martes, 13 de octubre de 2015

Canal Bank y LAFISE, candidatos para comprar Banco Universal

De 49 bancos invitados solo dos concretaron su oferta para quedarse con la totalidad de las acciones de la entidad bancaria de la que tomó control la Superintendencia

En completo hermetismo, como si se tratara de un asunto secreto,  y sin permitir la entrada de los medios, se realizó este lunes a la una de la tarde el acto de apertura de sobres de los proponentes interesados en adquirir el  Banco Universal.  

La Estrella de Panamá intentó presenciar el evento organizado por  la Superintendencia de Bancos (SB), pero en cambio, se vio enfrentada a un empleado del banco que impidió la entrada  más allá de la recepción, y a un guardia de seguridad, que atendió el llamado del primero para persuadirnos de que abandonáramos el recinto. Este medio insistió en cubrir  el momento de apertura de sobres, pero los empleados dijeron que si “no tienen el visto bueno del señor Villa  no  pueden subir”.  

A su salida, Gustavo Villa, secretario General de la SB, dijo que no daría declaraciones. En paso veloz se dirigió a su automóvil donde lo esperaba un conductor, esquivó  a este diario y se subió al auto, cerró la ventana evitó responder temas básicos de lo ocurrido.  

Fue el gerente administrativo interino nombrado por la SB, Jaime De Gamboa, quien en forma amable, ofreció declaraciones a este medio,incluso manifestó que no tenía problema alguno en que presenciáramos la apertura de sobres, “no se porqué no los dejaron subir”, indicó.

Este medio conoció, extraoficialmente, que el acto estaba programado para el viernes pasado, pero fue pospuesto por 7  horas, lo que provocó que se celebrara ayer.

De 49 bancos, solo se recibieron dos propuestas interesadas en adquirir Banco Universal, entidad de la que la SB tomó control a principios de junio pasado: Canal Bank, y Banco Lafise. El primero es un banco relativamente nuevo que abrió sus puertas en el 2014 que apostó a conquistar la micro empresa. Forma parte del Grupo NASE, holding que inicia con Nacional de Seguros en Panamá y Colombia. LAFISE por su parte, es una multinacional creada en 1985 y  enfocada al mercado centroamericano con sucursales en 11 países de Latinoamérica.  

Ambas ofertas deberán ser analizadas por el equipo técnico que participa en el proceso, que   de acuerdo al cronograma estipulado el comité técnico deberá analizarlas y emitir criterio el 28 de octubre, o antes.

Según De Gamboa, las ofertas pueden considerar comprar la  totalidad de la cartera, o las acciones del banco. Reveló que durante el acto, los proponentes conocieron quiénes participaron y cuál fue la propuesta de cada uno.

Los dos interesados plantearon la compra de la totalidad de las acciones de Banco Universal, en el cual, en junio pasado  la SB detectó  “fallas recurrentes en los procesos”, motivo por el que quedó en manos de la entidad pública y se suspendieron todas las operaciones.

El paso siguiente en este proceso es que el comité tecnico de la “SB evalúe la transacción completa: al proponente, su plan de negocios, financiación para pagar el precio, etc, para recibir la no objeción de avanzar con la reorganización del Banco”, añadió Gamboa.  

En un principio, indicó Gamboa, se invitó a 49 bancos de la plaza local, sin embargo en la primera fase solo llegaron 18.

De éstos, once realizaron propuestas no vinculantes. Es decir, no se comprometían  a poner una oferta concreta sobre la mesa, o no les interesó el mercado objetivo de banco. En este punto, cuatro compradores no eran viables por el tipo de oferta que hicieron.

“De ellos, calificaron siete que  pasaron a la segunda fase. Así fue como solo cinco, que mostraron toda su información en más de 80 mil documentos colocados en una nube virtual, ingresaron  al cuarto de datos, y de éstos, solo dos hicieron propuestas”, agregó Gamboa.

SOBRE EL MONTO
De Gamboa no habla de las cifras a consensuar entre comprador y vendedor. Indica que el rol de la SB debería ser  respetar la transacción y actuar como mediador solamente. Revela las posibles alternativas, una de ellas es adquirir el total de las acciones del banco. Aclara que también el accionista tiene sus propias ideas sobre el valor que tiene  su banco. Otra opción es que alguien pueda estar interesado solamente en  ciertas carteras, por ejemplo.

Un escenario muy distinto, dijo, es que el bando estuviera en proceso de liquidación que sería la última instancia en caso de que todo fallara, manifestó De Gamboa. El comité técnico deberá evaluar las propuestas y entenderlas para que no haya objeción de la SB.

Cuando la SB tomó control del banco, éste se encontraba, como aún lo está, en buena salud financiera. La acción se hizo porque la SB consideró que los directores y accionistas del Banco Universal no estaban manejándolo de la forma correcta y al  tomar control, detuvo estos manejos. Con la entrada del nuevo operador bancario se concluye el proceso en su tercera y última fase. La venta  deriva de que a juicio de la SB los accionistas no debían gerenciarlo más. 

De Gamboa considera que la mejor propuesta a evaluar es la que resuelva el tema completo o en forma integral,  la segunda, es la  mejor para el cliente, y la tercera y en última instancia, el quien más dinero oferte.  

Gamboa hizo una radiografía a grandes rasgos de los activos y pasivos del banco: los préstamos alcanzan $243 millones; los activos totales $345 millones; los depósitos del público completan $290 millones. El balance es $60 millones en activos líquidos, $35 millones en inversiones, $245 cartera, bienes inmuebles y maquinaria que suman entre todos alrededor de $350 millones. 

De Gamboa acotó que desde el primer día los dueños han mostrado interés en vender el banco.
Cuando la SB tomó control de la entidad bancaria enfrentaba una valoración de riesgo creciente y se puso en peligro la seguridad de sus depositantes. El banco había sufrido un desgaste  debido a su relación con la casa de valores  Financial Pacific que abrió una cuenta nueva de $12.2 millones   por órdenes del entonces presidente Ricardo Martinelli, amigo de Felipe Virzi cuya familia mantiene el grueso de las acciones  del banco.  

A principios de octubre, Felipe Virzi, investigado por supuesto blanqueo de capitales  y hermano del principal accionista del banco, José Virzi, acudió a la Fiscalía del Crimen Organizado para ampliar declaración.
 
Su abogada Guillermina McDonald indicó que su cliente fue  a “corregir un señalamiento que había hecho con respecto al señor Ortega... el origen de los bienes es una percepción de él, no era un hecho que a él le constaba y necesitaba aclarar", explicó. Alberto Ortega se mantiene bajo detención preventiva desde el mes de agosto por  presuntos depósitos y apertura de cuentas realizadas por el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, condenado por enriquecimiento ilícito, Alejandro Moncada Luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario