martes, 4 de agosto de 2015

Primer semestre cierra con 73 asesinatos menos

Del 1 de enero al 30 de junio del 2015 se han registrado 262 homicidios, de los cuales el 62% se produjo por motivos delincuenciales. La cifra, aunque menor en comparación a la misma fecha del año pasado, representa menos del 1% del total de delitos que se cometen en el país

En el primer semestre de 2015, según informe del Ministerio de Seguridad, ocurrieron 262 homicidios a nivel nacional. En comparación con la misma fecha del año pasado las autoridades registran 73 asesinatos menos. Lo que equivale a una disminución del 23%.

La ciudad de Panamá puntea como la provincia donde más crímenes de esta naturaleza se registran; 142. Le siguen Panamá Oeste con 35, Colón 23, Chiriquí 21, y Coclé con 11.

Sin embargo, a pesar de la reducción en el número de hechos de sangre, hay comportamientos sin variantes; la mayor parte de los homicidios son producidos con un arma de fuego; los jóvenes de 25 a 29 años de edad son los más vulnerables (52 víctimas), a estos le siguen los de 20 a 24 años (46), mientras que34 menores han muerto por causas distintas.

A pesar de las cifras, llama la atención que el 62% de los homicidios ocurre por motivos delincuenciales. No obstante, el informe preliminar al que tuvo acceso La Estrella de Panamá no especifica el porcentaje producto de los delito relacionados al narcotráfico. El 89% de las víctimas son hombres, el 11% son mujeres.

Los domingos y los jueves son los días más violentos. En cuanto al grupo de horas más peligrosas es de las 6 de la tarde a 12 de la noche. Las madrugadas continúan en las horas que más homicidios se ejecutan.

Expertos como René Quevedo, consultor empresarial estudioso del tema, han detectado que en un periodo de dos años, de 2012-14, los delitos en general se incrementaron en un 47%.

Los hurtos, el delito más común que se reporta ante las autoridades, no se incluyó en el informe. Éste delito es el más subdimensionado por las autoridades, pero el que más percibe la población. El 41% de los delitos que ocurrieron en los pasados 10 años fue por hurto. De igual forma es el que menos denuncia la población cuando es víctima del mismo. De acuerdo al IV informe de seguridad elaborado por la Cámara de Comercio, casi la mitad de los perjudicados no denuncia los hechos porque pensaron que las autoridades no le iban a dar importancia. En este mismo sentido, un 31% decidió resolverlo por su propia voluntad porque conocía al autor, y un 26% decidió no poner a las autoridades en conocimiento del delito por temor a represalias.

Los homicidios representan menos del 1% del total de los delitos que se registran en el país. El año pasado hubo 65 mil delitos según estadísticas del ministerio de seguridad y 332 homicidios.

Los esfuerzos de las autoridades para erradicar los problemas no son suficientes. “Si bien es cierto que el programa Barrios Seguros se enfoca en 7 mil expandilleros, hay más de 200 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan, muchos vulnerables ante las necesidades económicas”, expresó Quevedo.

Hay una relación directa entre la criminalidad y la falta de oportunidades para los jóvenes. El “reto no es crear empleo sino hacerlo en forma incluyente. En este sentido, el gobierno debe trabajar en tres colectivos importantes: los jóvenes egresados de la universidad o que se preparan y salen al mercado laboral, los desempleados y los trabajadores activos”, indicó el consultor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario