miércoles, 28 de enero de 2015

Martinelli busca refugio en el Parlacen

El expresidente Ricardo Martinelli viajó ayer a Guatemala para asistir, como diputado, a la Asamblea Plenaria del Parlamento Centroamericano, los días 28, 29 y 30 de enero.

La nave Honeywell bimotor de doce pasajeros con matrícula N799RM arribó cerca de la una de la tarde al Aeropuerto Internacional La Aurora, de Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Acompañaban al exmandatario la abogada Alma Cortés, la diputada del Parlacen Charlotte Bronzino y Sebastián González, de acuerdo con información recibida por este diario.

Según el portal http://flightaware.com, el Hawker 800XP se encuentra a nombre de un fideicomiso custodiado por el Banco de Utah, en Salt Lake City, Estados Unidos. En el Registro Público de Panamá la aeronave se encuentra bajo la sociedad Red-Wing.

Tal vez lo primero que hizo Martinelli al llegar al Parlacen fue enviar una misiva al presidente del organismo regional centroamericano, Armando Bardales, para consultarle los procedimientos utilizados por este parlamento para levantar la inmunidad a sus diputados.

Martinelli desea saber, por ejemplo, si los presidentes que culminan su mandato poseen los mismos derechos que los diputados electos para el Parlacen. También preguntó sobre el procedimiento para levantar la inmunidad de los miembros, cuando unos años antes, él mismo buscó desvincular a Panamá del Parlacen.

La prensa nacional e internacional no se cansa de recordarle a Martinelli los calificativos que usó para referirse a este organismo regional antes de ser electo presidente: “es una cueva de ladrones”, dijo en no pocas ocasiones. Hoy, atrapado por sus propias palabras, parece ver en este el escenario ideal para denunciar “una persecución política en su contra”, por la administración de Juan Carlos Varela.

Martinelli ha manifestado ante la prensa “que es una víctima” y que no se ha “cogido un fucking real”. También dijo que “teme por su vida”.

El expresidente tendrá que rebatir la posición del resto de la bancada panameña, integrada por 21 diputados de los partidos Popular, Revolucionario Democrático (PRD) y Panameñista, que aseguran lo contrario.

A estos hay que sumar los procesos judiciales iniciados por el Ministerio Público por pinchazos y peculado en compras y contrataciones públicas que vinculan al expresidente.

Dorindo Cortez, parlamentario del Partido Revolucionario Democrático, rechazó las palabras de Martinelli durante una intervención ante la prensa local: “en Panamá (los órganos de justicia) le siguen (a Martinelli) una investigación penal seria; si hay una petición de la Corte (de Panamá) para que se proceda a levantar la inmunidad (a Martinelli), nosotros, como parlamentarios, esperamos que el Parlacen actuará con mucha responsabilidad”, señaló Cortés.

El diputado agregó que en Panamá se calcula que el daño al erario público durante el gobierno de Martinelli fue de “$1,500 millones”.

El diputado Gilberto Succari, secretario de la Junta Directiva del Parlacen y miembro del PRD, expresó que “aquí nosotros no vamos a encubrir a ningún maleante, ni a ninguna persona que haya cometido irregularidades. No somos juzgadores, pero el bloque de parlamentarios panameños, (miembros de los partidos Popular, Panameñista y PRD) estamos unidos para levantar la imagen del Parlacen y pedir que no haya inmunidad para nadie”.

Succari hizo un llamado al expresidente para que él mismo se despoje de su in munidad, dando ejemplo de honestidad, como quien no tiene nada que ocultar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario