martes, 9 de diciembre de 2014

Contratos vagos por sumas millonarias

Entre los contratos firmados durante la administración del ex ministro de Seguridad (Minseg), José Raúl Mulino, no solo producen dudas los referentes a la repotenciación de helicópteros Bell 212.

La Estrella de Panamá tuvo acceso a tres contratos vacíos, firmados por el titular del Minseg durante su periodo al mando de esta institución. Los contratos, por más de $2 millones, son vagos en la descripción de los servicios solicitados y no cumplen con el protocolo regular de Panamá Compra para la adquisición de repuestos o servicios. En su lugar, fueron concedidos en forma directa, a la empresa Safety Export, S.A.

Uno de los contratos, por ejemplo, firmado en 2012, ordena la compra o reparación de repuestos de aeronaves CASA, otro, compra repuestos de helicópteros Agusta, que arribaron a nuestro país en enero, marzo y mayo del 2013, por lo que sus piezas o repuestos están hoy todavía en garantía.  

La beneficiada —Safety Export, S.A.— es una empresa que inició operaciones en enero de 2012. Dos años después, sus teléfonos permanecen fuera de servicio.  

CONTRATOS CUESTIONABLES
El 25 de octubre de 2012, el exministro José Raúl Mulino firmó un contrato directo con Miguel Angel Rivas, representante legal de Safety Export, S. A.

El contrato, que  asciende a $797,327.80, indica que se trata de  la compra de “repuestos nuevos”  para el aviocar modelo CASA 212-300, con matrícula AN-260, propiedad del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN).

Tanto en este como en otros contratos, llama la atención la vaga descripción de los artículos a reparar o adquirir cuando en este mercado lo que prima es el número que identifica la pieza, un dato que no aparece en los contratos número 32-2012, 16-2012, y 004-2013.

El contrato 32-2012, que solicita repuestos para el AN-260,  consta de veinte cláusulas, pero en ninguna  se explica en qué consiste la propuesta técnica que justifica la compra del Minseg; no existe número de parte del repuesto o serie. Como consecuencia, se desconoce en qué condiciones se reparó o se instaló en  la aeronave —en caso de que esto sucediera.

El segundo contrato, el  16-2012 solicita repuestos  para otro aviocar marca CASA, mismo modelo que el anterior, pero con matrícula AN-250.

En este caso, el documento solicita la reparación de dos computadoras de piloto automático, un trim servo Assy, y dos  servo drive  para la nave en mención.  Este trato se pactó por $703,500.

El representante de esta casa en Panamá explica que bajo los parámetros mencionados en los contratos, es imposible encontrar las piezas citadas en los manuales de fábrica. Además, recomendó no usar el piloto automático debido a las condiciones climáticas del país.

Como en el anterior, tampoco se estipula el número de partes o de piezas, lo que, en todo caso, permite un márgen amplio en el costo de estos aparatos: puede tratarse desde el cambio de un fusible, que cuesta centavos, a  una pieza más sofisticada.

Curioso resulta que en la cláusula 14 se lee que la mano de obra está certificada por la casa fabricante Honeywell.

AGUSTA EN GARANTÍA
El tercer contrato que firma Mulino en representación del Minseg con la empresa Safety Export, S.A. se refiere al suministro de “repuestos nuevos  para inspecciones programadas para la aeronave Agusta W-139, conforme a requisición No. 545 del 13 de noviembre de 2012 y la cotización de la misma fecha”. El contrato es por $502,941, y se firmó en abril de 2013.

Vale la pena hacer un alto para recordar que el Agusta W-139 arribó a suelo panameño el 2 de  marzo de 2013. Nótese que la cotización en mención se hizo antes de que arribaran las naves al país.

La nave forma parte de la flota de seis helicópteros que adquirió el Minseg a la empresa italiana Finmeccanica, por tanto, las piezas aún se encuentran en garantía por un periodo de tres años y solo ha trancurrido la mitad. Cualquier compra de repuestos o piezas para este helicóptero debería llamar la atención al ministro de la cartera Rodolfo Aguilera por ser innecesaria.    

En este caso, la empresa autorizada por el fabricante  en Panamá es Helidesa, que se abastece de AW Filadelfia, representante de Agusta en los Estados Unidos, y no Safety, como se pretende hacer ver en el contrato en mención.

La Estrella de Panamá denunció, en septiembre de este año, compras por un monto similar para este helicóptero, con el agravante de que el número de serie de la nave no coincidía con ninguna de las que adquirió el  Minseg de Italia.

INICIO CON VUELO ALTO
La empresa Safety Export inició operaciones, según el permiso del Ministerio de Comercio, en enero de 2012. Su representante legal es Miguel Angel Rivas.

La empresa mantiene dos direcciones físicas; una en la Avenida Balboa, Bay Mall, local 309. La Estrella se acercó a esta dirección y solicitó hablar con Rivas, pero sus colaboradores no dieron referencia de él.  El local es una oficina particular, sin letrero en la puerta.

La segunda ubicación  es en el residencial Howard, Ponciana, número 06. Esta casa  tenía  varias cámaras de seguridad instaladas y, meses atrás, recibía camionetas de lujo con escoltas con cierta frecuencia.

Safety se dedica a la venta de uniformes y equipos policiales; suministro, mantenimiento y reparación de piezas para naves.  Sin embargo, no cuenta con la certificación de taller autorizado para estos trabajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario