martes, 4 de agosto de 2015

Minseg aún no decide en el caso de Roderick Rivera

Hasta el momento, el caso de Roderick Rubén Rivera, funcionario del Ministerio de Seguridad que protagonizó un bochornoso incidente en evidente estado de ebriedad el mes de mayo pasado, no ha tenido consecuencia alguna en este ministerio.

Los informes policiales relatan que Roderick, director de asesoría jurídica, acosó a dos damas en la discoteca de la localidad la madrugada del 24 de mayo. Las quejas de las damas motivaron la intervención de la Policía que condujo al funcionario al Juzgado nocturno donde recibió una amonestación verbal de la jueza en funciones y quedó detenido por la noche.

El hecho se reportó en una nota interna del Minseg elaborada por Álvaro Varela, secretario general del Minseg, quien solicitó la destitución de Roderick, no obstante, dos meses después del incidente no ha habido sanción alguna contra Roderick.

El ministro Rodolfo Aguilera manifestó en su momento que el caso se encontraba en estudio. A finales de julio indicó a esta periodista que existía una resolución, pero cuando este medio se acercó al ministerio para conocer sobre la misma, fue informado que no había resolución sobre el caso. Posteriormente el ministro salió de viaje y retomó sus funciones a inicios de esta semana.

Da la impresión que el vacío que persiste en la toma de decisión sobre el caso, es producto de las diferencias de criterio que persisten entre el Ministro de Seguridad Aguilera y el viceministro Rogelio Donadío.

Este último reaccionó molesto ante la falta de acción de Aguilera cuando este medio solicitó la resolución que supuestamente destituía al director de asesoría jurídica.

La reacción se debe a que al momento en que Roderick fue trasladado por la Policía al juzgado, éste mostró la Gaceta Oficial en la que aparecía nombrado como viceministro encargado y valiéndose de la misma, amenazó a los Policías que lo trasladaban “de que los haría botar o trasladar al Darién”.

Después de unas horas del incidente, Roderick mostró su “intención de terminar el caso lo más discretamente posible”, según se lee en el informe policial.

Extraoficialmente se conoció que algunos uniformados que redactaron el reporte sobre los hechos se retractaron del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario