usted debería abrir esa cuenta, ¿no cree?
Pero es que yo no puedo abrir la cuenta de ellos, eso es privado, yo puedo abrir lo que es de la Universidad. Están investigando todos los fondos que manejamos. Ahora mismo hay varias personas implicadas, hay un proceso y lo estamos enfrentando.

La gente se pregunta ¿cómo es posible que los únicos implicados tengan cargos medios, y usted?
Es que esas cosas las hace directamente los institutos con la Fundación amparados pro un acuerdo que hay general. Ellos lo hacen directamente siguiendo el procedimiento.

El sabor que queda en la boca de la opinión pública, después de esos 20 años de ejercicio, es de un rector que se retira con un velo de cuestionamientos. ¿Cómo contrasta eso con la labor de la que usted se siente orgulloso?
Pero, ¿cómo se creó eso? Los medios me han tirado a matar. Desde siempre me han dado y me han dado golpe y golpe. Es la imagen de afuera, pero la interna no. Tú tienes un periódico que me han tirado por 10 días sin argumentos.

¿No será que esos argumentos no están disponibles para aclarar las dudas de la prensa?
Están disponibles. Ahora te los estoy entregando. Aquí está todo. No hay nada que yo haya hecho ilegal o irregular. Créeme, en mi vida me han investigado hasta los calzoncillos y no encuentran nada porque yo siempre me he apegado a la Ley. He botado un poco de gente. Yo tengo un enemigo grande que quiere dañar mi reputación y mi vida profesional. Me pueden investigar lo que quieran, no van a encontrar ninguna irregularidad, todo está sustentado en la Ley. Hay dos cosas que tú no puedes ocultar en esta vida, la tos y el dinero, el último se te sale.

¿Está dispuesto a hacer una declaración patrimonial?
Si, no tengo ningún problema.

¿Ante notario público o para que se archive en la Contraloría con vista restringida?
Yo lo puedo hacer en cualquier lugar, no tengo ningún problema.

¿Le gusta que le apoden “el eterno”?
Lo tomo como una expresión simpática. Me dicen Tutankamón, tampoco me molesta. Lo único que me molesta de Tutankamón es que él murió con 18 años y hubiera preferido que me llamen Keops, que compagina con eterno.

¿Usted se retira en este momento por la edad, por que su modelo se agotó, por qué?
Mi modelo no se ha agotado, está vivo. Me voy porque llegó mi momento de retirarme. Ahora mismo me voy en la cúspide, mi trabajo ya se ve.

En septiembre son las elecciones, ¿su ungido es Justo Medrano?
Creo que Medrano es uno de los que creo que mantiene el proyecto universitario. No se si es el ungido pero yo creo que hay varios candidatos que creen en este proyecto.

¿Qué va a extrañar la Universidad de usted en su ausencia?
Me imagino que como se acostumbraron a mi porque he estado tanto tiempo, dirán: “en los tiempos de Gustavo”. Será un punto de división entre un antes y un después.

¿Cuál es el mejor legado que dejó en la Universidad en estos 20 años?
Yo te diría que es Jerusalen Smith. Una muchacha kuna que fue el primer puesto en la carrera de medicina.

¿Qué le dice a los detractores?
La crítica se produce porque fueron separados de la Universidad.

¿A usted le filtraron el borrador del fallo que permitía la reelección?
El fallo del exmagistrado Víctor Benavides es la fábula más grande que se ha creado, ese fallo no interfería en las elecciones. Era a futuro, de manera que la elección se daría con o sin fallo. Qué intereses tenía yo. No me interesaba el fallo, no influía en la elección, era a partir de ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario