jueves, 16 de octubre de 2014

EEUU y el embargo inútil

La Canciller hizo personalmente la invitación a Cuba. [Foto: Cortesía Ministerio de Relaciones Exteriores]


Por primera vez Panamá ha invitado a Cuba a la Cumbre de las Américas a celebrarse en abril 2015

El embargo internacional contra Cuba podría tratarse del castigo económico más largo de la historia diplomática.

En 1961, en plena guerra fría entre Estados Unidos (EEUU) y Rusia, cuando los bloques ideológicos competían con el desarrollo de las grandes potencias, el norte rompió relaciones diplomáticas con Cuba. Cinco años más tarde, la potencia promulgó un embargo a la isla enmarcada en la Ley Helms-Burton que incluía sanciones legales a quienes hicieran negocios con el régimen de Fidel Castro.

El panorama parece cambiar. Por primera vez después de haber sido suspendida como miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), Panamá, sede de la próxima Cumbre de las Américas en abril de 2015, ha tomado la iniciativa de invitar a Cuba.

Después de más de medio siglo de presión inútil, que no ha conseguido doblegar al regimen de la isla, ¿qué pretende el gobierno del presidente Juan Carlos Varela, procedente de un partido conservador, al invitar a Cuba a la Cumbre, tomando en cuenta que va contra los intereses de EEUU, uno de sus principales aliados?, ¿Será éste el escenario propicio para terminar con el que parece el último reducto de la guerra fría?

‘No’, indica Marcel Salamín, ex canciller de Panamá.

A criterio de Salamín, el hecho debería ser precedido por un debate en el Senado de los Estados Unidos, y el ambiente no es el propicio. La sola discusión, dice, es remota. El 4 de noviembre se realizarán comicios electorales parciales en el Senado. Tema crítico para el presidente demócrata Barak Obama, pues las encuestan dan una leve ventaja al Partido Repúblicano.

Por otra parte, añade Salamín, ‘sería muy difícil un planteamiento unilateral de Estados Unidos si Cuba no se mueve hacia la democracia. El estado de crispación que ha existido en EEUU durante años sobre Cuba, colocaría a Obama en una situación delicada dentro de su propio partido’.

Por otrolado recuerda, como dato curioso, que cada vez que se pone Cuba en la mesa de debate internacional, es La Habana la que lo sabotea. A la isla. asegura el analista, ‘ le conviene ese nivel máximo de tensión con el norte’. Además, apunta el ex diplomático, ‘Cuba prefiere esa libertad y evitar presiones sobre el qué y cómo debe hacer sus cosas’.

El otro lado de la moneda lo ilustra el también excanciller Jorge Eduardo Ritter.

‘No me extrañaría que Panamá fuera un punto de encuentro para Obama en sus relaciones con América Latina, ni siquiera en EEUU la comunidad cubana está de acuerdo con el embargo. El país volvería a retomar su rol de mediador, promovedor de paz en la región, le daría una preponderancia a Panamá en comparación con el rol diplomático que jugó el gobierno anterior, explica Ritter. Además, Cuba (desde 2009) fue admitida en la OEA cuando quiera ir’, recordó.

Paradójicamente, Estados Unidos parece haberse aislado del resto del mundo por el mismo bloqueo que pretende mantener a Cuba.

Los adelantos tecnológicos han acortado distancias. La presencia comercial de China y Rusia en la región es cada vez más agresiva, sin que ninguna de las dos naciones parezca cumplir con el respeto a los Derechos Humanos que se le exige a Cuba.

El mapa geopolítico de la región se alteró con el surgimiento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), en 2004, reflexiona Ritter. Y agrega que la independencia de la región frente a EEUU ha sido su ‘factor unificador’.

‘Si desapareciera esa espina (el embargo) las relaciones entre ambos bloques fluiría mejor’, indica.

1 comentario:

  1. Considero adecuada la Republica de Cuba sea invitada y espero asista por tener todo el derecho a ello. Cuba fue uno de los primeros paises que apoyó a Panamá en nuestra lucha para quitarnos la quinta frontera que era la antigua Zona del Canal. Hoy que somos mas soberanos que nunca es imposible se influya para bloquer tan sana iniciativa.

    ResponderEliminar