viernes, 27 de diciembre de 2013

Panamá sustenta propiedad del Doria y espera que Ecuador reconsidere su posición

La nave está registrada en Panamá y es propiedad de una compañía panameña.


El Ministerio de Relaciones Exteriores, representado por el canciller Fernando Núñez Fábrega, y un equipo de directores generales, presentó este jueves a la prensa nacional y extranjera, la documentación debidamente apostillada, que sustenta que el barco Doria, retenido en Ecuador, está registrado bajo bandera panameña por lo cual Panamá tiene todos los derechos soberanos sobre la nave.

El canciller Núñez Fábrega explicó que toda esa documentación ha sido remitida oportunamente a las autoridades ecuatorianas con la solicitud de la devolución del barco para el debido proceso, ya que la responsabilidad penal corresponde a Panamá, sin embargo a la fecha no se ha recibido respuesta alguna.

Por el contrario, el encargado de negocios del Ecuador regresó a Panamá la semana pasada con una solicitud de reconsideración del asilo otorgado a Galo Lara, indicó  el ministro.

Esto indica claramente que las autoridades ecuatorianas están ligando la solicitud de reconsideración del asilo a Galo Lara con la devolución del barco, explicó el ministro Núñez Fábrega.

“Lo más evidente es el comportamiento, la dilación de la respuesta no tiene explicación”, indicó el ministro Núñez Fábrega. “Condicionar un caso con otro, no tiene asidero, es improcedente y está fuera de lugar”, añadió el jefe de la diplomacia panameña.

"Esperamos que Ecuador reconsidere su posición", añadió el ministro panameño.


Desde un inicio Ecuador violó las normas internacionales al retener un barco de bandera extranjera en aguas internacionales, sin notificar, ni esperar la aceptación por parte del país propietario de la embarcación, en este caso Panamá, como determina la Convención del Mar de las Naciones Unidas, explicaron las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por otro lado, Ecuador tampoco ha cumplido con el término de 24 horas para responder a la solicitud de Panamá para la devolución de la nave y por el contrario ha dilatado la respuesta por 45 días a la fecha, añadieron.

Además, las autoridades ecuatorianas argumentan que se ha solicitado el barco, la tripulación y la droga que transportaba. "Eso es absolutamente falso, se ha notificado hasta la saciedad que Panamá aceptará el informe de laboratorio del Ministerio Público ecuatoriano para continuar el proceso", explicó el canciller Núñez Fábrega.

La República de Panamá continuará realizando todas las gestiones diplomáticas y jurídicas que en derecho le asisten y espera que la designación de un nuevo viceministro de Relacionas Exteriores en Ecuador constituya una posibilidad de diálogo, dijo el ministro Núñez Fábrega.

"Esperamos que Ecuador reconsidere su posición", añadió el ministro panameño.

Mientras tanto, entre los puntos que sustenta Panamá en este caso, que ha traspasado del ámbito judicial al diplomático, figuran:

  1. La nave está registrada en Panamá y es propiedad de una compañía panameña.
  2. La nave fue detenida en aguas internacionales por la marina ecuatoriana sin informar a las autoridades panameñas como indican los tratados internacionales que regulan la materia.
  3. Ecuador no solicitó el permiso de abordaje en aguas internacionales de un barco con matrícula panameña como lo exige el Tratado del Mar aprobado por las Naciones Unidas.
  4. El argumento que esgrime el fiscal general ecuatoriano en el sentido que no se ha probado la propiedad de la nave no se ajusta a la verdad. Los documentos de registro y propiedad fueron debidamente apostillados y autenticados y fueron entregados en el juzgado que atiende el caso.
  5. La juez de primera instancia en el Ecuador determinó que la nave y la tripulación debían ser entregados a la República de Panamá para deslindar responsabilidades.
  6. El Ministro del Interior ecuatoriano en su momento aceptó públicamente que la nave Doria y su tripulación debían ser devueltos a las autoridades panameñas para las investigaciones de rigor.
  7. Panamá acepta que 799 kilos de cocaína fueron encontradas a bordo de la nave lo requerirá de una investigación criminal para deslindar responsabilidades. La droga fue incinerada por lo que Panamá acepta como buena la certificación emitida por el gobierno ecuatoriano.
  8. Panamá reclama la devolución de la nave y su tripulación en el marco de los acuerdos y convenios internacionales que rigen la materia, habida cuenta que el Doria fue detenido en aguas internacionales sin previo aviso o consulta a las autoridades panameñas.
  9. Panamá opera la mayor marina mercante en el mundo por lo que hará valer los derechos que protegen a sus conciudadanos. La devolución del Doria y su tripulación se ajusta al estricto derecho internacional.
  10. Funcionarios ecuatorianos han condicionado la devolución de la nave y su tripulación a la extradición de un ciudadano ecuatoriano que se ha acogido al derecho de asilo en Panamá. Panamá no puede acceder a esta petición por razones del derecho internacional humanitario como explica la Dirección de Asesoría Legal de la Cancillería.

Participaron en la conferencia de prensa los Directores Generales Floreal Garrido de Política Exterior, Vladimir Franco de Asuntos Jurídicos y Tratados y Tomás Cabal, de la Unidad de Análisis Antiterrorista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario