martes, 7 de julio de 2015

Ellis dice que no retiró del Banco Universal el cheque a su nombre

El político Porfirio “Bolita” Ellis negó a la Fiscal Tercera Anticorrupción Zuleyka Moore haber cobrado un cheque por $319 mil, tal como lo señala un informe de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) que reposa en el expediente sobre el caso del fallido proyecto de Riego de Tonosí.

Según las sumarias que realiza la Fiscalía Tercera Anticorrupción, Ellis habría cobrado un cheque procedente de la cuenta Summer Venture, de la que es firmante el empresario Felipe Virzi, también investigado en el proceso por haber recibido un pago de $10 millones como asesor del proyecto.

En su declaración, a la que tuvo acceso La Estrella de Panamá, Ellis sostiene que sus ojos nunca vieron ese cheque. “Incluso en la parte del endoso se dice que el cheque no fue utilizado para sus fines, (si no) para depositar (se) en la cuenta Summer Venture”, añade.

La defensa de Ellis, como parte de las pruebas a favor de su cliente, ha solicitado al Banco Universal una certificación de que el cheque se hizo efectivo, y, en caso positivo, quién fue el beneficiario.

El político oriundo del mismo pueblo que Virzi, Santiago de Veraguas, fue el contacto entre la empresa Hidalgo e Hidalgo, encargada de la construcción del proyecto, y Felipe Virzi. Ellis conoció que la empresa había concursado sin éxito en otras licitaciones del Estado y le dijo a Virzi que estaban interesados en el plan de riego de Tonosí. Fue entonces cuando Virzi enconmendó al abogado Luis Vargas para que gestionara la posibilidad de que la empresa se encargara del proyecto, según relata Ellis en su indagatoria, el pasado viernes 3 de julio en la Fiscalía.

Ellis contó que Virzi se beneficiaría con un 10% del monto de la licitación, originalmente planteada en $156 millones, como se anunció publicamente.

En las averiguaciones sumarias, la Fiscal busca determinar si hubo una lesión económica al Estado después del desembolso de $40 millones para el proyecto que nunca se ejecutó en el arco seco de Azuero.

Felipe Virzi, inicialmente detenido por este caso, fue beneficiado con una medida de casa por cárcel después de haber regresado al Estado $5 millones.

EL CONTRATO
Ellis, miembro del partido Cambio Democrático, manifestó que quien hacía los trámites legales del contrato era Vargas, contratado por Virzi para que se encargara de “detalles” como las cláusulas del contrato y otros aspectos legales. Vargas manifestó a la Fiscal, según consta también en el expediente, que las instrucciones de los pagos que deberían realizarse a Virzi llegaban a través de Ellis. En este sentido, Ellis reconoce que por instruciones de Virzi se interesó en “un cobro que él debía realizar con la empresa”. En la indagatoria aparece también Richard Ballard, de la firma Ballard&Ballard. Según Ellis, es familiar y abogado de Luis Vargas, con quien también sostuvo reuniones en su oficina de Torre de las Américas. Ballard, sin embargo, ya negó que su firma haya redactado el contrato de Hidalgo e Hidalgo, o que haya recibido algún pago por ese supuesto servicio.

No obstante, existe un cheque por $890 mil, fechado en marzo de 2014, a nombre de Summer Venture proveniente de la cuenta de Hidalgo e Hidalgo, que al parecer corresponde al pago de honorarios legales. Ballard también rechazó haber recibido pago alguno de Summer Venture.

Otro de los mencionados en el caso es Abdiel Atencio. Según la Fiscalía, el funcionario del Ministerio de Desarrollo Agropecuario cambió un cheque por $20 mil emitido en agosto de 2012. Él era quien presidía la comisión evaluadora de la licitación sobre la cual tenía interés Hidalgo e Hidalgo. “De la cuenta Summer Venture se expidió otro cheque a favor de Abdiel Atencio, una vez Hidalgo e Hidalgo hizo efectivo el cheque a favor de Felipe Virzi”, añade el documento, en referencia al pago de $5 millones que hizo la empresa y al que tuvo acceso este diario.

LOS OBSTÁCULOS
Ellis explica que uno de los impedimentos para que se desarrollara el proyecto en Herrera y Los Santos fue que las poblaciones se resistieron a la creación de embalses de agua. Se negaron a salir de sus tierras y comenzaron a especular con los precios.

En 2010, Ellis vio la posibilidad de realizar alguna gestión como economista y tocó la puerta de Virzi, pero asegura, que nunca se entrevistó, pagó, o entregó dinero alguno a funcionario público.

Dos años más tarde, agrega , después de haber coadyuvado a favor de la compañía, Virzi le comunicó que no estaría más en el proyecto.

Ellis afirma que fue en ese momento que una joven del Banco Universal, sucursal de Calle 50, lo llamó para decirle que tenía un cheque a su nombre, por $319 mil, y que “guardaba relación con el proyecto de riego”. Se sintió indignado, ofendido, y se negó a retirarlo, asegura.

El cheque, fechado en agosto de 2012, según el expediente fue endosado el mismo día que se emitió y depositado a la cuenta de Summer Venture de donde se giró. “Según ellos lo que yo había hecho no era suficiente, ni ameritaba una cuantía significativa”, aclaró Ellis. Su respuesta fue muy clara, dice, “que se quedaran con todo”.

‘BOLITA’ Y LA EMPRESA
Ellis colaboraba en la asesoría a la empresa a través del contrato de Luis Vargas, a quien, al final de cuentas, orientaba Virzo sobre el manejo que se debía dar cuando la población cerraba las calles en rechazo a los embalses. Las tierras que costaban menos de mil dólares aumentaron hasta diez veces más su valor. La intervención de Ellis consistía en consultar el valor con las autoridades de tierra para buscar un equilibrio aceptado por la Contraloría. Para la licitación, añade Ellis, los dueños de las tierras ya se habían puesto de acuerdo en el precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario