sábado, 20 de septiembre de 2014

Después de cinco meses, la fiscalíadesconoce cómo murieron las holandesas

Tras cinco meses de la desaparición de las jóvenes holandesas Kris Kremers y Lisanne Froon, el Ministerio Público (MP) aún no tiene una teoría de investigación definida que explique la muerte de ambas jóvenes.

"No sabemos las condiciones en que murieron y eso es lo que se está rescatando en este momento", afirmó la procuradora Ana Belfon. En el MP persiste la hipótesis de que las osamentas halladas en fechas distintas a orillas del río Culubre, en Altos de Romero, provincia de Bocas del Toro, fueron arrastradas por el rio.

"En el evento de que se hubiesen ahogado, los huesos q ue se han encontrado son el resultado del movimiento del río, que cuando baja la corriente va como desechando lo que trae", agregó Belfon. ¿Por qué el mismo río no arrastra otros huesos?, cuestionó La Estrella de Panamá. Belfon dijo no saber la respuesta; sin embargo, para el criminólogo Octavio Calderón existe evidencia circunstancial suficiente para que el Ministerio Público formule una investigación criminal y no lo hace.

Es tiempo para abrir una investigación criminal, ¿cuál es la excusa?, se pre gunta el criminólogo. Lo que acaba de decir Belfon es que ella está buscando el caso resuelto, en vez de hacer lo que el protocolo dicta, que es iniciar una investigación, agregó el experto.

Parece seguir olvidando que hay dos personas muertas, y todavía anda en su búsqueda, acotó Calderón.

El criminólogo considera que las probabilidades de que "aparezcan" juntas la pelvis de Kris y el pie izquierdo de Lisanne en el mismo sitio son nulas. "Dos huesos de personas descuartizadas terminan en el mismo banco de arena, pero la mochila llega intacta, ¿en qué mente cabe eso?", reflexionó Calderón.

Según Belfon, son los "expertos" quienes deben "elucubrar" si las jóvenes fueron asesinadas.

"¿Cómo van a determinar eso si no hay una línea de investigación, ella qué está esperando? Para que eso pase, ella debe de tomar acción", dijo el criminólogo.

Las chicas holandesas desaparecieron en el distrito de Boquete, Chiriquí, el 1 de abril, al parecer cuando recorrían el sendero El Pianista. Algunos testigos afirman haberlas visto regresar cansadas y preguntar la dirección hacia el pueblo.

La fiscalía sigue la hipótesis de que las jóvenes se extraviaron. A mediados de junio y principios de septiembre, aparecieron, a orillas del río Culubre, a doce horas a pie de El Pianista, parte del pie y el fémur izquierdo de Lisanne, y la pelvis y una costilla de Kris.

2 comentarios:

  1. hace rato la investigación del hecho criminal, se hubiera hecho, no cabe en la población, un accidente tan insólito, y con muestras tan puntuales en un lugar ... solo para despistar, el testimonio de la gente entonces no vale, solo el que ellos quieren escuchar, o alguien mando, claro esta que un grupo llevo esos huesos a ese lugar... y quieren engañarse a ellos mismos... porque ni los padres se creen ese cuento, y menos la población. caeran en su propia mentira

    ResponderEliminar
  2. Que paguen esos grupos de criminales....ojala que este mensaje lo lea ese grupo de criminales, sus risas se volverán gelatina... porque los encontraran...

    ResponderEliminar