viernes, 2 de mayo de 2014

Confesiones de un testigo

Rosendo Rivera que hasta hace menos de un año era el abogado del presidente Ricardo Martinelli, "se echa la soga al cuello" y revela a La Estrella de Panamá cómo el actual presidente de la Corte Suprema, José Ayú Prado, resolvió un cuestionario destinado al Presidente mientras ocupaba el cargo de Procurador General de la Nación.

Nombrado por el propio Martinelli, Ayú Prado fue "juez y parte" y se atribuyó concesiones en un caso en el que no debió haber intervenido para nada, según el abogado. Entre otros delitos, Rivera apunta al abuso de autoridad y tráfico de influencias que enmarca a su criterio en  los artículos 354 y 355 del Código Penal.

EL ENCUENTRO
El jurista cuenta que a mediados de junio de  2012 en horas de la mañana, como a eso de las diez, recibió una llamada del Administrador de la ATP Salomón Shamá quien le solicitó que pasara por su oficina. Fue un encuentro corto, Shamá era una persona muy ocupada. En el momento, afirma Rivera, no le extrañó la cita, pues Shamá también era su cliente.  

Días antes, Rivera había pasado por la Fiscalía VII para recoger un cuestionario que debía resolver su cliente, el presidente Martinelli. Se trataba de una hoja con doce preguntas, cuyo contenido se centraba principalmente en corroborar la autenticidad de los correos electrónicos, tanto de Martinelli como de Mauro Velocci y de Valter Lavítola. Servía también para averiguar si existió intercambio de mensajes entre los mencionados, y si Martinelli estaba al tanto de los  noticieros  a los que se refiere la querella.  (ver facsimil). 

Rivera tomó las hojas y las mandó a la Presidencia para que el mandatario las respondiera y, posteriormente, si había algo que corregir, él lo haría. Trato normal entre abogado y representado.

“Cuando llegué a la oficina de Shamá, me dijo Salo; aquí esta el cuestionario resuelto, así debe quedar, pásalo para que el Presidente lo firme”, recordó Rivera.
- ¿Quién lo resolvió?, preguntó  Rivera.
- No hay ningún problema, sólo tienes que revisarlo, hazle el encabezado. El cuestionario lo resolvió Ayú Prado, acotó Shamá. Y añadió: “no te preocupes, las respuestas fueron hechas por el propio procurador”.
- ¿El procurador resolvió el cuestionario?, insistió Rivera.
- Si, si, las respuestas las resolvió el propio Ayú Prado, así que no debemos tener problemas con eso, fue lo que dijo Shamá, según lo declaró  Rivera.

"Dentro del órgano judicial, así como dentro del mismo Ministerio Público, hay escalafones y hay independencia en las decisiones que toman los personeros fiscales de circuito y superiores. Alguien le envió el cuestionario al Procurador.

Puede haber sido desde la Presidencia o pudo haberlo pedido él a un subalterno y si es el jefe, se lo llevan", explicó Rivera. De acuerdo a las palabras del ex abogado de Martinelli, el hoy presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), José Ayú Prado, que entonces actuaba como Procurador General de la Nación hizo la vez de abogado del presidente, supuestamente sin que él estuviera al tanto de la “colaboración”. 

De ser ciertas las palabras de Rivera, y tomando en cuenta el cargo que ostentaba, evidencian una clara injerencia del poder, y parcialización a favor de  una de las partes. Dicho esto, cabe decir que la conducta de Ayú Prado en esta ocasión es una grave falta a la ética profesional, podría ser un delito contra la administración pública en lo concerniente al capitulo que abarca los casos de corrupción de servidores públicos. 

Además, señaló Rivera, si se abre una investigación, hay motivos suficientes para la anulación del caso ganado contra a Herrera, por clara "contaminación" del propio agente instructor.

Las inquietudes de la fiscalía se resolvieron en papel blanco, sin membrete de la Presidencia o de la firma del abogado Rivera. Así se puede comprobar en el expediente, en las hojas 341 y 342, consultado por La Estrella de Panamá.

LA VERSIÓN DE AYÚ
"Lo que yo le puedo responder es lo formal", manifestó el presidente de la Corte José Ayú Prado al confrontarle las declaraciones de Rivera.
  
Ayú Prado afirmó que  "el expediente está en trámite de apelación y por ende la administración de justicia debe ser muy cauta al manifestarse sobre sus interioridades. Y máxime que yo no soy el que está manejando la apelación ni nada por el estilo”. Seguido agregó; “yo no voy a manifestarme acerca de cualquier expediente que este en apelación, máxime que yo no soy la autoridad que conoce la apelación”.

“Yo no se responder preguntas descabelladas tendría que responder de manera formal. No puedo contestar sobre asuntos interiores de un expediente que está en apelación máxime que yo no soy quien maneja la apelación y maneja la instancia" reiteró  Ayú Prado.
    
El Ministro Salomón Shamá no contestó las múltiples llamadas de teléfono y mensajes  que efectuamos con el propósito de conocer su posición acerca del tema.

LOS VIDEOS DE LA CSJ
Lo que me llama la atención es que con ese principio tan arraigado a la justicia y legalidad no haya dejado el caso antes,  comenté a Rivera.  “En un principio cuando me enteré de la situación, en el mismo acto manifesté mi descontento a Martinelli y Shamá  y obtuve una especie de compromiso de no intromisión. Y que me haya dado cuenta yo, conmigo, en mi proceso, de lo que yo tenía que hacer como abogado no tuve noticia de ninguna otra intromisión”. Pero al parecer la hubo sin que Rivera o las cámaras de la CSJ lo notaran. 

Como parte de las pruebas de la querella presentada por la defensa del ex juez Alexis Ballesteros, que pretenden demostrar “la marcada injerencia de personajes que ostentan altos cargos” dentro del poder ejecutivo y que presumen de ser la “llave maestra” para torcer la justicia,  el abogado Alberto Reyes, defensa de Ballesteros solicitó al presidente de la CSJ, José Ayu Prado, copia de los videos de los días 24, 25,26,27, y 28 de marzo del corriente en las que captan las entradas a  los despachos de los magistrados Secundino Mendieta y Wilfredo Saenz.

La respuesta que recibió Reyes fue una carta firmada por Ayú Prado en la que otorga dos discos óticos  con  videos de dos fechas, 27 y 28, en horarios de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., únicas fechas que aparecen en el sistema, ya que los otros días solicitados no se visualizan por fallos en el equipo de grabación, se lee en la nota.  (ver facsimil)

Esto no le parece una gran casualidad? Pregunté al presidente de la Corte. 
-"No me parece ninguna casualidad" respondió.
¿Cada cuanto ocurre esto en la Corte?
- "Esto no lo voy a comentar porque es un asunto de seguridad salvo que alguien me lo pida por escrito y hay que tener cuidado con respecto a eso porque la respuesta que yo dé  estoy dando a entender alguna situación con lo que respecta a la seguridad de la Corte y no le voy a dar publicidad a ese asunto".  

Acto seguido añadió; "la respuesta concreta es la que se le dio al abogado Alberto Reyes, él pidió unos videos para un propósito yo le di los videos para el propósito que él me pidió, lamentablemente él no esta cumpliendo con su palabra porque la documentación que se me pidió para  un  propósito yo estoy confiando en la palabra de honor en que se pidió para tal propósito".

El ex juez Ballesteros denunció la injerencia de otros magistrados y del mismo Ayú Prado en el caso en mención. 

En su querella ante la Asamblea Nacional, contra los magistrados Secundino Mendieta, Wilfredo Saenz, Alejandro Moncada, José Ayú Prado y el ministro Salomón Shamá, el ex juez afirma que fue abordado por el magistrado Wilfredo Saenz quien le indicó en presencia del entonces magistrado presidente Moncada Luna que resolviera en derecho las situaciones que estaban dentro del proceso de Herrera ya que el presi dente estaba involucrado. 

El apoyo venía condicionado, según Ballesteros, a perder el puesto en caso de no acceder ya que su cargo era interino. Ballesteros dijo fallar en derecho consciente de que esa decisión no podía ser otra.  En aquella ocasión, se lee en la denuncia, “en presencia del magistrado Saenz, el entonces señor presidente de la Corte marcó en mi presencia el número de teléfono que dijo era el Ministro de Turismo Salo, a quien le informó que no había ningún problema, que se contara con el apoyo por parte de ellos  (Saenz y Moncada Luna)”.

POR QUÉ HABLA RIVERA
Tomando en cuenta que Rivera sustentaba sus declaraciones al apego a la justicia y sentido moral le pregunté: ¿Por qué tardó tanto tiempo en revelar esto? 
-“Era delicado,  pero siento que ahora, en este momento, una persona ya se atrevió (Ballesteros). La persona menos esperada, porque nunca se había visto una declaración como la que ocurrió, y siento que esa persona, a la que han intentado vilipendiar y ha sido objeto de ataques, no tiene el respaldo de quien pueda confirmar sus afirmaciones”, sostuvo el jurista.

Si usted le dijo al presidente lo arriesgado que era que se resolviera por Ayú, ¿por qué no tiró a la basura  ese papel que había contestado Ayú e hizo uno nuevo? 

Buena pregunta, contestó el abogado,  “pero no estaba en mí decidir eso. El cuestionario en la práctica lo debí responder yo pero no fue así. Son situaciones que no estaban en mis manos decidir, al final decide quien manda”, sostuvo Rivera. 

Como abogado, añadió, "me da tristeza ver a los dirigentes del gremio callados en momentos en los que la Justicia está en peligro. Da tristeza como no tienen una actitud más beligerante en apoyo a las situaciones como las que puso en evidencia el ex juez Ballesteros".
  
"Hoy yo puedo dar fe de que, para mí, al menos en una ocasión, sí existió esa intromisión y sí existió esa intromisión, que en su momento fue sumamente grave. Y peor aún, esa persona que resolvió el cuestionario y que ostentaba el cargo de Procurador, hoy en día no solamente es Magistrado de la Corte, sino que es presidente de este organismo, y está siendo señalado por un juez como una persona que trató de manipular una situación legal en un caso determinado", insistió Rivera.

"Nosotros tenemos conocimiento de eso. Levanto la voz aun en perjuicio de nuestros propios intereses porque obviamente así como al señor juez lo han amenazado, lo han seguido, intentarán hacerlo conmigo. Pero nosotros sabemos que obviamente la justicia es uno de los pilares de la democracia y debo decirlo", recalcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario