miércoles, 1 de octubre de 2014

Otra compra dudosa del SENAN

El modo de proceder se repite: sobreprecios, repuestos para naves inexistentes y licitaciones abreviadas que parecen tener nombre

El director del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), Belsio González, emitió el 5 de mayo de 2013 una orden de compra para la reparación de piezas de tres helicópteros a un costo dos veces superior a su precio de fábrica.

La orden fue refrendada quince días después por el jefe sectorial de la Contraloría, Arnulfo Him. Curiosamente, una sola empresa, Safety Export S.A., se presentó al acto, que tenía como propósito el “overhaul” o reparación de tres servos de rotor de cola para tres naves.

Cada reparación o extensión de vida útil de los servos fue cotizado en $81,320. El total de las reparaciones ascendió a $243,960.

Sin embargo, las mismas piezas, adquiridas directamente de la fábrica, cuestan la mitad. Cada una tiene un costo de 42,504, según cotización solicitada por La Estrella de Panamá al representante autorizado por Bell en el país. Las tres partes alcanzan $127,512.

Según fuentes consultadas, este tipo de licitaciones tenían nombre y apellido. Por ejemplo, en esta oportunidad se desconoce si, al momento de que el SENAN recibió las piezas, el proveedor entregó los certificados de garantía que exigen las normas de aviación. Tampoco es factible verificar si realmente las naves requerían dichas reparaciones.

Además, la licitación no exige el certificado de conformidad que en aviación se conoce como el formulario 8130, papel que todo proveedor debe presentar al momento de entregar reparaciones.

Sin esta certificación, el SENAN no tiene forma de confirmar los antecedentes y la calidad de la pieza, por tanto, su uso implica un riesgo inminente para los tripulantes.

Safety es la misma empresa a la que el exministro de Seguridad José Raúl Mulino adjudicó la compra directa de repuestos por medio millón de dólares, para dos helicópteros Agusta que el Estado nunca adquirió.

Safety Export inició operaciones el 1 de enero del 2012, y se dedica a la venta de uniformes y suministro, mantenimiento y reparación de piezas para naves.

En mayo de este año el SENAN adjudicó la extensión de vida útil de dos aspas de la nave AN-135; una a la empresa American Airparts y la segunda a Raditek. Ambas compras suman $271,2600. En aquel momento, el SENAN tampoco solicitó el 8130. A los dos meses, el SENAN licitó la reparación de las cuatro aspas de la misma nave por un total de $190,000.

En ediciones anteriores, La Estrella de Panamá ha contado sobre la compra de repuestos para helicópteros inexistentes, el sobre costo de las piezas adjudicados a empresas que participan en licitaciones abreviadas efectuadas por el SENAN. El esquema en el que se han realizado estas compras pareciera otro gran escandalo sobre el uso de los fondos públicos sin que las autoridades tomen cartas en el asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario