miércoles, 8 de abril de 2015

Entre protestas y discursos se inaugura Foro de la Sociedad Civil

La VII Cumbre de las Américas culminará sin la clásica declaración de Panamá o como le han llamado sus organizadores, “el mandato para la acción” que rubricarían todos los 35 mandatarios que participan en la Cumbre. Documento que, al cierre de esta edición, el proceso de negociación no culminaba, no lograban consensuar a la posición de los participantes. Extraoficialmente se conoció que algunos países buscan dejar por sentada su posición bilateral, cuando lo que se pretende dejar como legado de la reunión es una especie de “guía” para los gobiernos apegada a la esencia del cónclave; “prosperidad con equidad”, lema de la Cumbre.

El Foro de la Sociedad civil paralelo a la VII Cumbre de las Américas inició con varios focos de protestas. Manifestantes cubanos rechazaban la participación de “mercenarios” u opositores al gobierno castrista, venezolanos que pretenden que el presidente norteamericano Barack Obama levante las sanciones impuestas contra varios funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, y los nicaragüenses que rechazan la continuidad del gobierno de Daniel Ortega.

Si dentro del Centro de Convenciones Vasco Nuñez de Balboa los discursos se centraban en escuchar e incluir a todas las voces de la sociedad civil, afuera del recinto se apreciaba una prueba fiel de que a las Américas le queda un gran reto por consolidar.

Aun no se tiene contemplada oficialmente una reunión entre Raúl Castro y Barack Obama, dijo Jonathan Farrar, embajador de Estados Unidos en Panamá. Es la foto que todo mundo espera, un apretón de manos entre ambos mandatarios tres meses después de que Estados Unidos y Cuba sorprendieran al mundo al reanudar las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Los discursos inaugurales giraron alrededor de la importancia en la inclusión de la sociedad civil y el rol que ésta ha jugado a lo largo del tiempo. “Los gobiernos no deben temer al empoderamiento de la sociedad civil, que está llamada ejercer un rol fiscalizador de la gestión pública para que los recursos del Estado se administren con transparencia y los servidores públicos, actúen conforme a la Ley y le rindan cuentas a la población” manifestó el anfitrión Juan Carlos Varela.

Recordó también los tiempos de la dictadura militar en Panamá que gracias a la labor de la Cruzada civilista hoy Panamá es un “país democrático y próspero donde se respetan los derechos humanos y las libertades fundamentales de los ciudadanos”.

A este le siguió la palabra de José Miguel Insulza secretario de la Organización de Estados Americanos quien reconoció que a pesar de los avances democráticos de la región, aún existen retos fundamentales como la atención de servicios públicos, la discriminación, la desigualdad de género y la marginalización de quienes piensan distinto al resto de las mayorías. La pobreza, agregó Insulza, quien releva el cargo el próximo me de mayo, intentó apaciguar las posturas distantes en el continente y alentó a las naciones, sin especificar una en específico, a respetar sus diferencias o ideologías. Tal vez, Insulza se refería indirectamente a las tensiones que mantiene Estados Unidos con Venezuela.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, anunció que presentará una carta firmada por millones de bolivarianos para que el presidente norteamericano Barack Obama derogue una orden impuesta en marzo pasado que sanciona a 7 funcionarios responsables por las muertes ocurridas en las recientes revueltas en ese país.

El expresidente Bill Clinton, uno de los oradores principales del Foro, identificó tres problemas básicos de la región. Enumeró como primer punto la estabilidad gubernamental y el crecimiento económico. Este punto se logra con la inclusión de la sociedad civil en la toma de decisiones de los gobiernos, y la lucha contra la corrupción.

Como segundo eje mencionó el acceso a la información y el derecho de la sociedad civil a interactuar a través de las redes sociales y medios de comunicación. Medios que colaboran en la fiscalización y el ejercicio de los funcionarios públicos. El tercer punto, en voz del expresidente Clinton, refuerza un trabajo internacional que ha irradiado por el mundo, la combatir el cambio climático. Incentivar la generación de energía limpia, agilizarla en el mundo. “México y Venezuela podrán seguir vendiendo su petróleo, peor o debemos generar electricidad a partir del oro negro o del diésel”, afirmó.

Tres horas después de inaugurado, 6:30 pm, se dio por concluida la sesión. Para hoy se tienen programadas varias sesiones de trabajo que intentarán hacer recomendaciones a los jefes de Estados que se concentrarán en las sesiones plenarias de la Cumbre el 10 y 11 de abril.

El temario abarca educación, salud, migración, participación ciudadana y gobernabilidad democrática entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario